Confidencias de Aguaitacaminos

LA SALIDA. El nuevo año 2018 comienza a todo tren en el escenario político y con inmensas dificultades en el escenario económico. El pasado martes, 23 de enero, la Asamblea Nacional Constituyente ha llamado vía decreto al adelanto de las elecciones presidenciales para el próximo mes de abril. El anuncio debió haberse hecho durante el acto con el presidente Maduro la semana pasada en los propios espacios de la ANC como producto del consenso generado en la mesa de dialogo en la República Dominicana. Pero la acción de un tercero frenó el acuerdo alcanzado entre el chavismo y la oposición venezolana. En este sentido, el llamado a elecciones presidenciales para abril no debe causar ningún tipo de sorpresa a la dirigencia opositora. ¿Por qué se levanta la oposición de la mesa de diálogo? ¿La vía electoral es asumida por la oposición como un factor estratégico para desalojar del poder al chavismo? La oposición ha puesto como principal obstáculo para avanzar en los acuerdos de Dominicana, las escasas garantías ofrecidas por parte de las Instituciones del Estado venezolano para su participación en la contienda electoral. ¿En qué ha cambiado el escenario actual con respecto a las elecciones parlamentarias ganadas por la oposición en el 2015? ¿Cómo era la composición del CNE en el 2015 con respecto al presente año? Pudiera un dirigente de la oposición explicar cuáles eran las garantías existentes en el 2015 que no están presentes en la actualidad pero sería como someter al famoso y controversial Woody Allen, a un esfuerzo supremo para explicar su relación con Soon-Yi. ¿Por qué la oposición se debate entre participar o no en las elecciones presidenciales del 2018? La respuesta pudiese estar en lo que en años atrás la oposición venezolana bautizo como “La Salida”. Para la dirigencia opositora la vía electoral es una alternativa pero no la opción para salir del Chavismo. Este último ha probado tener una calificada maquinaria electoral capaz de recomponer fuerzas antes las adversidades y ha demostrado hacer uso de cualquier recurso disponible para colocar la lucha en el campo político como un combustible movilizador y regenerador. Ante esta realidad, la oposición se plantea como estrategia el uso de la violencia política como genuino aglutinador de fuerzas, allí surge “La Salida”. El objetivo, la aniquilación del chavismo. Opción que cuenta además con el pleno consenso y apoyo de Washington, quien ha venido construyendo un grupo de aliados en la región con el Gobierno de Santos a la cabeza de dicha alianza. El presidente Santos ha permitido que Colombia se convierta en un lugar común y de encuentro para la conspiración contra el país. A finales del año pasado, un conocido hotel de Bogotá era escenario de una reunión, entre los venezolanos asistentes figuraban personeros enviados por Ramos Allup, Julio Borges, Leopoldo López y Lorenzo Mendoza. Toda la reunión trascurrió con la presencia activa de funcionarios de la Embajada de EEUU. Veremos entonces si no surge una “situación extraordinaria” que precipite un escenario de ingobernabilidad generalizada en el país que incline la balanza a favor de la oposición y estimule su participación en la contienda electoral, a la abstención como la alternativa inmediata de la oposición ante la convocatoria electoral como primera fase del Plan que active “La Salida”. Las cartas están echadas, saldrá victorioso quien primero tome la calle.

Rafael Ramírez

USTED LO LEYÓ EN LAS VERDADES. Cerrando el año 2017, en la edición n° 655, en las “Confesiones del Aguaitacaminos” expusimos el proyecto de Rafael Ramírez de cara a su candidatura en la venidera elección presidencial del 2018, Recordemos unas líneas: “Rafael Ramírez, ante la pregunta sí él piensa en postularse a las elecciones presidenciales del 2018, contesta: “Ahorita no estamos para hablar de eso (…) Pero bueno, si tengo que hacerlo lo haré”. Más claro no canta un gallo. ¿Pero desde qué tiempo se va perfilando la opción de Ramírez a la presidencia de la Republica? ¿Quiénes lo acompañan en esta opción?”. Poco tiempo le ha costado a Ramírez para exponer sus verdaderos intereses a lo largo de estos últimos 10 años desde aquella consigna prefabricada; “Pdvsa es roja, rojita de arriba abajo”.

THE RETURN OF THE LORD. Rafael Ramírez prepara su retorno a Venezuela, la negociación con el Gobierno pasa por dejar sin efecto cualquier investigación que determine la imputación del trujillano por parte de la Fiscalía General de la Republica por delitos de corrupción y traición a la Patria. Al igual que Henry Ramos Allup, Ramírez aspira a la presidencia de la república a través del llamado a primarias. El consenso del chavismo en torno a Nicolás Maduro para las presidenciales dejan el reto de Ramírez como un simple fenómeno acústico que se proyecta sobre él mismo.

RAFAEL BÍBLICO. En el último artículo de Rafael Ramírez publicado en un medio trokista de internet, acude al mandato bíblico de “reconocer” sus propios errores como una suerte de borrón y cuenta nueva. Rafael, ¿fue un error no denunciar a tiempo los hechos irregulares en la cual estaba inmersa tu asistente, Ingrid Sánchez? Un mandato de la biblia, Éxodo 20:15, No Robarás. Ingrid Sánchez acompaño a Ramírez desde Enegas, Pdvsa y durante el Ministerio de Petróleo y Minería.

EL SALVADOR. La estrategia de EEUU para Venezuela tiene su contraparte en el país centroamericano, cuyo objetivo es desalojar del Poder al partido gobernante, el FMLN. Para ello la oposición salvadoreña encabezada por el partido Arena se apresta para llamar a la abstención en las próximas elecciones para diputados y de alcaldes con miras en las presidenciales. El programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) es la carta de la oposición para incidir en los votantes salvadoreños. Agobiar económicamente al electorado del FSML es el objetivo de la administración republicana. Cualquier parecido con las iniciativas de Trump para quebrar el espinazo a la economía venezolana no es pura coincidencia. Un dato interesante, el diplomático de carrera y exjefe de la DEA, His Excellency Todd Rombinson, hoy Encargado de Negocios de la Embajada de EEUU en Venezuela y activo protagonista indirecto en la mesa de negociación entre el Gobierno bolivariano y la oposición venezolana, tuvo pasantía por la Embajada estadounidense en El Salvador antes de ser el Embajador gringo en Guatemala donde fue pieza clave en el manejo de más de 750 millones de dólares para el impulso del Plan Alianza para la Prosperidad.

CASO OSCAR PÉREZ. Días previos a los sucesos del pasado 15 de enero, el grupo de Pérez fue ubicado en el municipio El Hatillo del estado Miranda, en un cambio de vehículos que tenía como fin evitar el seguimiento de los organismos de seguridad del Estado. En la madrugada de aquel lunes la guarida del grupo ubicada en la carretera Mamera-Junquito fue ubicada. La acción oportuna de los organismos de seguridad evitó la colocación de dos carros bombas en las adyacencias de la Embajada de Cuba en Venezuela ubicada en el municipio Baruta del estado Miranda por parte del grupo de Pérez. Aunque el Gobierno asegura que desmantelaron prácticamente al grupo, la realidad es que las ramificaciones son más amplias de lo que se conoce. El anticastrismo cubano estaría estrechamente vinculado a un grupo de venezolanos en el exterior con relaciones con el grupo de Pérez, entre ellos, Johan Peña, exDisip vinculado al asesinato de Danilo Anderson y quien se mueve entre El Salvador y Honduras. En este último país estaría el centro de operaciones de mercenarios con órdenes de infiltrarse en territorio venezolano para llevar a cabo acciones desestabilizadoras bajo la supervisión de la Estación de la CIA ubicada en dicho país.

LA TRAGEDIA. Álvaro Uribe Vélez calificaba la muerte de Oscar Pérez como “una tragedia”. En Colombia está por estallar un nuevo escándalo con AUV como protagonistas, esta vez, el gusto del expresidente colombiano por el delito de agresión sexual contra la mujer es la noticia que muchos temen publicar. Acá un texto de una columnista colombiana, Paola Ochoa, publicado recientemente: “¿Cuántas otras, como Mabel Lara, como Yolanda Ruiz o como yo, hemos sido víctimas de un superior que nos acosó sexualmente? ¿Un jefe que nos manoseó, nos tocó, nos acechó, nos persiguió y nos humilló con insinuaciones de sexo a cambio de no hacernos la vida insoportable?”. Qué dirá AUV, faro luminoso de la oposición venezolana, sobre la tragedia que él ha causado a la Sra. Claudia Morales.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: