Colombia nunca será Venezuela, ni viceversa

“Son precisamente los medios, que unidos a la dirigencia política de derecha-derecha, los que han convertido a Venezuela en el coco de todos los colombianos”

Exigimos limpieza en la forma de hacer política.

Colombia ha sido un país manipulado por los políticos de manera perversa. Los mismos que la han regido durante 200 años siempre se han buscado una mentira que han convertido en verdad para usarla como instrumento político mezquino y deshonesto. Ellos usan el principio de repetirnos una mentira hasta que la convertimos en verdad.

Estas mentiras usadas ladinamente afectan y dominan el pensamiento social de todo el país, haciéndonos una sociedad de idiotas útiles que hacen y dicen lo que le dictan sus elites políticas. Estos poderes no trabajan solos, se articulan con medios de comunicación, empresarios, empresas encuestadoras, institucionalidad, gremios, entre otros. De hecho, son precisamente los medios, que unidos a la dirigencia política de derecha-derecha, los que han convertido a Venezuela en el coco de todos los colombianos.

Sin embargo, antes de esto fue Cuba la gran amenaza y mucho más atrás la Unión Soviética, que en la posguerra le dio paso a la Guerra fría y el comunismo de Stalin, que amenazaba con convertimos en un estado absolutista.

Sabemos que Colombia nunca será Venezuela, ni Venezuela Colombia. Nuestras costumbres, tradiciones, carácter, expectativas, sueños, fuerza de trabajo, principios, concesiones son muy diferentes.

Hagamos una reflexión: nuestro país ha practicado durante décadas el capitalismo y últimamente el capitalismo salvaje, y por esas prácticas no nos hemos convertido en un segundo Estados Unidos, ni nunca nos convertiremos en ellos. Los países los construyen las personas, la gente que los habita, su enjundia, su capacidad, su verraquera y sentido de pertenencia, justicia y altruismo.

Los grandes ejemplos de desarrollo y los grandes avances los dieron las grandes mentes que lograron transformar el mundo y lo hicieron posibles como hombre libres, creadores e innovadores, altruistas y preocupados más en dar que en recibir. No como los lideres nuestros, mezquinos, mentirosos, injustos, discriminadores, oportunistas, manipuladores, concentradores de la riqueza y el poder. Ellos son los que han hecho de Colombia el tercer país más injusto del mundo.

Una mentira se hace verdad en un país cuando tenemos el poder político y económico para hacérsela escuchar todos los días a los colombianos, contando, claro está, con la suficientes cajas de resonancia (los poderosos medios nacionales) para que la gente termine aceptándolo como una verdad absoluta.

La neurociencia ha podido determinar mediante sus investigaciones que el cerebro humano es sensible a estímulos externos que lo conducen a recibir información ya sea veraz o falsa. Dentro de esto podemos contar con los centros nerviosos y la corteza cerebral, una capa de tejido neuronal plegado que cubre la superficie del prosencéfalo. También con los lóbulos frontales, que están asociados con funciones ejecutivas, tales como el autocontrol, la planificación, el razonamiento y el pensamiento abstracto; que es donde radica la conciencia cerebral. Estos procesan la información seleccionando según códigos establecidos la información veraz y la información falsa: la falsa la desecha y la veraz la admite.

Pero como el cerebro es una especie de computador, la repetición permanente de una mentira diciéndole que es una verdad, añadiéndole una dosis de miedo como catalizador, hace que termine reconociéndola como una verdad, con lo que sus códigos se reprograman incorporándola al sistema.

Esto es lo que han hecho sectores de derecha extrema para mantener su poder por más de 200 años en el país.

Ni Colombia es Venezuela, ni Venezuela es Colombia. Somos totalmente diferentes en todo.

Ya está bueno que no vean la cara de idiota. ¡Los colombianos merecemos respeto! No sean tan poco serios.

Federico Acuña Mendoza

Periodista colombiano

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: