¡Dime qué haces y te diré donde llegarás!

En tiempos difíciles es mucho más fácil pensar en lo que limita, en aquello que alguien o cierta circunstancia te indicaron para persuadirte y frustrarte, pero aun, eso solo sucede cuando tu permites que esa tormenta te pueda amilanar, para luego presionarte a tomar decisiones que más tarde podrías lamentar, nada más peligroso que tomar una decisión en medio de un torbellino de emociones, !sí! te puedo asegurar que hoy no escribe mi ego, ni la burbuja donde en ocasiones me he querido envolver, hoy te habla alguien que en un minuto de su vida creyó que era el fin, alguien que vio todas las sentencias condenatorias, alguien que recibió palabras como estas: fracaso, no podrás, te harán, huye, vete, en fin centenares de bombardeos que atentaron contra mis pensamientos, pero que en medio de mis emociones encontradas pude tomar un respiro y concluir ¿después de esto qué?

Analicé, busqué un recuerdo armónico que tocara mi vida, así mismo que me recreara mi mente, hasta poder discernir en esto: lo que vendrá será mejor y diferente a las voces que tanto ruido me causaron.

Hoy parece que sigo viendo circunstancias adversas, voces que causan estruendo para que huyas, pero que recordando el mismo escenario años atrás vuelvo a concluir en esto: solo los valientes arrebataremos nuestro lugar en la tierra y en el sitio asignado por Dios y elegidos por nosotros mismos.

Pregúntate ¿Enfrento o Afronto? Hay muchas maneras de poder darle sentido oportuno a cualquier escenario en la vida, solo tu actitud, tus ganas, tu fe, tu esperanza, tu fuerza, tu coraje serán claves fundamentales y necesarios para lograr tu propósito en la vida o simplemente convertirte en abortivo. Nadie jamás tendrá en sus manos una carga más pesada que la que pueda llevar, no cortes la cruz porque pesa, aguanta que en el próximo cruce eso que pensaste cortar será lo que le faltara a tu camino para llegar. Crea, conquista, atrévete, eres tú el único que puedo construir o destruir su camino. Enfócate en ser y no parecer. Cuida tus pasos, los ataques que solemos tener existen porque no hemos determinado como personas y como pueblo, esos ataques buscaran la vulnerabilidad de cada uno, afianza tu pensamiento para perseverar en Dios no en promesas. Hoy que tu voz manifieste frutos de amor y esperanza.

 ¡Hoy tengo una paz activa, porque he decido accionar antes que reaccionar!

Nayanci Castillo

vickivale@hotmail.com

Instagram @nayancicastillo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: