¡Aunque no puedas ver Dios está obrando!

La duda, la desesperanza, el miedo, la ansiedad, la apatía, la frialdad, las puertas cerradas, así un sin fin de argumentos como estos son los que nos llevan a pensar que Dios está dormido o ausente, allí surge la culpa, la condenación, el juzgar a otros, el cuestionar, en definitiva es ver que no pasa nada frente a lo que esperas, o deseas, tomando en cuenta que el deseo se puede convertir en algo lejano y que genera ansiedad, incluso solo te permite tener paz pasiva, mientras que si te afirmas y declaras constantemente por lo que esperas solo allí, Dios empezará a obrar de la forma que tu jamás podrías imaginar.

La paciencia, la tolerancia, la prudencia son armas fundamentales para avanzar y ver la manifestación de las bendiciones en tu vida, solo con actitud, determinación, pasión y esfuerzos de satisfacción podrás traer el cielo a la tierra.

Hoy te invito a enfocarte en las promesas que Dios te ha dado, él no llega tarde ni temprano, ¡llega a tiempo!, aunque tus ojos físicos vean lo contrario, aprende a mirar con los ojos del alma y del espíritu, solo allí podrás disfrutar de lo que mereces aún sin tenerlo en tus manos.

Nos han enseñado que el tiempo óptimo para dormir son ocho horas, recuerda que mientras tu duermes hay alguien que está tomando control y ajuste de aquello que anhelas, por lo tanto entrega con confianza, pon tu cabeza sobre la almohada en reposo, por ende con la convicción de saber que te llegará. Cobra fuerza y ánimo, que el tiempo sobrenatural de Dios avanza conscientemente, ocúpate de invertir en ti, en tu mundo interior, cuidando lo que comes, al mismo tiempo cuidando lo que hablas, si tu boca confiesa lo incorrecto difícilmente podrás sentir que Dios está obrando, pero si tus frutos a través de tus acciones son cónsonos con tus pensamientos solo así comenzaras a ver milagros de él en tu vida.

¡Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas! Miguel de Cervantes Saavedra.

Nayancy Castillo

vickivale@hotmail.com

Instagram @nayancicastillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: