Congresos y antiimperialismo

Esta semana se cumplieron 45 años del Golpe de Estado contra el Gobierno legítimamente electo de Salvador Allende, el Gobierno de la Unidad Popular. Marcia Tambutti, nieta de Allende, bióloga de profesión y quien vivió exiliada en México durante buena parte de su vida fue la oradora de orden el pasado martes que contó con la presencia de la senadora Isabel Allende, la vicepresidenta de la Democracia Cristiana y la diputada comunista Carmen Hertz, entre otros. Tambutti recordaba que su abuelo entendía la democracia como un proceso que se debe vivir y no delegar, donde el ciudadano debe involucrarse, “incluso en sus gestos más cotidianos”. El Gobierno de la Unidad Popular sucumbió ante el cerco impuesto por los EEUU. Una férrea dictadura militar tomó el poder con la complicidad del gobierno de Richard Nixon, en cuestión de horas, la represión cobraba la vida de miles de chilenos. El 29 de junio del 73, ocurría un levantamiento militar, “El Tanquetazo”, era derrotado por fuerzas leales a Salvador Allende encabezadas por el jefe del Ejército, Carlos Prats. Este hecho devino en la movilización de un millón de chilenos en apoyo a Allende. Un poco más de un mes de la realización de esta marcha y días previos al golpe de Estado del 11 de septiembre, el dirigente del Partido Socialista, en un discurso señalaba: “El golpe no se combate con diálogos. El golpe se aplasta con la fuerza de los trabajadores, con la fuerza del pueblo, con la organización de la clase obrera, con los comandos comunales, con los cordones industriales, con los consejos campesinos. Hemos oído aquí gritos de “crear, crear, poder popular”, porque el pueblo así lo ha comprendido. La guerra civil en que se encuentra empeñada la reacción, estimulada, apoyada, financiada y sustentada por el imperialismo norteamericano, se ataja sólo creando un verdadero poder popular”. Lo cierto es que las fuerzas progresistas y de izquierdas en Chile no han podido en 45 años volver a protagonizar nuevas victorias que abran las grandes alamedas por donde pase el hombre libre y que construyan un mundo mejor. Hoy, en Venezuela, ante la política de Washington impulsada por la administración de Trump, el debate que dé forma a una idea antiimperialista está ausente en los principales escenarios políticos que ha reunido a un importante sector del chavismo durante los últimos dos meses: el IV Congreso del PSUV, el Congreso Constituyente de los Trabajadores y el recientemente instalado, el III Congreso de la JPSUV. Un mar de consignas sin ideas firmes. ¡Alerta que camina la espada de Bolívar por América latina! La consigna va con los años perdiendo contenido. Se repite de manera automática sin analizar el contexto actual. A la espada le han cerrado los caminos y a Bolívar lo han ido apartando del sentir de los pueblos latinoamericanos golpeando la idea más trabajada del quijote de América, la integración latinoamericana. La última marcha en el marco del III Congreso de la JPSUV, solo el título de “Antiimperialista” llevaba. Ni una sola palabra contra Trump estaba grabada en algún cartel o pancarta. La pared espera la mano de quien empuñe el grafiti denunciando la bota invasora. Un intelectual estadounidense, Bhaskar Sunkara, hace referencia a la crisis del Partido Demócrata que ha favorecido recientemente posturas donde la crítica a Trump, por ejemplo, de las élites liberales, según él, están vacías de una alternativa clara: “Lo viejo se está muriendo y lo nuevo no nacerá de discursos de los Globos de Oro”.

Trabajadores Universitarios de Venezuela

¿QUÉ DISCUTE HOY LA CLASE OBRERA? Un documento del II Congreso de la Federación de Trabajadores Universitarios de Venezuela recoge la idea clave de un dirigente sindical de este sector: “La realidad es tan cambiante que hay que reactualizar los documentos, sobre todo con la recuperación económica y los anuncios presidenciales. Nuestro papel como trabajadores, uno con la conflictividad y dos en asambleas para explicar la recuperación económica y con talleres y foros de formación en el aspecto económico para explicar el nuevo programa de la Revolución como transición de uno a otro modelo. Una nueva cultura del trabajo: Revalorizar el salario”. Pareciera que un conjunto de generalidades y lugares comunes alejaran a la dirigencia sindical que organiza el Congreso Constituyente de los trabajadores de la realidad. La calle sigue siendo desconocida como centro de acción contra la barbarie especuladora que pulveriza el salario. El nuevo tabulador salarial prende las alarmas en la dirigencia sindical sin atacar el mal generador de la crisis actual, la especulación y la corrupción.

III Congreso de la JPSUV

UNA MIRADA AL III CONGRESO. Otro documento pero esta vez desde el sector de la juventud, sirve de introducción para establecer las bases de la discusión del III Congreso de la JPSUV, un párrafo recoge la mirada del contexto internacional: “Hoy EEUU, China, Rusia, Irán y Turquía se encuentran envueltos en una disputa arancelaria que amenaza con mellar las bases del comercio internacional. Medios internacionales insisten en catalogar al presidente supremacista Donald Trump como loco desquiciado, esta postura deja de lado que el año 2018 será recordado como el año en que la Rusia de Putin le ganó la batalla cultural al imperio norteamericano a través de la organización del Mundial de la FIFA. En una edición por primera vez fueron comunes los anuncios publicitarios y comerciales en árabe, chino mandarín y ruso; es decir el inglés norteamericano no hegemonizó los anuncios publicitarios y esto además de ser una batalla cultural hace evidente la emergencia de nuevos sectores económicos”. ¿Irán y Turquía en disputa arancelaria con los EEUU? ¿Está en peligro inmediato la supremacía del dólar en el contexto del comercio internacional? ¿El Mundial de Fútbol realizado en Rusia constituyó un escenario donde “la Rusia de Putin” le ganó la batalla cultural a los EEUU? 50 años se han cumplido de la Matanza de Tlatelolco en la que fuerzas de seguridad del Estado mexicano masacraron a un grupo de estudiantes y 50 años han transcurrido desde el Mayo Francés, ambos movimientos marcaron a una generación a lo largo y ancho del mundo. ¿Nuestra generación de oro por qué elemento está marcada? ¿Qué ambición mueve a la juventud que protagoniza el III Congreso? ¿Sabrá nuestra juventud ser irreverente? Un connotado irreverente una vez en una entrevista llegó a señalar: “El pedo debe ser sonoro y levantando ligeramente una pata, la pata contraria”. Su nombre: Camilo José Cela, Premio Nobel de Literatura en 1989.

Rodrigo Lara Restrepo

LA LISTA DE RODRIGO LARA. Bajo el título: “Proyecto de Ley Estatutaria número 96 de 2018 Senado “Por medio de la cual se previenen y enfrentan actividades y operaciones delictivas en territorio colombiano por parte de miembros del régimen venezolano…”. El proyecto de Ley introducido por el senador Rodrigo Lara Restrepo en el Congreso Colombiano busca penalizar el lavado de activos que supuestamente un grupo de altos dirigentes del Gobierno Bolivariano y personajes de la política venezolana, en total unos 75 venezolanos, estarían cometiendo en territorio colombiano. La fábula de Rodrigo Lara incluso ha llevado al extremo de incluir en su lista a doña Elena Frías de Chávez, al maestro Hugo De Los Reyes Chávez, María Gabriela Chávez y Rosa Virginia Chávez, entre otros de la familia Chávez. La acción por ahora no ha contado con el consenso en las filas del propio uribismo que hace vida en el Parlamento colombiano, lo que no significa que Rodrigo Lara no insista en promover las sanciones de los venezolanos incluidos en su lista. El “Zar Anticorrupción” espera por el visto bueno de Duque para su próximo movimiento.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: