Ciencia para todos

El secreto de Google para innovar

Finalicé mi última columna diciendo que los buenos ejemplos hay que seguirlos.

No me canso de repetir esta máxima cuando tenemos un país colmado de todo tipo de recursos y de las mujeres mas bellas del mundo. (Será que Dios solo pensó en Venezuela cuando hizo el mundo) y con una de las poblaciones más jóvenes de la Tierra, esperando obtener un nivel de vida cónsono al siglo 21.

Si bien es cierto que Google, la empresa más exitosa del mundo virtual se desempeña en el sector privado, su filosofía de trabajo puede ser adoptada por cualquier ente público o una mezcla de ambos.

Podemos afirmar, sin miedo a equivocarnos, que aquellos países que tienen al desarrollo científico y tecnológico como una pata de la mesa han tenido éxito en un corto y mediano plazo.

Han adoptado una filosofía de trabajo abierta, sin prejuicios y con la suficiente habilidad de negociación para lograr transferencia de tecnología que le permita su posterior desarrollo.

Y han aplicado el principio de que hay que seguir y, a veces copiarse, los buenos ejemplos.

Japón y Alemania terminaron una guerra en el año 1945 donde, prácticamente, no había piedra sobre piedra. Treinta años después tenían de rodillas a dos grandes industrias del país que los financió, la electrónica y la automotriz.

La India, un país que recién logro su independencia de Inglaterra, siendo uno de los mas habitados, con todos los problemas étnicos e interraciales ha logrado ser un gran exportador de tecnología sobre todo en el área de la informática y provee al mundo, anualmente, de la mayor cantidad de especialistas egresados de sus centros de formación académica.

Con miles de problemas de diversa índole, la India ha logrado elevar el nivel de vida de muchos jóvenes y colocarse entre los países con mejor perspectiva en el desarrollo científico y tecnológico.

En mi reciente visita a Brasil tuve la oportunidad de visitar a viejos amigos del MIT que dirigen la industria nuclear y pude observar, no puedo negar con mucha envidia, como están trabajando en recursos humanos y convenios con las mejores universidades del mundo para continuar ese indetenible desarrollo tecnológico que los coloca como la quinta economía del mundo, habiendo desplazado al gigante Inglaterra a fuerza de creer en una política de ver hacia el mundo del siglo por venir. Mandaron al cesto de la basura el “Retrovisor” y los prejuicios.

La innovación es parte fundamental de ese proceso de desarrollo y veo en Google un buen ejemplo a seguir.

Entre otras cosas, su estrategia consiste en invertir en Investigación y Desarrollo.

Realmente no es exclusivo en ellos porque otras, muy exitosas en el área de la alta tecnología también lo hacen, solo que Google es quien más invierte, por ejemplo:

Veamos las 6 primeras y los porcentajes de su ingreso anual que invierten:

  1. Google un 13,6%
  2. Microsoft un 12,9%
  3. Amazon un 6,3%
  4. Samsung un 6%
  5. IBM un 5,9%
  6. Apple un 2,2%

En términos cuantitativos la inversión de Google supera los 7.000 millones de dólares para este año.

Para hacer una inversión de esta magnitud se requiere tener confianza y mucha certeza en lo que se está haciendo.

Sus éxitos le dan esa confianza la cual está basada en un proceso de innovación de productos muy estricto pero a la vez muy simple. Veamos cómo se desarrolla:

Las ideas parten de abajo para encima:

El personal subalterno se dedica a pensar en diversas mejoras para cada uno de sus productos y las llevan a sus supervisores. Un comité de alto nivel las selecciona y aprueba y asigna los recursos para su desarrollo al igual que las incluyen en el plan anual de inversiones para su posterior seguimiento.

 El programa 20%:

Los ingenieros pueden tomarse un día a la semana para trabajar en otros proyectos que no estén ligados a sus áreas específicas usando la poderosa infraestructura tecnológica de la empresa. De este Programa 20% surgieron exitosos productos como el famoso correo electrónico Gmail (usado por millones de usuarios en el mundo) y Orkut, la cual es una red social promovida por Google desde enero del 2004. La red está diseñada para permitir a sus integrantes mantener sus relaciones existentes y hacer nuevos amigos, contactos comerciales o relaciones más íntimas. Sus mayores usuarios están en Brasil y la India.

 Los equipos de trabajo son pequeños:

Se trabaja con equipos no mayores de 20 personas por proyecto. En el caso que se requieran más especialistas se dividen en sub-grupos. Esto permite un mejor seguimiento y supervisión de parte de los líderes del proyecto.

 Las metas y objetivos deben ser preestablecidas:

La mayor parte de los productos tienen un tiempo límite y una fecha para su lanzamiento. En el caso de actualizaciones de productos ya existentes el tiempo es de seis semanas. Para aquellos productos nuevos que arrancan de “cero” el tiempo es de año y medio.

 El Dogfooding: 

Es un término interno de Google. Esta relacionado con las pruebas que se le hacen a cada producto por parte de los empleados los cuales siguen un procedimiento sumamente estricto.

La idea es que cuando la actualización o nuevo producto salga a la disponibilidad del público tenga un mínimo de errores.

Esta parte me gusta porque a veces tenemos la tendencia de hacer aquello que llamamos “Ensayo y Error” lo cual hace que se pierda la confianza y seriedad entre quienes lo practican.

 Escuchar a los usuarios:

Aunque los productos se prueban bajo un gran nivel de exigencia siempre hay la posibilidad de que haya un error o que los mismos usuarios sugieran determinadas mejoras o cambios.

Es una política muy estricta que cada observación que les sea enviada sea analizada en todo su contexto.

En esto se diferencia de Apple la cual una vez que saca un producto no lo cambia hasta que salga una nueva versión.

Google es uno de los casos más notorios de una creciente obsesión del medio científico y tecnológico por el tema de la Innovación.

Una encuesta de la empresa PwC divulgada en septiembre de este año, elaborada en 1.300 empresas del sector tecnológico en más de 25 países llegó a la conclusión que para 93% de ellas la innovación de nuevos productos será el factor fundamental para su crecimiento y mantenimiento como líderes en sus respectivas áreas.

Google en Latinoamérica

 En su permanente búsqueda de talentos y nuevos productos alrededor del mundo (Google ha comprado diversas empresas ya desarrolladas, como por ejemplo You Tube) adquirió, AKWAN, una compañía de alta tecnología, que se originó en la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil.

Después de 8 años ha invertido más de 200 millones de dólares para establecer un centro de innovación y desarrollo en esa ciudad.

Se inició con apenas 20 ingenieros y a la fecha va por los 120 y sigue procurando talentos en diversas universidades y otros sectores en Brasil.

El sueldo promedio de estos profesionales esta por el orden de los 100.000 dólares.

Han establecido acuerdos con ocho centros universitarios para la formación de futuros recursos humanos.

Igualmente es notorio el apoyo que ha recibido del Gobierno federal y estadal para facilitarles su equipamiento y desenvolvimiento en el país de Pelé.

De manera que la armonía o amalgama entre el sector científico-tecnológico, la empresa privada y el sector público sí puede dar frutos.

Veamos a Japón, Alemania, India y Brasil.

Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres.

 Albert Einstein

Leancy Clemente

leancyclemente@gmail.com/@leancyclemente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: