¡Cuando te invitan aplicar el ADA sin previo aviso!

Los seres humanos, a medida que nos vamos desarrollando, nos encontramos con múltiples situaciones que nos orientan a tomar decisiones en pro de lo mejor para cada escenario de nuestra vida. Hoy quiero hablarles sobre el colegio donde estudian mis hijas, el cual fue negociado por los responsables del mismo, esta decisión fue dada en una asamblea de padres, ¡sí!, donde muchos padres elegimos aplicar el ADA, (acepto, dreno y acciono), mientras algunos se enfocaron en el problema, otros buscaron soluciones con el fin de paralizar las decisiones ya tomadas por quienes dirigen la institución.

Aquí no se trata de quien lo hizo bien o mal, o quien tomó la decisión acertada, lo que quiero expresar es lo siguiente: en la vida existen herencias, legados, acuerdos, que se protegen, se blindan y se cuidan con el fin de que se mantengan en el tiempo, entendiendo que cada cosa o situación tiene fecha de vencimiento.

La negociación trajo como consecuencia el colapso de los padres, que desde hace mucho o pocos años están allí, un episodio que lastima principalmente a los niños y jóvenes, la cual deberán abandonar por las razones expuestas en la reunión llevada a cabo para tal fin. ¿Y ahora? ¿Decisión sólo de los responsables? ¿Decisión de los responsables y padres? Sencillamente es la pregunta o son las preguntas que muchos o todos nos hacemos. Cuando logras mantener integridad en todo lo que haces obtienes intrínsecamente todo aquello que has sembrado, no se puede actuar a las sombras de otros, cada decisión que tomas siempre te llevará a tener aciertos o simplemente a tomar atajos para finalmente hacerse evidente que todo es descubierto. En fin, hoy tomé la decisión de aceptar, drenar y accionar en el beneficio propio, principalmente en el de mis hijas, como siempre de la mano de Dios, entendí que esta situación me permitió darme cuenta, asumir riesgos y empoderarme de los dones y talentos que ellas poseen para finalmente estar en el lugar que sume a potenciar sus ganas y su disposición de desarrollarse sanamente en el área académica, pero la lección más grande, que hoy expongo aquí, es la valentía y la actitud con las que ellas vieron ese escenario, ellas asumieron el ADA en espera de lo mejor, simplemente de aquello que está por ocurrir, en función de su presente y su futuro. Cuando entregas herramientas valiosas y oportunas, además hablas con tus hijos sobre todo aquello que puede llegar de pronto a cambiar el presente, tienes la mayor posibilidad de encontrar soluciones como estas, los caminos pueden estar llenos de rosas, pero en ocasiones llenos de espinas, si te pinchas, limpia, sana y continúa.

¡Padres, permitan aceptar que lo que pasa siempre será lo mejor: drena, aprópiate, descúbrelo; el mundo es de quien lo vive y lo asume, es tu tiempo de accionar!

Nayancy Castillo

Vickivale1979@hotmail.com

Instagram @nayancicastillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: