50 años del inicio de The Troubles en Irlanda del Norte

50 aniversario

The Irish Times ha publicado una serie de artículos para recordar, más que celebrar, el inicio 50 años atrás de “El Conflicto” (The Troubles) de Irlanda del Norte 1969. Resaltó “La Batalla de Bogside” (Derry), la razzia contra los católicos en Belfast, la ola de refugiados del norte a la República del Sur, la lucha por el poder dentro del gobierno del Sur, y el uso del ejército británico en las calles de Irlanda del Norte. Estos acontecimientos iniciales, según el editorial del periódico, reveló al mundo la “naturaleza sectaria” del Estado de Irlanda del Norte impuesto por los ingleses y unionistas protestantes con la Partición de Irlanda en 1920. Y también demostró cómo el gobierno británico había ignorando la discriminación y represión de la comunidad nacionalista desde la fundación del estadillo.

Soldados britanicos en Belfast

Interesante los comentarios de soldados británicos que estaban allá y sobre todo en el principio cuando la gente de la comunidad nacionalista, sobre todo en Belfast, los recibió con las manos abiertas, dándoles tasas de té, tortas y sándwiches. Eran vistos como salvadores para frenar los ataques sin piedad de los grupos paramilitares y policías del estado sectario. El editorial termina diciendo que hoy hay mejoramientos como menos discriminación y menos violencia. Sin embargo, las dos comunidades todavía están profundamente divididas y ni pueden llegar a un acuerdo para reponer la Asamblea Legislativa que no funciona desde Enero 2017 y compartir el poder.

Amnistia para soldados

The Guardian entrevistó a veteranos militares que sirvieron en Irlanda del Norte y que atendieron una conmemoración especial en UK. Surgió como siempre el problema de la amnistía, tanto para soldados que cometieron excesos como los paramilitares protestantes y católicos. Los datos: cerca de 300.000 personal militar sirvieron en Irlanda del Norte desde agosto 1969. Murieron un estimado 3.600 personas durante los 30 años del conflicto, incluyendo 1.441 miembros de las Fuerzas Armadas. Un veterano sostiene que ampliar la amnistía a todo el mundo es sentido común. El gobierno británico está empeñado en no enjuiciar a soldados acusados de causar muertos de civiles. El mismo soldado lamentó la pérdida rápida de la buena voluntad de los católicos y su oposición abierta cuando el gobierno británico introdujo internamiento en 1971. Admite que sufrió de estrés postraumático. La solución que le ofrecieron sus superiores fue “ir a tomar un trago”. Al final reflexiona que la contribución de él y otros militares británicos sí ayudó eventualmente a asegurar la paz.

Interesante la reflexión de un comentarista irlandés sobre Europa: alega que los irlandeses están tan preocupados por lo que pasa en UK que ignoran por completo lo que está pasando y lo que piensan los países europeos. Es una anomalía porque son los europeos los que están apoyando el país contra Brexit. Alega que los irlandeses no saben lo que pasa en Europa y que ni les interesa.

Jeremy Corbyn

Por fin, Jeremy Corbyn, el líder del partido principal de la oposición parlamentaria británica, se ha movido para contrarrestar la posibilidad de salir de UE sin acuerdo. Propuso que su partido, con él a la cabeza, dirija un gobierno temporal “de tiempo estrictamente limitado” para matar Brexit sin salida el 31 de octubre y promete una elección después. La oferta vino de un debate entre políticos que se oponen a la salida sobre la posibilidad de un “gobierno de unidad nacional” para salir del paso.

Jo Swinton

Jo Swinton, la nueva jefe del Partido Liberal Democrático, descartó la idea de Corbyn como primer ministro por ser una persona “divisoria”, “controversial” e incapaz de conseguir una mayoría en el parlamento. Ella tuvo que rectificar en seguida cuando le cuestionaron sobre su promesa de evitar Brexit sin salida sea como sea. Los disidentes del partido conservador también rechazan a Corbyn y proponen como primer ministro interino a políticos “Grandes”. Los demás partidos aceptan la idea de Corbyn y entran de una vez en conversaciones. Al fin y al cabo, Corbyn es líder del partido principal de la oposición. Sin embargo, hay que reconocer que existen dudas sobre la posición del partido laborista frente a cómo enfrentar a Brexit: sigue siendo confusa y pragmática.

Boris Johnson

De hecho, cualquiera elección (realidad que se acecha) sería un referéndum sobre Brexit y el primer ministro Johnson lo haría así. Y premia el tiempo. La izquierda argumenta que la sombra de EEUU es un factor importante después de Brexit. El mismo analista opina que UK enfrenta una cuestión existencial: querer estar inundada con alimentos genéticamente modificados y pollos clorados de EEUU y un Servicio Nacional de Salud (NHS) privatizado y en manos de corporaciones estadounidenses o querer estar cerca a Europa.

Hay políticos que están llamando al gobierno de convocar parlamento ahora frente a documentos oficiales filtrados de posible escasez de alimentos y medicinas, problemas en los puertos y fronteras incluyendo la de Irlanda al salir sin acuerdo. Johnson dice que no. El tiempo se apremia.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: