De Bagdad a Caracas

Cerramos el año 2018 escribiendo sobre la política apuntalada desde Washington contra Venezuela y dirigida a socavar de la integralidad de la República expresada en su territorio y su pueblo. Iniciamos ahora el 2019 con la posibilidad real de una intervención militar dirigida por el Gobierno de los EEUU y con participación directa de una fuerza conjunta integrada por países de la región, en especial un grupo de aquellos países que conforman el denominado bloque político regional, “Grupo de Lima”. Desde Bagdad, los Estados Unidos, han desarrollado una política exterior de doble rasero, por una parte, aislacionista y cautelosa, y por la otra cara de la baraja, intervencionista y unilateralista. La Doctrina Bush (hijo), llamada “Diplomacia de Agresión Positiva”, expuso al mundo una nueva manera de como Estados Unidos se relacionaba con el resto del mundo, la Diplomacia Energética, dio paso entonces a la intervención directa a través del uso de la fuerza para desplazar gobiernos en naciones con amplias reservas energéticas y mineras. La invasión a Bagdad marca la evolución de las políticas medievales que propiciaban la guerra. La “Doctrina de la Guerra Justa”, enseñada por Santo Tomás, en la cual solo el poder del príncipe debe declarar la guerra, es el príncipe quien encarna la soberanía del reino. Otro elemento del enfoque de Santo Tomás viene de la causa justa requerida, enmarcada en la injuria o Injusticia del contrario y por último, la nobleza de las acciones emprendidas contra el mal y se promueva el bien. Quien se sienta en la silla del salón oval de la Casa Blanca asume el atuendo del príncipe sobre el reinado que se presume global y en nombre de la libertad y la democracia emprenden su cruzada contra el mal. Durante el periodo de gobernanza de los demócratas, la Doctrina Obama no varía sustancialmente, la secretaria de Estado para la época, Hillary Clinton, señalaba: “…el compromiso en el siglo XXI «será lograr un equilibrio con sus nuevos competidores globales«, posicionando nuevamente la mirada de Washington sobre el Medio Oriente y la Venezuela petrolera. Según Niall Ferguson, un historiador británico, la “Doctrina Obama” conto con un sello personal: “…los enemigos se convertirán en amigos, y los amigos en enemigos”. De esta manera se entiende con Cuba pero colocaba a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad nacional de los EEUU. Hoy, bajo el impulso de la “Doctrina Trump”, donde el exconsejero de Seguridad Nacional, H.R. McMaster indica sobre su antiguo jefe, Donald Trump: “Visión clara de que el mundo no es una “comunidad global” sino un ring donde las naciones, los actores no gubernamentales y los negocios interactúan y compiten en busca de ventajas”. Trump, quien enfrenta una crisis política en su país marcada actualmente por cinco semanas de cierre del Gobierno Federal, se dio a la tarea, bajo la direccionalidad del Consejero de Seguridad Nacional, John Bolton (“Halcón entre los Halcones”), de terminar la labor emprendida desde la administración de George W. Bush y continuada por Barack Obama. Para lograr el objetivo emprendieron en paralelo, el cambio de correlación de fuerzas en los gobiernos de la región y el estrangulamiento de la economía venezolana con el propósito de minar las bases populares que sustentan al Proceso Bolivariano, que permita la concreción del golpe de Estado que está en marcha. Ante la arremetida, la acción soberana de un gobierno legítimamente electo por el voto popular, la ruptura de relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de EEUU. Un ensayo de Mariano Picón Salas, titulado, “Independencia Venezolana” y publicado en el año de 1964, recoge un pasaje de la guerra de Independencia, en la cual se firma un armisticio y se regularizan las reglas de la guerra, se produce el encuentro en la población de Santa Ana entre Morillo (jefe realista del imperio español) y el Libertador Simón Bolívar. Morillo, que no conocía a Bolívar busca entre el ejército patriota la inmensidad de la leyenda y le pregunta al jefe negociador de la fuerzas patriotas, el leal Daniel Florencio O´Leary: ¿Cuál es Bolívar? Y este responde: “Ese hombre pequeño, de levita azul, montado en una mula”. No olvide la “Planta insolente del extranjero” sobre lo que se ha construido la historia de Venezuela. #YANKEEGOHOME.

Mike Pence

LA GOTA QUE DERRAMO EL VASO. El mensaje del vicepresidente de EEUU fue el detonante para activar el golpe de Estado. Mike Pence, conocedor de la realidad política de la oposición venezolana, fue el encargado de dar lectura al comunicado del gobierno de Estados Unidos, recordemos entre otras cosas que señaló: “La crisis en Venezuela se pondrá aún peor si la democracia no es restaurada. Y es por eso que bajo el mando del presidente Trump, Estados Unidos apoya a la Asamblea Nacional y al señor Guaidó. Nicolás Maduro no tiene derecho legítimo al poder. Nicolás Maduro debe irse. Esto generó, de manera inmediata, no solo la respuesta del Gobierno Bolivariano sino que también dejo colar el objetivo del golpe de Estado en escritos de una de las dirigentes de la oposición más activas en la conspiración, María Corina Machado: “Si Maduro quiere preservar su vida debe saber que el tiempo se le acabo”. Lo que constituye una amenaza directa al jefe de Estado que parece caer nuevamente en los brazos de la impunidad.

Gustavo Cisneros con George Bush

BOLTON, CISNEROS Y GUAIDÓ. Recordemos que John Bolton fue uno de los principales colaboradores de George W. Bush, se le recuerda por aquella frase célebre que justificaba la invasión a Irak: “Estamos seguros de que Sadam Husseín ha escondido armas de destrucción masiva”. Durante los primeros años del gobierno de Bush (hijo), coincidió con el cabildeo de Gustavo Cisneros en busca de la concreción del golpe de Estado contra Hugo Chávez y que se consumaría en la noche del 11 de abril del 2002. Fue en su momento la participación determinante del canal de La Colina del Grupo Cisneros en la entramada golpista. Para la época, Gustavo Cisneros era un amigo cercano de Bush (Padre) y con amplias relaciones en los círculos más conservadores de los republicanos entre ellos, el vinculado a Bolton. Hoy, Cisneros, vuelve a ser una pieza clave del Golpe de Estado contra Nicolás Maduro. Cisneros ha sido la mano que ha hilado la relación entre el halcón y Juan Guaidó. ¿Cierto o Falso que Guaidó está estrechamente vinculado a la Fundación Cisneros? Es incorrecto que entre los miembros de la Dirección Política-Militar, Guaidó sea subestimado y sus acciones calificadas de “mamarrachadas”. Se puede estar abriendo un boquete en el diseño de una estrategia acertada para enfrentar las acciones de las fuerzas que pujan por la salida del Presidente Nicolás Maduro.

Donald Trump y John Bolton

LA HERMANDAD DEL CONEJO. La intervención de los Estados Unidos en Siria ha traído nuevos métodos y nuevos socios. Desde la guerra de los talibanes, la CIA utilizo a la Hermandad Musulmana para que estos peleasen la guerra de otros. Recientemente la administración de Trump, de la mano de John Bolton, ha utilizado a los Yihadistas para derrocar al gobierno de Bahsar al-Asad y para combatir a las fuerzas talibanas ahora opuestas a la intervención de Estados Unidos en Afganistán. La nueva estrategia adoptada por Bolton ha sido puesta en práctica recientemente tanto en Nicaragua como en El Salvador donde se ha utilizado a la Mara Salvatrucha o MS-13 para enfrentar a las fuerzas de seguridad de ambos países en un esfuerzo por desestabilizar al Gobierno Sandinista y al Gobierno del FMLN respectivamente. En Venezuela, es el uso de la delincuencia organizada como principal fuerza de choque de la oposición, bajo el concepto de Bolton en el golpe de Estado que está en marcha. Cada miembro de esta fuerza recibe 30 dólares por día. La frente de la hermandad, alias “Conejo”, un otrora militante de la izquierda armada.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: