Coctel de camarones

Elecciones en Colombia. Muchos “lunares” se observan en las elecciones parlamentarias realizadas en Colombia el pasado domingo 11 de marzo 2018. La elevada abstención registrada en el proceso electoral. Las denuncias de fraude para intentar disminuir el importante respaldo popular que viene alcanzando el exalcalde de Bogotá, Gustavo Petro. La impresión de solo 9 millones de papeletas de votación cuando el presupuesto asignado a la Registraduría colombiana pautaba la impresión de 15 millones de ejemplares para ejercer el derecho al voto, lo cual de entrada apunta en dos direcciones, corrupción y voluntad de fraude.

Iván Duque

Lectura interesada. Sin embargo, lo que nos ocupa en este trabajo de hoy es la lectura de los resultados y el manejo mediático que se ha adelantado en la dirección de presentar a Iván Duque, candidato presidencial del Centro Democrático del ex presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez como vencedor absoluto intentando posicionarlo como seguro ganador de las elecciones del próximo 27 de mayo. Nada más alejado de la realidad. A la luz de los resultados de las elecciones del domingo es muy difícil que en Colombia no se realice una segunda vuelta electoral presidencial, pautada para el 17 de junio de este mismo año. Veamos.

Alejandro Ordoñez

Primarias presidenciales. En el proceso electoral del pasado domingo además de elegir senadores y representantes al congreso bicameral de la hermana república, se realizaron dos consultas en igual número de conglomerados políticos para determinar los candidatos presidenciales de la derecha entre Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez en la “Gran Consulta por Colombia”, y los aspirantes de una moderada izquierda que se definía entre Carlos Caicedo y Gustavo Petro, en la consulta denominada “Inclusión social para la Paz”. Los ganadores fueron Iván Duque y Gustavo Petro, respectivamente. La prensa ha resaltado la victoria de Iván Duque con algo más de 4 millones de votos, intentando disminuir los casi 3 millones de sufragios de respaldo que alcanzó Gustavo Petro, del otro lado del tablero. Pero, como explica el profesor de la Universidad Externado de Colombia, Jorge Iván Cuervo: “La jornada sirvió para posicionar los nombres de Duque y Petro ante los demás contendores. Haber participado en sus respectivas consultas les dio una visibilidad importante para lo que se viene ahora”. Sin embargo, es equivocado compararlos a ambos por los resultados de este domingo. “Eran dos consultas distintas, con condiciones disímiles”. En efecto, señala el académico colombiano, Iván Duque milita en un partido con una robusta estructura nacional y con el liderazgo del ex presidente Álvaro Uribe, una de las figuras políticas más importantes del vecino país en los últimos tres lustros. En cambio, Gustavo Petro hasta hace un tiempo no tenía un partido con personería jurídica y estaba inhabilitado por la Contraloría para ser candidato. “Ambos hasta ahora han demostrado que son muy buenos candidatos y que tienen el oxígeno para pasar a la segunda vuelta”.

Marta Lucía Ramírez

Los que no se contaron. Más allá de las dos grandes consultas para elegir candidatos, existen otros aspirantes con posibilidades de pasar a la segunda vuelta de las presidenciales colombianas, todavía están en la carrera presidencial. Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical. Humberto de La Calle Lombana, del Partido Liberal y Sergio Fajardo, del Polo Democrático y el Partido Verde. En la contienda también continúan pero muy “disminuidos” por los resultados del domingo pasado; Piedad Córdoba, Juan Carlos Pinzón y Viviane Morales.

Se desinfló Santos. Mención especial merece el actual presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien con su partido Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la “U”), disminuyó su representación en el Congreso pasando de 21 a 14 senadores y de 48 a 25 representantes en la cámara baja. Pero Santos, un maestro de la maniobra y la componenda política, sabrá sacar provecho a sus menguadas fuerzas. Se comenta que sus partidarios se debaten entre apoyar al candidato del “uribismo”, Iván Duque, a su exvicepresidente y también exaliado político, Germán Vargas Lleras y el candidato de la colectividad en donde comenzó su vertiginosa carrera, Humberto de la Calle del Partido Liberal.

El peor resultado. A quien no le pudo ir peor fue al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, antigua guerrilla de las FARC, quienes no lograron cautivar al electorado colombiano. Según el escrutinio con el 98% de los votos la lista de las FARC al Senado obtuvo escasos 52.112 sufragios, lo que equivale al 0,34% de respaldo y en la Cámara de los Representantes sólo alcanzó 32.429 papeletas (0,22%). Sin embargo, gracias a los acuerdos de paz, la antigua guerrilla contará en la próxima legislatura con cinco senadores y cinco representantes a la cámara que tiene garantizados por un periodo de ocho años.

Juan Manuel Santos

Lectura para todos los gustos y colores. El Centro Democrático, partido del expresidente Álvaro Uribe, se convirtió en la “primera minoría” del senado colombiano, alcanzando 19 de los 102 senadores, pero fue superado por el Partido Liberal, el cual obtuvo 35 diputados a la Cámara de Representantes, contra 32 del uribismo, de los 166 en disputa. En este aspecto, las encuestas “rodaron” en Colombia pues pronosticaron que el Centro Democrático obtendría 24 senadores. El Partido Liberal quedó posicionado como la primera minoría en la Cámara de Representantes con 2,4 millones de votos y 35 curules, pero 4 menos que las obtenidas en 2014. Pero, para el Senado no superaron los 2 millones de votos y quedaron como el cuarto partido en representación perdiendo tres curules, pasando de 17 en el 2014 a 14 en el 2018. La bancada de Cambio Radical de Germán Vargas Lleras, fue la de mayor crecimiento. En cuatro años pasó de 9 escaños (2014) en el Senado a 16 senadores en esta oportunidad. En la Cámara de Representantes alcanzaron 30 curules, logrando 14 más que hace cuatro años cuando lograron 16. La Alianza Verde, que apoya para las presidenciales a Serio Fajardo de la mano de Antanas Mockus, exalcalde mayor de Bogotá y excandidato presidencial, quien con sus 539.354 votos de los 1,3 millones que totalizó ese partido los ayudó a conquistar 10 curules en el senado, el doble de hace cuatro años cuando sólo alcanzaron 5 y pasaron de 6 a 9 representantes en la cámara baja. En cambio, al Polo Democrático que también respalda a Fajardo no le fue muy bien, porque aunque incrementó su votación respecto a 2014 cuando logró 541.145 votos, los 734.503 que obtuvo este domingo le permitieron conservar las cinco curules que tenían en el Senado, pero en la cámara perdieron una curul, de 3 bajaron a 2 representantes. Si bien Gustavo Petro se estrenaba en la contienda parlamentaria y apoyó a la “lista de la decencia”, su principal objetivo era alzarse con la candidatura presidencial, sin embrago logró obtener 4 senadores y 2 representantes, por su fortín político Bogotá, una de ellas María José Pizarro, hija del legendario Carlos Pizarro. Petro parece haber logrado su objetivo de polarizar la contienda presidencial con el abanderado del Centro Democrático, Iván Duque. De aquí en adelante le toca a los más opcionados candidatos presidenciales y sus operadores políticos adelantar intensas jornadas de negociaciones, acuerdos y cuadraturas que definirán en los próximos días el cuadro final de aspirante a suceder a Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño, sede del gobierno y residencia oficial del presidente de Colombia.

Elecciones en Venezuela. Cuando escribía estas líneas los candidatos de la oposición venezolana de los mismos partidos políticos que en diciembre pasado decidieron no participar en la elección de alcaldes, especialmente los dirigentes de Acción Democrática (AD) buscaban afanosamente un “cupo” en las filas de postulados de las organizaciones que respaldan la candidatura presidencial de Henri Falcón. Sin embargo, en el caso de Nueva Esparta, la más apetecida de las organizaciones es una de carácter regional, el Movimiento Regional de Avanzada (MRA) del ex gobernador Morel Rodríguez Ávila, la misma que apuntaló la victoria del alcalde de Maneiro, Morel David Rodríguez Salcedo. La próxima semana examinaremos como quedó eso y seguros estamos caerán unas cuantas máscaras.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: