Coctel de camarones

EL CAZADOR CAZADO

Luego de que el pasado 16 de febrero la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia decidiera archivar una denuncia del expresidente Álvaro Uribe Vélez, en contra del senador Iván Cepeda por la supuesta compra de falsos testigos con el fin de vincularlo con grupos paramilitares, el caso cambió de rumbo. A partir de ese momento el alto tribunal de la hermana república adelantó una investigación con absoluta reserva. Sólo seis funcionarios de la Corte Suprema de Justicia, conocían que la Sala de Instrucción 2 de la Sala Penal tenía elementos suficientes para armar un nuevo expediente en contra del senador Álvaro Uribe Vélez. Interceptaron más de 10 celulares, hicieron seguimientos y escucharon a personas cercanas al exprimer mandatario hasta configurar indicios de que Uribe, después que la Corte ordenara que fuera investigado el pasado febrero de este año, habría tratado de manipular y hasta sobornar testigos. La información fue recopilada en tres cuadernos que hoy son pieza fundamental del proceso en su contra. La nueva pesquisa se realizó en cinco meses y empezó después de que la Corte Suprema anunciara que archivaba la denuncia que presentó Uribe en contra del senador Iván Cepeda por supuesta manipulación de testigos y dispuso que quien debía ser investigado era el propio Uribe. Al día siguiente, 17 de febrero, en el alto tribunal se comenzaron a recibir anónimos e información de varias fuentes para advertirles a los magistrados que sus averiguaciones en realidad apenas estaban comenzando. El pasado martes 24 de julio la CSJ de Colombia decidió llamar a indagatoria al ex presidente Álvaro Uribe, para que responda por los presuntos delitos de soborno y fraude procesal. La noticia estremeció a la opinión pública colombiana. Álvaro Uribe Vélez renunció al senado, lo que para el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, no es más que una estrategia judicial que pretende que no sea el máximo tribunal de la república el que adelante el juicio contra el expresidente. Esta noticia tuvo alto impacto mediático internacional. El País de España, El Nuevo Herald de Miami, el New York Times y el Daily Mail de Londres, entre muchos otros ofrecieron su versión del acontecimiento, pero en todos ellos por mucho que intentaron suavizarla, la noticia es que Uribe se convirtió en el cazador cazado. “El que se mete con Venezuela se seca”.

NO ACLAREN QUE OSCURECE

El pasado 19 de julio se realizó en la casa del ex rector del Consejo Nacional Electoral, Vicente Díaz, una reunión en la que estuvieron presentes Henry Ramos Allup, Henrique Capriles Radonski, Henry Falcón, Manuel Rosales y Tomás Guanipa, en la que también participaron, vía skype, Leopoldo López y Julio Borges. En amplios sectores de la oposición política saludaron con optimista cautela la iniciativa del reencuentro. Pero muy poco tiempo les duró el entusiasmo. La “infidencia” de la reunión la produjo uno de los participantes, Henry Falcón, quien a través de las redes sociales ofreció su versión del encuentro. Inmediatamente reaccionaron los que participaron obligados por las circunstancias, los que se oponen a cualquier salida civilizada al conflicto político que vive nuestro país y también uno que otro “arrocero” de las franquicias políticas de maletín a quienes les encanta retratarse en cualquier convite. El mandado estaba hecho para que los “mercenarios del teclado” entraran en acción y fusilaran un nuevo intento por ofrecerle coherencia a la actuación opositora en nuestro país. Luego vinieron las aclaratorias a ver quién era más radical que el otro y la peor parte la llevaron quienes han anunciado que participarán en las elecciones de concejales del 9 de diciembre de este año y pasmaron la posibilidad de otros que “buscaban la vuelta” para contarse en esas elecciones. A la sazón también hablaron los monjes de iglesias sin fieles, como el secretario general de La Causa R (no sé qué significará ahora la “R”) quien pontificó diciendo que: “su partido no participó, ni participará en ninguna reunión secreta para restituir una alianza electoral que le dé sustento a la dictadura. Hay que ser imbécil o algo peor para no convalidar una elección presidencial y tirarse de cabeza luego por concejalías y curules de la AN”. Mientras más hablaron, más se enredaron. No aclaren que oscurece.

Vicente Díaz

GRAN COMPONEDOR

Lo cierto del asunto es que “por ahora” quedó en suspenso la reunión que venía trabajando Vicente Díaz para que sentaran alrededor de una misma mesa todos los sectores de la oposición venezolana. Le faltó concretar el encuentro con la gente de Soy Venezuela de María Corina Machado y Antonio Ledezma. Luego vendrían las reuniones con los jerarcas de la Conferencia Episcopal, los rectores de las universidades, las cámaras empresariales, los sindicatos y toda la nomenclatura que pretende reunir el llamado Frente Amplio. Se comenta con insistencia que el exrector del CNE, aun cuando aparecía actuando por iniciativa propia, lo hacía como “lobista” de poderosos intereses nacionales e internacionales que se niegan seguir aportando su “contribución desinteresada” mientras persista el desorden y la multiplicidad de grupos en la oposición venezolana. En definitiva Vicente Díaz, quien pretendía emerger como el “gran componedor” del antichavismo, se quedó con las ganas de asumir la conducción formal del espectro opositor de nuestro país.

SECRET PARTY

Los días 7 y 8 de julio 2018 se realizó en Margarita por los lados de playa El Agua una nueva edición de la “mega-rumba” organizada por la empresa de eventos Margarita Partai. Esta vez el sarao fue bautizado con el sugestivo nombre de Secret Party (fiesta secreta). La entrada más económica para acceder al convite electrónico fue de 40 dólares americanos y algunos hoteles de la zona ofrecieron paquetes turísticos con entrada, transporte y comidas desde USD 200 en adelante. Al indagar sobre el asunto nos encontramos que la empresa organizadora es la misma que los días 9, 10, 11 y 12 del mes de marzo de este año organizó el Partai Margarita Wekeend, en las instalaciones de dos hoteles que opera un conglomerado español en Nueva Esparta y que según la publicidad con la que promocionaron el espectáculo en esa oportunidad, convirtió a la isla de Margarita en la “capital mundial de la música electrónica”. En aquella ocasión la firma organizadora del evento en el marco de la ley de responsabilidad social empresarial contribuyó con un modesto lote de chalecos, collarines y tensiómetros para los Bomberos y Protección Civil de Nueva Esparta que fueron recibidos por el gobernador Alfredo Díaz en un acto realizado en las instalaciones de PC. ¿Cómo “pagarán” ahora los organizadores de la fiesta secreta? ¿Será que la retribución se materializará “a secret party”?

PERLITA AL CIERRE

Me comentan que luego del “desaire” que le hicieran a María Corina Machado un grupo de enfermaras que protestaban en Caracas, quienes le pidieron que se retirara del lugar donde se desarrollaba la actividad para no politizarla, sus más cercanos colaboradores le aconsejaron que le “bajara dos” a su exagerada exposición mediática. La gente no quiere retratarse con ningún dirigente partidista de la oposición y la jefa máxima de Vente Venezuela no es la excepción.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: