Amor-odio anglo-irlandés, unión mediático anglo-saudí y ¿Le Monde?

La última amenaza de Boris Johnson, primer ministro británico, para forzar concesiones de la Unión Europea (UE) es de quitar la cooperación militar e inteligencia británica a cambio de que ellos abandonen la salvaguarda irlandesa para asegurar una salida (Brexit) con un acuerdo favorable antes del 31 de octubre. Empleando la táctica de avanzar confundiendo el enemigo Johnson puso sobre la mesa un acuerdo para hacer una excepción de Irlanda del Norte concordando alinearla con los requisitos europeos en cuanto a productos agropecuarios, es decir prometer una inspección aduanera en tierra firme antes de cruzar el Mar Irlandés.

Evegeny Lebedev

Pero Brexit no es la única amenaza que enfrenta el futuro del país acá. Surgen más peligros a la democracia británica en la forma de alianzas mediáticas sospechosas. La unión entre el ruso Evegeny Lebedev, el dueño de dos periódicos británicos, The Independent y The Evening Standard, el periódico vespertino gratis de Londres con el príncipe, Mohamed bin Salman de Arabia Saudita. The Guardian defiende la difusión alegando que es un asunto de interés público ya que, según sugerencias del gobierno británico, el estado saudí es codueño de 30% de los periódicos.

El problema es que una sentencia de una corte dictó que el gobierno perdió la fecha tope para intervenir en la compra. The Guardian revela la presencia de un inversionista misterioso que compró las acciones usando una telaraña de bancos se ultramar (offshore). La suposición es que los dos periódicos ya son parte del Estado saudí. Los dos personajes se encontraron en Londres para una cena a la cual apareció Richard Branson, el fundador de la línea aérea Virgin Atlantic y el patrocinador del fallido Venezuela Live Aid en la frontera entre Colombia y Venezuela a la petición de Juan Guaidó. Otra cosa interesante es la revelación del Sr. Byam Shaw, director de The Independent que había hablado de la inversión original saudí con Tony Blair, ex primer ministro británico, cuyo Instituto ha sido beneficiario de millones de libras del Grupo de de Mercadeo e Investigación Saudí controlado por el estado saudí que maneja varias franquicias de The Independent en el Medio Oriente. A propósito, algunos periodistas británicos de The Independent reportan que las franquicias en el medio oriente no traducen artículos críticos de los saudís.

Daniel Kretinsky

La denuncia coincide con el intento de tomar posesión del periódico francés Le Monde por parte del industrialista checo, Daniel Kretinsky. El personal teme que el tipo busca tomar control completo del periódico. El personal que administra el periódico y son dueños de 25% de las acciones cree que tiene el derecho de oponerse a la venta o la adquisición de lo que se considera el pilar intelectual y político de Francia. Kretinsky ha comprando varios revistas como Elle y al principio 10% de Le Monde pero uno de los socios vendió la mitad de sus acciones al checo. A propósito el grupo mediático español Prisa tiene 20% de acciones que el checo y otro socio trataron de comprar.

En Irlanda crece la preocupación por los efectos de una salida Brexit sin acuerdo: un columnista irlandés tituló su artículo: el Reino Unido de Absurdistan, declarando en forma burlona que la democracia británica se ha construido sobre el feudalismo. El autor, reconocido como anti-británico, se burla de la creencia que Westminster es la “madre de todos los parlamentos” y la “envidia del mundo democrático”, Bromea cuando afirma que ahora el parlamento británico es la “madre de algo”, pero no de una democracia parlamentaria.

Ahora algo que me encanta: sacar de un incidente o personaje que influyó la política de un país. Recuerdo los artículos del periodista e investigador venezolano, el difunto Jesús Sanoja, por ejemplo que ayudó a entender personajes militares durante los primeros dos años del gobierno de Chávez, o Jorge Olavarría que dibujaba el aporte de presidentes militares o el decano de los historiadores, Domingo Alberto Rangel.

Jacob Rees Mogg se burla del parlamento

Durante el debate parlamentario donde el gobierno perdió cuatro veces, un miembro importante del gobierno y líder de la Cámara de Comunes, Jacob Rees Mogg acusó la oposición de amarrar las manos del primer ministro en sus esfuerzos de llegar a un acuerdo con UE. Y sacó el ejemplo -a propósito– del parlamentario irlandés, Charles Stewart Parnell, líder de los nacionalistas irlandeses en la Cámara de Comunes en 1885. Lanzó el comentario malicioso que la oposición unida parece a Parnell y sus intentos de “taponar” el parlamento usando tácticas filibusteras.

Charles Stewart Parnel

El historiador, Diarmaid Ferriter clarifica que en 1886 las tácticas que utilizó Parnell persiguieron “impedir que una entidad imperial dictara el destino de Irlanda”. Hoy para los políticos del establecimiento británico los irlandeses siguen siendo un obstáculo. Por eso la relación de amor-odio eterno de los irlandeses hacia los ingleses. Parnell no pudo alcanzar su objetivo y su partido se desmoronó dando lugar a la rebelión de 1916.

El gobierno prorrogó el parlamento por cinco semanas y nadie sabe lo que pasará.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: