Coctel de camarones

DESEOS NO EMPREÑAN

Esta semana ha sido especialmente movida en el ámbito internacional en contra de Venezuela, cuándo no. El presidente saliente de Colombia, Juan Manuel Santos, se despide de la presidencia de su país vaticinando la inminente caída del gobierno de Nicolás Maduro, la huésped de honor de su gobierno, la ex fiscal venezolana Luisa Ortega Díaz, lo secunda en esta apreciación y sentencia que: “Maduro está a punto de caer y hay que ir preparando la transición”, el ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, anuncia que varios países de la región evalúan la posibilidad de pedir una investigación preliminar sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela en la Corte Penal Internacional y Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), expresa que “los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura en Venezuela no quedarán impunes”. Algún día no sé si para participar en el Guinness World Records, para medir el número de veces en las que se ha equivocado la oposición venezolana o por simple ociosidad, alguien se encargará de contar las veces que desde los tiempos del presidente Hugo Chávez y hasta los de Nicolás Maduro, han pronosticado la caída del “reeegimen”. La verdad es que el pasado 20 de mayo Nicolás Maduro fue reelegido para un segundo período constitucional que comenzará a partir del mes de enero del próximo año 2019. “Deseos no empreñan”.

Iván Duque y Juan Manuel Santos

POR SUS OBRAS LOS CONOCERÉIS: COCA, VIOLENCIA Y CORRUPCIÓN

El próximo martes 7 de agosto abandona la presidencia de Colombia, Juan Manuel Santos. No podía hacerlo sin mirar su bola de cristal y pronosticar que “ve cerca la caída del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela”. Ni por el “chiras” como dicen en la hermana república, miró por el espejo retrovisor para observar el país que deja después de ocho años de Gobierno. Un verdadero desastre en materia de drogas, violencia y corrupción. La Oficina de Control de Drogas de Estados Unidos, en un informe difundido el pasado mes de junio reveló que las cifras de las áreas sembradas con hoja de coca en Colombia en el 2017, alcanzaron el más alto registro de los últimos diez años llegando a 209 mil hectáreas cultivadas, un 11 por ciento más que las monitoreadas por esta misma dependencia en el año 2016. Luego, en el informe presentado por el jefe de la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Colombia, Jean Arnault, respecto de la violencia política en el vecino país y que analiza el periodo comprendido entre el 27 de marzo y el 20 de julio de este año, se indica que los asesinatos de líderes sociales se incrementaron “notablemente en los días posteriores a las elecciones presidenciales” que dieron como ganador a Iván Duque, quien propone modificaciones “cruciales” al acuerdo de paz firmado con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Arnault destacó que el origen de esa violencia se relaciona “con los agentes que tratan de controlar las comunidades, las tierras y los recursos (…) pero también con los ataques a “los líderes sociales y étnicos en relación con la restitución de tierras, la sustitución de cultivos ilícitos y el reclutamiento continuo de niños”. Asimismo, el reporte de la Misión de la ONU en Colombia indicó que desde agosto de 2017 han sido asesinados 51 miembros del partido político FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) y que cinco más están desaparecidos. Sobre este particular, el alto funcionario de la ONU señaló que “el nuevo Gobierno tendrá que dar prioridad a esta cuestión en su agenda, y el sistema judicial tendrá que redoblar sus esfuerzos para que los autores materiales rindan cuentas”. Por si fuera poco, de acuerdo con los registros de la Defensoría del Pueblo de Colombia, un total de 326 defensores de derechos humanos y líderes sociales han sido asesinados en el país tras la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016. En materia de corrupción, es imborrable la impronta dejada por el gobierno de Santos. No puede ser de otra manera, la actuación del jefe de Estado saliente es un ejemplo para sus colaboradores más cercanos y demás funcionarios de su gobierno. El presidente colombiano fue señalado como uno de los 127 líderes mundiales vinculados a sociedades en paraísos fiscales, en una investigación divulgada este año, que fue realizada por 382 periodistas de casi 100 medios de comunicación del mundo entero que analizaron más de 13,4 millones de documentos y que se conoció como los Paradise Papers. En esa pesquisa, Santos aparece como director de dos sociedades offshore establecidas en Barbados y además está registrado con el 95% de las acciones de una aseguradora creada por el ex ministro de Defensa de Colombia, Gabriel Silva Luján. La primera empresa es Nova Holding Company, en la cual aparece como director en el año 2000, cuando se desempeñaba como ministro de Hacienda del gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y en la segunda, Global Tuition & Education Insurance Corp, una sociedad aseguradora exenta de carga fiscal, el presidente saliente aparece como director. Se marcha el señor Juan Manuel Santos del Gobierno de su país con más pena que gloria. Por sus obras los conoceréis.

Iván Duque y Kurt-Tidd

RECORDAR ES VIVIR

En la edición número 678 de Las Verdades de Miguel del 6 de julio de 2018 escribí: “Muchos se preguntaban: ¿qué podía hacer Duque que ya no hubiera hecho el gobierno de Juan Manuel Santos?, en relación con Venezuela. El presidente saliente acompañó las sanciones económicas y el cerco financiero contra nuestro país, incorporó a Colombia al Grupo de Lima y ha votado repetidamente en la Organización de Estados Americanos (OEA) contra la república bolivariana. Pues bien, el presidente electo de Colombia, Iván Duque, realizó su primera gira internacional a Washington y mostró sus cartas. Profundizará la agresiva política de su país contra Venezuela. Mejorará sus relaciones con Luis Almagro, buscará consenso en la OEA contra el presidente Nicolás Maduro para denunciarlo ante la Corte Penal Internacional e invitará a los demás países a abandonar la Unasur. En este viaje a los EEUU, el presidente electo colombiano también se reunió con la directora de la CIA, Gina Haspel, con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, con John Bolton, asesor de seguridad nacional de Donald Trump, con James Carroll, subdirector de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas, con el senador republicano Marco Rubio y con la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. El tema que no faltó en ninguno de esos encuentros fue: Venezuela”. Lo único que no les comenté en esa oportunidad es que Iván Duque, quien asumirá la presidencia de la república de Colombia el próximo 7 de agosto, también visitó la sede del Comando Sur de los EEUU en el estado de Florida donde fue recibido por el almirante Kurt Tidd.

PERLITA AL CIERRE

La declaración esta semana del único alcalde opositor en Nueva Esparta, Morel David Rodríguez, burgomaestre de Maneiro (Pampatar), anunciando la realización de primarias en ese municipio para la escogencia de los candidatos de ese sector a las elecciones de concejales del 9 de diciembre próximo con los respaldos de: Movimiento Regional de Avanzada (MRA), MAS, Avanzada Progresista, Partido Ecológico y Copei, parece sentenciar la ruptura definitiva de la oposición en la región.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: