Coctel de camarones

 

Por un puñado de dólares. No me refiero con este título al subgénero cinematográfico conocido como spaghetti western, que catapultó a la fama al actor estadounidense Clint Eastwood. La figura principal de este drama de la vida real es el presidente colombiano en “preaviso”, Juan Manuel Santos, de quien desde hace mucho tiempo se conoce cuanto le gustan las divisas. Antes de ser presidente del vecino país, fue ministro de los gobiernos de César Gaviria Trujillo, Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez. En una investigación difundida a finales del año pasado conocida como los Paradise Papers se le vinculó con dos sociedades “offshore” establecidas en Barbados, según la investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ). La primera empresa es Nova Holding Company, en la cual Santos aparece como director en el 2000, tiempo en el que se desempeñaba como ministro de Hacienda durante el Gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana (1998-2002). La segunda empresa sería Global Tuition & Education Insurance Corp, una sociedad aseguradora exenta de carga fiscal, en esta Santos aparece como director, un cargo que quedó luego a cargo de la familia del ex presidente César Gaviria Trujillo (1990-1994). ¿Se van dando cuenta mis queridos lectores “por dónde van los tiros”?

Mauricio Cárdenas

Rescate colombiano. El 9 de febrero de este año desde la ciudad de Nueva York, el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, develó que “Colombia ha contactado a agencias crediticias internacionales para preparar un plan de rescate financiero por unos 60.000 millones de dólares para su vecina Venezuela si el presidente Nicolás Maduro deja el poder… Nosotros como gobierno estamos dispuestos a ser parte, no sólo de esa conversación y de ese plan, sino también a brindar financiamiento para esa transición”, y remató diciendo este funcionario de la absoluta confianza del presidente Santos: “Colombia se beneficiaría de una recuperación de las exportaciones a Venezuela” y recordó como el comercio transfronterizo hace una década era cercano a los 7.000 millones de dólares al año. Al final de su declaración, el inefable Cárdenas deslizó la siguiente perlita. “Colombia estima que necesitará unos 30.000 millones de dólares para construir un centro de ayuda que ofrezca a los inmigrantes venezolanos un lugar temporal de permanencia antes de que decidan su próximo paso”. Por cierto, en este caso funcionaría una bien original definición de “ayuda humanitaria” que se conocería como una relación de “administración de recursos ajenos-beneficio”. Se la saben todas cachacos.

Nicolás Maduro covocatoria Asamblea-Nacional Constituyente

Ayuda humanitaria. La operación internacional de “ayuda humanitaria” pensada por los EEUU para ponerle la mano a Venezuela y sus recursos, cuenta con el apoyo incondicional de Juan Manuel Santos, quien en la medida en que se acerca su salida del poder incrementa el tono de sus sistemáticas agresiones verbales contra nuestro país y se convierte en el principal aliado de los EEUU para la construcción de un acuerdo regional que estreche el cerco económico y financiero contra Venezuela. Como escribiéramos en la edición número 668 de Las Verdades de Miguel del 4 de mayo pasado: “Cada vez que la situación en Venezuela tiende a normalizarse, como sucedió el año pasado cuando, para acabar con la violencia callejera en algunas ciudades de nuestro país, el presidente Nicolás Maduro decidió convocar las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente, poder supra constitucional que le devolvió la paz a la república y convocó las elecciones de gobernadores de estado para el mes de octubre del 2017 y de alcaldes para diciembre de ese mismo año, se activan los más oscuros intereses que desde los EEUU promovieron la declaratoria de Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” y propician la actuación de sus más incondicionales aliados para aislar a Venezuela. Es el caso del presidente colombiano “saliente” Juan Manuel Santos”. En esta oportunidad, cuando ya es un hecho la realización de las elecciones presidenciales en Venezuela, este domingo 20 de mayo, nuevamente actúa Juan Manuel Santos, quien desde la ciudad de Budapest declaró con el mayor desparpajo que: “Con un cambio de régimen, el cual vendrá y espero que venga pronto, la economía venezolana con un buen gobierno va a despegar rápidamente y la oportunidad entonces para Colombia será enorme”.

Invasión a Venezuela

El Fondo de Reconstrucción. Detrás de tanto “desprendimiento humanitario” del presidente Santos y sus más cercanos colaboradores no está otro interés que el de ponerle la mano a los fondos que la comunidad internacional dispondría para la “reconstrucción” de Venezuela. ¿Reconstrucción después de qué? ¿De la invasión a Venezuela desde las siete bases militares colombo-norteamericanas desplegadas en territorio colombiano? ¿De qué estamos hablando señores? Como escribiera Miguel Salazar en su comentario editorial de la semana pasada: “No me caben dudas que bajo el pretexto de la ayuda humanitaria y la probable expulsión de Venezuela de la OEA, se estén creando, adrede, las condiciones para una intervención extranjera, incluso con la aquiescencia de buena parte de los venezolanos. ¿Qué le espera a Venezuela en los próximos días? Recomendación: todos los venezolanos, sin excepción, debemos oponernos a una intervención extranjera, porque si ocurre nos tocará vivir la balcanización del país, lo cual incluye el desmembramiento territorial”. No puede existir fondo de reconstrucción si no existe nada destruido y este no es el caso de Venezuela.

Cerco a Venezuela

Arrecia el cerco. Como lo denunciamos en el Coctel de Camarones del 4 de mayo pasado los gobiernos de Colombia y EEUU crearon un grupo de trabajo para la lucha contra la corrupción en Venezuela, que no es otra cosa que un instrumento más del cerco económico contra nuestro país, como bien lo demuestra un extraordinario trabajo de la Misión Verdad: “Con la creación de este grupo, se continúan cerrando las puertas a Venezuela para que adquiera los alimentos que necesita, especialmente de los países vecinos. Se obliga de nuevo a Colombia a bloquear las exportaciones que anualmente realiza hacia Venezuela, las cuales mayoritariamente se relacionan con semillas, artículos de limpieza, medicinas y, por supuesto, alimentos. Se condena también al sector del agro colombiano que en gran medida se beneficia de la importación de fertilizantes desde Venezuela pero, en contraparte, se favorece la recuperación del negocio asociado al “Bolívar Cúcuta” y el contrabando de extracción hacia Colombia. Ya en 2017, 300 mil dosis de insulina pagadas por el Estado venezolano no llegaron al país porque el banco estadounidense Citibank boicoteó la compra de este importante insumo, se interrumpió el desembarco de 18 millones de cajas CLAP a Venezuela debido a las trabas impuestas por el sistema financiero estadounidense, el laboratorio colombiano llamado BSN Medical impidió la llegada de un cargamento de Primaquina -medicina usada para tratar la malaria-, 23 operaciones en el sistema financiero internacional fueron devueltas (39 millones de dólares para alimentos, insumos básicos y medicamentos), y finalmente en noviembre del año pasado, 1 mil 650 millones de dólares de Venezuela destinados a la compra de alimentos y medicinas fueron secuestrados por parte de la empresa de servicios financieros Euroclear”.

Junior Gómez

Antídoto electoral. El mejor antídoto contra cualquier pretensión extranjera en contra de nuestro país lo constituye la masiva participación popular en las elecciones presidenciales y de parlamentos regionales de este domingo 20 de mayo. Vamos todos a votar independientemente de nuestra preferencia. Cada voto se constituye en un escudo en defensa de la soberanía, la independencia y la paz de la república.

Perlita al cierre. El presidente del Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Nueva Esparta, Junior Gómez, solicitó la constitución de una junta médica para determinar si el gobernador Alfredo Díaz puede continuar al frente del ejecutivo regional. El cielo encapotado anuncia tempestad….

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: