Comparaciones odiosas

Para quienes repiten argumentos sin verificar la certeza de lo que afirman, les recordamos que hace 18 años, el 3 de diciembre del año 2000, se realizaron en nuestro país elecciones de concejales e integrantes de juntas parroquiales y en esa oportunidad la participación del electorado fue de 24%, la más baja de todos los tiempos en Venezuela. Cinco años después, el 7 de agosto de 2005 se realizó una nueva elección de concejales e integrantes de juntas parroquiales, con una participación del 30,81%. El pasado domingo 9D se realizaron elecciones para elegir exclusivamente a los miembros de los 335 Concejos Municipales de la República. Si examinamos el contexto en el que se realizaron estos comicios, y añadimos al tradicional “ausentismo ciudadano”, el llamado partidista a la abstención, acompañado por una feroz campaña mediática y por las redes sociales “satanizando” a quienes convocaban a participar desde el campo opositor, podemos concluir que las elecciones del pasado 9D fueron un rotundo éxito para el gobierno del presidente Nicolás Maduro, para el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sus aliados del Gran Polo Patriótico y sentenció la ruptura definitiva de la imaginaria unidad de la oposición nacional. Veamos.

Claudio Fermín

¿QUÉ SERA LO QUE QUIERE EL NEGRO?

El dirigente político opositor Claudio Fermín, afirmó que estos niveles de abstención eran predecibles, “tanto por la incisiva campaña para que el elector no acudiera a votar, como por el desinterés que las elecciones locales generan, consecuencia, entre otros factores, del centralismo y cupulismo que se apoderó de la política y de los partidos, lo que propagó la idea según la cual solo tiene valor lo que ocurra en la jefatura de los movimientos políticos y en los centros de toma de decisiones, todos distantes de las bases”. Las reflexiones ofrecidas por Fermín a través de las redes sociales fueron ocultadas por los medios de comunicación, mayoritariamente alineados con el abstencionismo. Entre otras cosas el ex candidato presidencial señaló: “Lo cierto es que la única herramienta de cambio a la mano es el voto. Esa es la verdad, pero desde centros de poder se le oculta eso al ciudadano simplemente porque esos referentes políticos no cuentan con votos suficientes para personificar el cambio (…) En Venezuela no hay precepto constitucional ni ley alguna que establezca que con baja participación electoral los funcionarios electos pierden atribuciones o legitimidad. En nuestro país se cuenta la presencia, no las ausencias. Quien acude a votar es quien decide. Quien no lo haga, nada decide (…) La verdad es que solo deciden quienes votan. No votar no restó atribución alguna a gobernadores y alcaldes electos en recientes procesos, como tampoco a Maduro a partir del 20 de mayo. Tampoco se produjeron asomos de la repugnante intervención extranjera que han venido propagando. Mentiras sobre mentiras, tan solo para capitalizar el inmenso descontento mediante el ardid de la oferta engañosa. El espejismo de la inmediatez de la salida”. ¿Qué será lo que quiere el negro?

Fanny du Villar

LA ÚLTIMA CARTA QUE ESCRIBIÓ

El próximo lunes 17 de diciembre de 2018 se cumple un año más de la desaparición física del Libertador Simón Bolívar y en homenaje al más grande hombre que ha parido la patria venezolana les ofrecemos la carta de amor que Bolívar le escribiera a su prima Fanny Dervieu Villiars, en San Pedro Alejandrino el 6 de diciembre de 1830, tan solo once días antes de su muerte. Además de bolivariano me declaro profundamente “enamorado del amor”.

“Querida prima:

¿Te extraña que piense en ti al borde del sepulcro?

Ha llegado la última hora; tengo al frente el mar Caribe, azul y plata, agitado como mi alma por grandes tempestades; a mi espalda se alza el macizo gigantesco de la sierra con sus viejos picos coronados de nieve impoluta como nuestros ensueños de 1805.

Por sobre mí, el cielo más bello de América, la más hermosa sinfonía de colores, el más grandioso derroche de luz.

Y tú estás conmigo, porque todos me abandonan; tú estás conmigo en los postreros latidos de la vida, en las últimas fulguraciones de la conciencia.

¡Adiós Fanny! Esta carta, llena de signos vacilantes, la escribe la mano que estrechó las tuyas en las horas del amor, de la esperanza, de la fe.

Esta es la letra que iluminó el relámpago de los cañones de Boyacá y Carabobo; esta es la letra escrita del decreto de Trujillo y del mensaje del

Congreso de Angostura.

¿No la reconoces, verdad? Yo tampoco la reconocería si la muerte no me señalara con su dedo despiadado la realidad de este supremo instante.

Si yo hubiera muerto en un campo de batalla frente al enemigo, te dejaría mi gloria, la gloria que entreví a tu lado en los campos de un sol de primavera.

Muero miserable, proscrito, detestado por los mismos que gozaron mis favores, víctima de un inmenso dolor; presa de infinitas amarguras. Te dejo el recuerdo de mis tristezas y lágrimas que no llegarán a verter mis ojos.

¿No es digna de tu grandeza tal ofrenda?

Estuviste en mi alma en el peligro, conmigo presidiste los consejos del gobierno, tuyos son mis triunfos y tuyos mis reveses, tuyos son también mi último pensamiento y mi pena final.

En las noches galantes del Magdalena vi desfilar mil veces la góndola de Byron por las calles de Venecia, en ella iban grandes bellezas y grandes hermosuras, pero no ibas tú; porque tú flotabas en mi alma mostrada por las níveas castidades.

A la hora de los grandes desengaños, a la hora de las últimas congojas apareces ante mis ojos de moribundo con los hechizos de la juventud y de la fortuna; me miras y en tus pupilas arde el fuego de los volcanes; me hablas y en tu voz escucho las dianas de Junín.

Adiós, Fanny, todo ha terminado. Juventud, ilusiones, risas y alegrías se hunden en la nada, sólo quedas tú como ilusión serafina señoreando el infinito, dominando la eternidad.

Me tocó la misión del relámpago: rasgar un instante las tinieblas, fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderse en el vacío.

Santa Marta, 6 de diciembre de 1830”.

PERLITA AL CIERRE

En Nueva Esparta la participación en las elecciones del pasado 9D superó la media nacional, sobrepasando el 34%. El PSUV logró más del 90% de los concejales que se eligieron y en la isla de Coche, el porcentaje de participación llegó al 63,25%. Sinceras felicitaciones a las autoridades regionales y municipales del PSUV, por tan meritorio logro y a quienes desde el campo opositor asumen el voto como herramienta de lucha democrática. Sin duda alguna, el gran derrotado fue el gobernador Alfredo Díaz. Ni lavó, ni prestó la batea.

FELIZ NAVIDAD Y UN MEJOR AÑO 2019

Estamos haciendo un esfuerzo por mantener nuestras líneas lo que falta del año 2018 en la página web, como es el caso de esta edición. De cualquier manera, quiero agradecerles tanta consecuencia y lealtad a nuestros lectores. De todo corazón les deseo una Feliz Navidad y lo mejor del mundo para el año 2019. Que Dios y la Virgen del Valle los acompañe y los ilumine por siempre. Un fuerte abrazo. ¡FELIZ NAVIDAD JO, JO, JO, JO!

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: