Coctel de camarones

Manuel Cabieses Donoso

Carta abierta. En la edición número 664 de Las Verdades de Miguel del pasado 23 de marzo nos referimos a la carta pública que suscribieran 154 norteamericanos, exhortando “a los gobiernos de Estados Unidos y Canadá a que eliminen inmediatamente sus sanciones ilegales contra Venezuela y respalden los esfuerzos de mediación entre el Gobierno de Venezuela y los segmentos no violentos de la oposición política” y propusimos que desde nuestro país se adelantara una iniciativa similar “solicitando el cese de las medidas de hostilidad económicade cerco financiero que en definitiva han desmejorado la calidad de vida de los venezolanos”. Hoy les traemos, una “carta abierta” que tampoco ha sido difundida por las corporaciones mediáticas internacionales que el prestigioso periodista chileno, Manuel Cabieses Donoso, dirigió el pasado 22 de marzo al presidente de ese país, Sebastián Piñera, señalándole que “tiene la oportunidad de defender en América Latina los valores del pluralismo ideológico y el respeto al derecho ajeno”. A continuación reproducimos el contenido íntegro de la comunicación: “Señor Presidente: Me dirijo a usted para pedirle que rescate a su gobierno del llamado ‘Grupo de Lima’ que actúa como protagonista del cuadrillazo que se prepara contra Venezuela. La compañía de esos gobiernos afecta la imagen de Chile porque nos asimila a su docilidad con los mandatos de la gran potencia del norte. Recordamos la digna actitud del gobierno conservador del Presidente Jorge Alessandri cuando en 1962 se negó a acatar las presiones para expulsar a Cuba de la OEA. Aquella conducta, apegada a las mejores tradiciones latinoamericanas, fue muy diferente a la actuación que más tarde tendrían respecto a Venezuela los gobiernos “socialistas” de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. El primero apoyando el fracasado golpe de estado del 2002 y el segundo en complicidad con la agresión que se trama contra Venezuela. Usted, que no dudó en viajar a Caracas el 2013 para rendir homenaje a la memoria del Presidente Hugo Chávez; que no titubeó en cerrar el Penal Cordillera para violadores de derechos humanos; que aspira a realizar un gobierno democrático de la derecha liberal, tiene la oportunidad de defender en América Latina los valores del pluralismo ideológico y el respeto al derecho ajeno. Sus críticas al Gobierno venezolano, que muchos chilenos no compartimos, al menos no desconocen la soberanía de la nación hermana. Sus críticas, señor Presidente, no deberían impedirle defender el derecho del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a participar en la VIII Cumbre de las Américas a celebrarse en Lima el próximo mes de abril. Esa reunión puede interpelar al Presidente venezolano pero también tiene la obligación de escuchar la defensa de su gobierno. Es lo mínimo que se puede exigir a una reunión de mandatarios que se reclaman democráticos, aunque usted y yo sabemos que varios están muy lejos de serlo”. Al buen entendedor.

El mejor del mundo. El secretario general adjunto de Asuntos Políticos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jeffrey Feltman, declaró en días pasados que Naciones Unidas solo suele intervenir en procesos electorales para intentar mejorar el sistema de votación en determinado país. “La ONU no tiene planes para enviar observadores electorales a los comicios venezolanos del 20 de mayo y recordó que son raras las ocasiones en las que realiza esas misiones…No estamos directamente involucrados en las elecciones de Venezuela, es un proceso nacional”. ¿Será que la ONU cuando señala que interviene en los procesos electorales “solo para mejorarlos” está reconociendo lo que hace más de 15 años admitiera el expresidente estadounidense Jimmy Cárter, que el venezolano es el mejor sistema electoral del mundo?

Bojana Danilovic

Fenómeno de orientación espacial. Desde el día en que nació, cuando sus pies salieron primero que su cabeza del vientre de su madre, la serbia Bojana Danilovic mira al mundo al revés. Comenzó a gatear hacia atrás y también aprendió a caminar en reversa. Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard le diagnosticaron que padece de un “fenómeno de orientación espacial”. Sus ojos miran todo de manera correcta pero su cerebro le da la vuelta. Aunque se han registrado casos parecidos, el de la serbia es exclusivo. Hasta ahora, porque el comportamiento de una parte de la oposición venezolana observa síntomas inequívocos del fenómeno de orientación espacial, pero con el agravante de que además de mirar las cosas al revés, actúan casi siempre en sentido contrario. En días pasados leí un artículo de opinión que daba cuenta del comentario de un funcionario de casi 30 años al servicio de la ONU quien para referirse a la iniciativa adelantada por calificados promotores de la abstención en las elecciones presidenciales del 20 de mayo próximo, de pedirle a las autoridades de la ONU que “mire para otro lado” señaló: “es la primera vez que un sector político nos pide que no participemos, que no lo visitemos, que no hagamos acto de presencia, que no hagamos observación electoral; lo que es peor, primera vez que un sector político llama a una concentración por ante una de nuestras oficinas en el mundo para rechazar nuestra presencia, nuestra asistencia o nuestra observación”. La mujer serbia cuenta que a su madre le tocó tomar una licencia de trabajo para enseñarla a caminar como a todos los demás niños. En el caso de la oposición venezolana parece aplicar el adagio popular que dice: “árbol que nace torcido, nunca su tronco endereza”. Cuando uno cree que han tocado fondo…

Frente Amplio

Annus horribilis. La oposición venezolana agrupada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no muestra indicios de recuperación luego del terrible desempeño observado el año 2017. Los cuatro meses de violencia callejera con sus más de 100 muertos y una cifra superior a los mil heridos. El fracasado “plebiscito” que profundizó sus heridas, ahondó su desencuentro afectivo y sentenció su división. Su ausencia del proceso de elección de la Asamblea Nacional Constituyente. Los negativos resultados obtenidos en las elecciones de gobernadores. La abstención simulada en la elección de alcaldes los redujo a su mínima expresión en el escenario más cercano del poder público formal con el pueblo. Desempeño más que desastroso que hacía suponer que era muy difícil que siguieran cayendo más pa’ lo hondo y ni modo, nuevamente quisieron burlar a sus seguidores y se inventaron el Frente Amplio, suerte de MUD recién salida de una sesión de maquillaje a donde le “trabajaron” el rostro a los jefes del G4 (AD, PJ, VP y UNT) y que como escribiera un articulista de la oposición para comparar el acto del 6 de marzo pasado realizado por la sociedad civil no partidista en el aula magna de la UCV con el de la MUD, Frente Amplio o como se le quiera llamar, sentenció: “No así el triste espectáculo, cerrado y con atmósfera de conciliábulo que la dirigencia, presuntamente opositora, montó el jueves 8 de marzo en el anfiteatro de Chacao, casi como obligada a dar una respuesta inmediata para no quedarse atrás por la brillantez de la iniciativa social de grupos no partidistas. En esa oportunidad las incoherencias conceptuales insuperables entre la teoría y la acción de las mismas cúpulas partidistas, que no han sabido conducir la disidencia por un fértil camino político en medio de las evidentes adversidades, salieron a relucir en su máximo esplendor”. Este año 2018 como que será más “horribilis” que el anterior. ¿Será posible?

El queso que había en la mesa. La prueba más contundente de que lo que afirmamos anteriormente es cierto la vimos esta semana en Margarita cuando los voceros del Frente Amplio de Nueva Esparta, al presentar a los responsables municipales de esta “nueva organización”, repitieron más de lo mismo y el G4 se quedó con los responsables de los 11 municipios. Antolín del Campo: Oscar Pino (AD). Arismendi: Nelson Acevedo (PJ). Díaz: Daniel Patete (UNT). García: Ramón Patiño (VP). Gómez: Jeusi Ordaz (AD). Marcano: Javier Rivas (AD). Maneiro: Walter Gadke (PJ). Mariño: José Gregorio Gómez (AD). Península de Macanao: Marcel Valerio (PJ). Tubores: Francis Marcano (VP) y Villalba: José Luis Suárez Cheína (AD). Como en la letra del barbarazo de Wilfrido Vargas: “El queso que había en la mesa también se lo comió ¡Ese barbarazo acabó con tó!”

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: