Coctel de camarones

Fueron por lana. El documento aprobado en la VIII Cumbre de Las Américas el pasado 14 de abril en Lima, Perú, fue calificado como decepcionante para quienes esperaban una condena expresa contra Venezuela y sus elecciones presidenciales y de parlamentos regionales del próximo 20 de mayo. Los integrantes del Grupo de Lima y especialmente los dirigentes opositores venezolanos que acudieron a la cita, se tuvieron que conformar con un documento al margen de la cumbre suscrito por los mismos países de la cruzada continental anti-venezolana. En el documento oficial, el que realmente importa y cuando menos retóricamente compromete, contentivo de 57 puntos esparcidos en más de 18 mil caracteres, en ninguno de sus apartes apareció mención alguna hacia nuestro país. “Fueron por lana y salieron trasquilados”.

Luis Almagro

The fish dies by mouth. Escribo en inglés el título de este comentario, “el pez muere por la boca” porque su protagonista es el flamante secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) el uruguayo Luis Almagro, quien se convirtió, o acaso lo fue siempre y lo supo ocultar muy bien, en uno de los mejores operadores del Departamento de Estado de los EEUU en lo que al tema de Venezuela respecta. Ahora le encanta decir que vive en Washington D.C. Resulta que al mismo tiempo que el personaje de marras ofrecía un discurso contra la corrupción en el marco de la VIII Cumbre de Las Américas bautizada con el rimbombante nombre de: “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”, en la “cuna” de los ex presidentes Alberto Fujimori, encarcelado por violación de DDHH y corrupción; de Ollanta Humala, preso por corrupción; de Alejandro Toledo, prófugo de la justicia y solicitado también por corrupción; del recién “renunciado” Pedro Pablo Kuczynski (PPK), también vinculado con casos contra la cosa pública, se destapaba un escandaloso caso de mal manejo de los dineros públicos en el período que se desempeñó como canciller (2010-2015) del siempre bien recordado ex presidente uruguayo José “Pepe” Mujica. Al hombre le gustaba viajar full viáticos pero no le agradaba devolver lo que corresponde por ley y por decencia. Por si fuera poco, en algunos medios de comunicación continentales independientes, se recordaba el escándalo en la legación de la OEA en Honduras, insólitamente en la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en ese país centroamericano (Maccih), en donde el ex ministro de justicia de Perú, Juan Jiménez Mayor, renunció el mes de febrero de este año denunciando el escaso apoyo recibido por parte del señor Almagro, señalando en el punto número 11 de su carta de renuncia que: “Hubiera sido importante que la OEA pudiera haber presentado en la próxima Cumbre de Las Américas, a realizarse en Lima, su esfuerzo más importante en la región en materia de anticorrupción. Sin embargo, nadie en la Organización nos ha llamado para eso”. También denunció el jefe de la oficina anticorrupción de la OEA en Honduras, que el presupuesto de la institución es administrado desde la sede de la organización hemisférica, señalando además que ocho de los 33 funcionarios pagados para combatir la corrupción en Honduras permanecen en la sede del organismo en los Estados Unidos. Para rematar el peruano Jiménez Mayor, calificó de pasiva la posición del secretario general de la OEA con respecto a la crisis política hondureña de finales del año pasado la cual escaló con denuncias de fraude en las elecciones en las que resultó reelecto el actual mandatario, Juan Orlando Hernández. Definitivamente, “el pez muere por la boca”.

Juan Manuel Santos

Oposición visceral y destructiva. El presidente colombiano Juan Manuel Santos, en su discurso de instalación del foro “El estado del Estado: Nuevos retos, miradas innovadoras”, pronunciado el pasado lunes 16 de abril en el Hotel Tequendama de Bogotá, a escasos cuatro meses de abandonar la Casa de Nariño, al referirse a la oposición a su gobierno señaló que: “Durante esta travesía, tuvimos que afrontar muchas tormentas. Ni qué decir de una oposición sin precedentes en nuestra historia reciente, por lo visceral y destructiva, promotora de una repudiable polarización que solo trae secuelas negativas… Yo sé que esto que acabo de decirles no es lo que ven ni oyen en las noticias de cada día, ni en las redes sociales, ni en los discursos de los políticos en trance electoral, porque vende más, les sirve más, el alarmismo que una reflexión realista, positiva y esperanzadora”. Se refería el presidente colombiano a la oposición contra su gobierno liderada principalmente por los ex presidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana, con quienes Santos comparte tribuna en la campaña continental contra Venezuela. Visceral, destructiva y además antipatriótica, es la oposición con la que le ha correspondido lidiar al presidente Nicolás Maduro, cuyos líderes operan con impunidad absoluta y en algunas ocasiones con el abierto respaldo del Gobierno y de la clase política colombiana, quienes han permitido que calificados voceros de la sedición venezolana actúen como oradores en el Congreso de ese país, llegando al extremo de permitir que sesionen en sus instalaciones los integrantes de un inconstitucional Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, para atentar contra la estabilidad democrática de Venezuela. Con la vara que midas, serás medido.

Luis Florido

Recordar es vivir. En la edición 666 del semanario Las Verdades de Miguel, del pasado 13 de abril, nuestro editor Miguel Salazar Rondón escribió: Impunidad. ¿No cree usted que si en Venezuela se deciden enjuiciar a los abogados que hacen las veces de magistrados de eso que llaman TSJ en el exilio, igual suerte debieran correr diputados como Luis Florido, quien ha pedido que la AN se pronuncie a favor del enjuiciamiento de Maduro, solicitado por ese grupo en Colombia? Recordé al leer ese comentario que cuando se realizaban los diálogos entre el Gobierno y la oposición venezolana en República Dominicana uno de los dirigentes opositores que no asistió a la última reunión, fue el diputado Florido. En esa oportunidad se le señaló como propietario o con intereses de un grupo de empresas que tienen negocios con el Gobierno nacional entre las cuales destacan en Venezuela, Servifood e Inversiones Caribe 2005 en Venezuela y en Panamá F A&R Marine Supply, INC, dedicada al ramo naval y Fitco Manufacturing, Corp, dedicada a la comercialización de alimentos, productos químicos y médicos. Serían entonces dos investigaciones las que habría que realizarle al diputado de Voluntad Popular. Por ahora.

Incitación permanente. En días pasados leí a un columnista opositor, quien durante varios periodos fue diputado al Congreso de la República por el partido socialcristiano Copei y según dicen se desempeña ahora como el principal asesor de María Corina Machado, quien defendiendo la línea abstencionista que impulsan algunos sectores de la oposición venezolana culminó un artículo de opinión con el título de “Votar o no Votar”, señalando que: …” La única expresión de oposición no es votar, la Constitución deja abiertos muchos caminos…La paciencia del país tiene límites y la de la Fuerza Armada también. No bastará un puñado de generales corruptos para impedir que los oficiales y soldados acompañen al pueblo en hacer cumplir la Constitución”. Esta es solo una pequeña muestra de lo que se escribe en la prensa venezolana todos los días.

Morel Rodríguez Ávila

Morel consolida liderazgo. El exgobernador Morel Rodríguez Ávila asumió la conducción de la oposición democrática en el estado Nueva Esparta. Con su Movimiento Regional de Avanzada (MRA), en alianza perfecta con Copei, Avanzada Progresista y el Movimiento al Socialismo (MAS) presentaron candidatos al Consejo Legislativo y anda ocupando los espacios que la MUD y su debilitado G4 viene abandonando sucesivamente. En una reciente participación en un programa radial, Morel Rodríguez Ávila afirmó que: “Cuesta mucho y también duele reconocer que el gobierno ha sido más inteligente que el liderazgo opositor. Maduro y el partido oficialista, en la práctica, le ha ganado a la MUD, que ha perdido tiempo defendiendo sus intereses mientras el Gobierno se fortalecía…son muchos los errores cometidos en el manejo de la lucha opositora, es hora de un reacomodo, de un análisis profundo, de rectificar.
El cambio de gobierno está más que justificado. Pero para lograrlo por la vía legal y pacífica, que es la que todos queremos, es necesario votar. No hacerlo es brindar al Gobierno, en bandeja, su atrincheramiento en el poder”. Mientras el exgobernador Morel Rodríguez anda invitando a la gente a votar el próximo 20 de mayo, el gobernador Alfredo Díaz deshoja la margarita. Un día dice que “no hay condiciones para las elecciones” y el otro señala que “con el voto recuperarán el país”. “Ni chicha, ni limonada”.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: