Coctel de camarones

Las pesadillas de Santos. El pasado 8 de noviembre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en un acto realizado en la ciudad de Londres donde recibió del Real Instituto de Relaciones Internacionales británico, mejor conocido como Chatham House, un reconocimiento a la “excepcional diplomacia” con la que impulsó el proceso de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), a la pregunta de un periodista respondió: “Si me preguntas cuáles son mis pesadillas, pues mi peor pesadilla es Venezuela… Si hay una implosión en Venezuela, no es que vamos a recibir 500.000 personas, que es lo que hemos recibido, serán millones y eso va a ser un problema tremendo para el proceso de paz y para Colombia en general… Eso está creando una carga bastante dramática en nuestro sistema educativo, de salud. Nosotros queremos ser generosos, no queremos cerrar nuestras fronteras y de cierta forma tenemos que adaptarnos a esta situación que desafortunadamente se está empeorando”. Esto lo dice el Presidente de un país cuyos compatriotas, por millones han migrado hacia Venezuela, donde disfrutan de los beneficios de educación y salud gratuitos, de subsidio a la vivienda y la alimentación y del resto de las políticas sociales que el proceso político venezolano les ha ofrecido a cambio de nada por más de tres lustros. Lo afirma el jefe de Estado de un país que logró la firma de un acuerdo de paz con la principal guerrilla de Colombia, entre otras cosas, gracias al principalísimo concurso de la diplomacia venezolana de paz. Pero Santos, cuando tiene que evadir una pregunta de difícil respuesta llama al comodín dispuesto para estos casos, Venezuela. Pero estas no son las verdaderas pesadillas de Juan Manuel Santos.

Los desvelos de Santos. Las razones verdaderas de los desvelos de Santos son otros. El primero de ellos las encuestas. Cuando a pesar de la guerra económica el presidente colombiano registra como el presidente Nicolás Maduro gana elecciones, apenas el pasado 15 de octubre, 18 de 23 gobernaciones en disputa y a punto de alzarse con la número 19 y él cae en popularidad, más que Venezuela, Nicolás Maduro se convierte en su peor pesadilla. Y es que en los resultados de la encuesta Gallup Pol del pasado mes de octubre, el 69 por ciento de los colombianos creen que las cosas van por mal camino en ese país y un 70% desaprueba la gestión del presidente Santos. Estos resultados son una clara muestra de un pueblo cansado de los escándalos de corrupción, que además opina que la economía va por mal camino, al igual que el desempleo, que padece por el alto costo de la vida, la inseguridad y el narcotráfico, entre otros muchos males que afectan su calidad de vida.

Santos y los Paradise Papers. Sin embargo, más que pesadillas lo que le produce insomnio al presidente colombiano son los señalamientos que en su contra han aparecido en la prensa internacional por su presunta vinculación con el escándalo financiero mejor conocido como los “Paradise Papers”, investigación realizada por 382 periodistas de casi 100 medios de comunicación que han analizado más de 13,4 millones de documentos que muestran lo ocurrido desde hace 70 años (1950-2016) y que fuera “filtrada” al diario alemán Süddeutsche Zeitung y posteriormente entregados al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. Estas son las verdaderas pesadillas de Santos.

Así paga el diablo. ¿Cómo es eso que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que se muestra tan preocupado “de la boca para afuera” por la situación venezolana, prohíbe la venta de medicamentos al Ministerio de Salud de nuestro país? Efectivamente, el presidente Santos prohibió al laboratorio BSN Medical, uno de los pocos fabricantes de Primaquina en la hermana república, medicina para el tratamiento contra la malaria, permitir la venta de este medicamento al Gobierno de Venezuela. Así paga el diablo.

Parte de pago. Un encapuchado que se identificó como “guarimbero” y que señaló que participó en los hechos de violencia protagonizados por la oposición venezolana, que ocasionaron la muerte de más de 120 personas entre los meses de abril y julio de este año, señaló en un video difundido por un portal informativo que los 200 millones de bolívares con los que sorprendieron a Lilian Tintori en la maleta de su automóvil en meses pasados, correspondían a parte de su pago por fomentar la violencia en la ciudad capital. Se cayeron con los kilos.

No más pendejos. María Corina Machado, coordinadora de Vente Venezuela, rechazó la posibilidad del restablecimiento del diálogo entre representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y los del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Vía twitter, así trinó María Corina: “En el mismo lugar, las mismas personas, con la misma ‘agenda’. Pero dicen que ahora sí el diálogo es en serio. ¿En serio? Estos creen que somos pendejos”. “En 2014 en plena Salida se presentaron en Miraflores ‘a dialogar’. Pararon la calle”. “En 2016, la marcha iba a Miraflores y se fueron a Fuerte Tiuna. Pararon la calle. En el 2017 el 16J da un mandato; caen en elecciones ficticias y se van para República Dominicana. Pararon la calle. No más”. Así están las cosas en la oposición venezolana.

Aniversario de AD y la situación de la MUD. El 13 de septiembre de este año, el mismo día en el que Acción Democrática cumplía 76 años de existencia, un columnista de apellido Blanco, publicó en un diario de circulación nacional un comentario en relación con las elecciones primarias que por esos días realizó la oposición venezolana de cara a las elecciones de gobernadores del 15 de octubre el cual, a la luz de lo sucedido en la oposición venezolana resultó premonitorio: “Primarias en familia: Las elecciones primarias de los partidos de la MUD permanecieron rodeadas de indiferencia hasta el día de su celebración, cuando se constató que la MUD que había entrado en ellas era diferente a la que había salido del horno electoral. La discusión sobre el número de votantes puede ser irrelevante porque, como suele ocurrir, no conduce a ninguna parte. Para los promotores es “satisfactorio” por estas y aquellas razones, mientras que para los críticos es muy poco cuando se compara, por ejemplo, con la gesta del 16 de julio con casi 8 millones de ciudadanos, o con la abstención brutal de la farsa constituyente del 30 de julio. Otra cosa es el ambiente que las precedió: desinterés, hastío y desesperanza. La mayoría opositora escogió no votar en esas primarias donde tuvieron lugar. Las causas pueden ser diversas, desde el desacuerdo con el camino escogido hasta considerarlas irrelevantes para la decisión de votar en las elecciones regionales, si es que estas tienen lugar. En todo caso, hay algunas conclusiones que son prominentes: 1) Muchos no asistieron como protesta ante el camino escogido por los partidos de la MUD al incumplir el mandato del 16 de julio por el cual votaron 7,6 millones; 2) Acción Democrática es el partido ganancioso; siempre tuvo en la mira las elecciones regionales y no el cambio inmediato de régimen, y 3) Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo aparecen como los partidos más golpeados. Resulta una curiosidad histórica que los partidos relativamente nuevos hayan contribuido a organizar una ‘fiesta electoral’ que le preparó la cama a una victoria de AD en el campo de la MUD, de la cual se convierte en primus inter pares. Además, lo que se propuso Chávez y luego los partidos “nuevos”, que era enterrar “el pasado”, no acontece siempre; de cuando en cuando un supuesto cadáver se levanta y les muerde el tobillo. El caso de Voluntad Popular es lamentable y es producto de una política zigzagueante y ambigua. Tal vez consideraron que el capital político acumulado por el martirio terrible de Leopoldo López era suficiente como para soportar cambios tácticos frecuentes, y no ha sido así. Sea que los amigos de VP no votaron por este partido, sea que se abstuvieron, lo cierto es que la arrogancia política fue castigada. El caso de UNT es el hastío zuliano que buscó una vía de escape con Juan Pablo Guanipa. Al final habrá que ver qué significan estas primarias que han dejado tantas magulladuras para el destino de las fuerzas democráticas. Por lo pronto, es un episodio más de este camino demasiado doloroso e infinito”…

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: