Coctel de camarones

Antecedentes de la Asamblea de la OEA. Concluyó la 48ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebró los días 4 y 5 de junio en Washington D.C. con un nuevo fracaso de la política norteamericana hacia nuestro país. EEUU aspiraba a suspender a Venezuela de la OEA y nuevamente fracasó. La verdad es que lo único que falta es que el propio presidente Donald Trump salga a buscar los votos en los países del continente para lograr este objetivo, el cual luce muy difícil de alcanzar. Luego del estruendoso fracaso del excanciller estadounidense, Rex Tillerson, en su misión de construir una mayoría para sancionar a Venezuela en la OEA, la administración de Donald Trump decidió “raise the bet”, subir la apuesta y le encargó la tarea de “acabar” con el gobierno del presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, al vicepresidente, Mike Pence. Es así como el pasado 7 de mayo en una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA, el funcionario norteamericano solicitó formalmente la suspensión de Venezuela del organismo continental. En esa oportunidad escribimos en Las Verdades de MiguelEl vicepresidente de USA, Mike Pence intervino en la OEA y en su discurso ratificó la línea de agresiones de su país contra Venezuela y propuso que Venezuela fuera expulsada de la organización, olvidando que nuestro país inició el 27 de abril del año 2017 el proceso de separación voluntaria de la OEA. Sin embargo, su intervención fue tan breve y con tan poca contundencia que la oficina de comunicaciones de la Vicepresidencia gringa la resumió en un twitter: “@VP at @OAS_official: @POTUS has made it clear. The U.S. will not stand idly by as Venezuela crumbles. Today we say to Maduro and his entire regime — the time has come to open Venezuela to international aid. Every day you don’t is another day innocent people starve and die”. 

@VP en @OAS_official: @POTUS ha dejado claro. “Los EEUU no se quedarán de brazos cruzados mientras se desmorona Venezuela. Hoy decimos a Maduro y todo su régimen: ha llegado el momento de abrir Venezuela con la ayuda internacional. No todos los días es un día más, las personas inocentes pasan hambre y mueren”.

Preparaba el terreno el Gobierno norteamericano para “marcar” la agenda de la 48ª Asamblea General de la OEA con el “caso Venezuela”.

María Angela Holguín

¿Qué pasó en la OEA? Pero, ¿qué pasó realmente en esta reunión? Más allá de la enorme expectativa mediática generada, quedó bien claro que no existe el consenso suficiente como para suspender a nuestro país de esta organización de carácter hemisférico. Se tuvieron que conformar con un “saludo a la bandera” y declarar que las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo en Venezuela: “no fueron transparentes ni contaron con la participación de las diversas fuerzas políticas del país”. A pesar de que dejaron la puerta abierta para la convocatoria a una Asamblea Extraordinaria de la OEA para tratar el caso Venezuela, lo cierto es que para convocarla necesitan el respaldo de 24 países y en esta oportunidad obtuvieron sólo 19 votos. Todo esto a pesar de la enorme presión ejercida por el Gobierno de Estados Unidos que lleva varias semanas insistiendo en que el paso siguiente que debe adoptar la OEA es proceder a la suspensión. Lo cierto del asunto es que la OEA llegó a un “punto muerto”, en donde, para decirlo con palabras de la canciller de uno de los países que se ha empleado más a fondo contra Venezuela, la ministra de exteriores colombiana, María Angela Holguín: “para decidir si se da el paso de la suspensión necesitamos 24 votos y esos votos no están”. Entonces, ¿qué pasó en la OEA? Sucedió que la diplomacia norteamericana sufrió una nueva derrota.

Nicolás Maduro

Recordar es vivir. La cierto es que Venezuela es el primer miembro de la OEA en pedir el retiro voluntario de la organización en 70 años de existencia. Nuestro país formalizó el inicio de su retiro con una comunicación dirigida al secretario general de la organización, señor Luis Almagro, escrita por el presidente Nicolás Maduro con fecha 27 de abril del año 2017. En la misiva, en la que se expresa la decisión soberana e indeclinable de denuncia la Carta de la OEA, el jefe de Estado venezolano señaló que la decisión obedece a los principios y postulados del proceso independentista. “(…) la historia de la Organización, tanto de otrora como de ahora, expresan de manera lastimosa a una corporación secuestrada desde su nacimiento por intereses contrarios al espíritu de integración y de unión, enseñanza luminosa de nuestro Libertador Simón Bolívar, el más grande hombre que haya parido este Continente, quien siempre soñó con la Patria Grande, libre y soberana”. Igualmente, el presidente Nicolás Maduro mencionó que en la OEA han privado los intereses hegemónicos imperiales, dejando de un lado la misión de ejercer y velar por el respeto de los principios del Derecho Internacional, y que contrario a ello, se ha “convertido en vehículo de intervenciones abiertamente lesivas de los principios y del Estado de Derecho Internacional…Ha ejercido usted, Sr. Luis Almagro, la peor de las actuaciones jamás conocida en la historia de esta Organización. Los tiempos por venir lo destacarán como el más infame y triste funcionario que haya deambulado por ese organismo, y vaya que debió aplicarse para hacer méritos en ese sentido”. El primer mandatario nacional ratificó que el Gobierno Bolivariano continuará con su diplomacia de paz y cumpliendo con los preceptos de la Carta Magna, aprobada por el pueblo venezolano en 1999 y cuyo artículo 1 establece claramente: “Venezuela se declara República Bolivariana, irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional, en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador”, y que además “son derechos irrenunciables de la Nación la Independencia, la libertad, la soberanía, la inmunidad, la integridad territorial y la autodeterminación nacional…la presente Nota constituye nuestro indeclinable manifiesto de denuncia a la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA), para que cese sus efectos internacionales, en cuanto a la República Bolivariana de Venezuela se refiere…Venezuela libre e independiente no retornará jamás al seno de esta organización, devenida desde su origen en un instrumento para validar los deseos imperiales contra los pueblos soberanos”. Al final de la comunicación se cita a Simón Bolívar: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”, y concluye con la firma y un mensaje escrito de puño y letra por el presidente venezolano señalando: ¡Con Bolívar y Chávez Venceremos!

Perlita al cierre. El twitter del canciller Jorge Arreaza al concluir la Asamblea de la OEA: “En el 70 aniversario de la OEA, Venezuela sale con la frente en alto de su Asamblea General. La emboscada planificada con la Resolución Pence, fue derrotada. Que viva Venezuela soberana. ¡UNIDOS SIEMPRE VENCEREMOS!

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: