DUP obstaculiza un Brexit con acuerdo por segunda vez

No ganamos-dos guerras mundiales para ser intimidados por una alemana

¡Solo hacerlo y morir!! es el grito del Boris Johnson, primer ministro británico. Tiene su origen en un poema escrito por Alfred Tennyson en 1854 sobre una carga suicida de una brigada ligera del ejército británico en la Batalla de Balaclava (Crimea) contra los rusos. “No hubo ninguna queja, no preguntaron por qué: Sólo hacerlo y morir, hacia el valle de la muerte cabalgaron los seiscientos”. Casi todos murieron pero la Gran Bretaña recuerda el sacrificio con honor aunque la brigada obedecía una orden loca y equivocada. Johnson amplió su apegó al poema cuando dijo en una conferencia de su partido que iba a enfrentar cierta cantidad de “perdigones y postas” en su lucha para sacar el país de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre con o sin acuerdo.

Partido Unionista Democrático DUP

Por fin develó su plan para Irlanda del Norte y advirtió a los europeos que es su última oferta. Desafortunadamente antes se filtró un documento indicando que los británicos iban a proponer crear centros de chequeo en lugares distantes de la frontera en ambos lados y que habrá arreglos especiales para que Irlanda del Norte quede alineada con UE durante el período de transición y que cada cuatro años después la provincia podrá consentir seguir con el arreglo o no.

Sinn Fein

Las críticas no tardaron; que no hay ningún detalle sobre cómo este principio de consentimiento cada cuatro años funcionaría. Y que el plan se enfoque más sobre el estatus constitucional de Irlanda del Norte y no tanto sobre el consentimiento de las dos comunidades: los unionistas y los nacionalistas. Se sospecha que efectivamente el plan para quitar la salvaguarda dará al Partido Unionista Democrático (DUP) un poder de veto, porque el partido de los nacionalistas (Sinn Fein) nunca votará para quedarse alineada con la Gran Bretaña.

Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte

En este momento ningún partido de la Asamblea Legislativa de Irlanda del Norte goza de una mayoría completa: DUP es el partido más grande por un solo voto. Entre los 90 miembros de la Asamblea hay 40 unionistas de diferentes grupos, 39 nacionalistas y 11 otros supuestamente independientes. En el pasado se ha recurrido a la petición de consentimiento (veto) 259 veces para bloquear temas como el matrimonio de mismo sexo, la reforma de la ley de aborto y aún la censura de políticos. Johnson propone que el Norte quede parte del mercado único de UE por todos productos por un tiempo hasta encontrar una solución tecnológica.

Pacto de Viernes Santo

Es cierto que el regreso de una frontera física interferiría para cambiar las condiciones de paz acordadas en el Pacto de Viernes Santo y será muy difícil manejar el sistema que los británicos quieren imponer. El gobierno insiste que Irlanda del Norte saldrá de la unión aduanera de una vez, una exigencia principal del DUP, que supone que los pequeños comerciantes serían exentos del sistema de chequeo fronterizo pero UE no lo puede aceptar porque alega que tal sistema estará abierto a abusos y contrabando paramilitar en la tierra de nadie. Pero el factor que más preocupa es la propuesta que la Asamblea y el ejecutivo debe dar su consentimiento al plan antes del fin del período de transición y cada cuatro años después. El problema es que aquella Asamblea no ha funcionado por tres años y no hay señales que va a reanudar pronto.

Boris Johnson y Theresa-May

Para mí el DUP chantajea tal como hizo con Theresa May quien cayó en su juego defendiendo la “preciosa unión británica”. Tal como van las cosas la unión futura consistiría solo de Inglaterra e Irlanda del Norte ya que los escoceses y ahora los de Gales se muestran reacios al proceso de Brexit. Johnson ofrece dinero tal como lo hizo May para amarrar el apoyo de DUP.

En otra nota Brexit va a complicar a los territorios británicos de ultramar. Los 14 territorios de los cuales Gibraltar es el más conocido van a perder ayuda financiera de UE para mantener su patrimonio, por ejemplo en la Isla de Santa Elena que se prepara para celebrar el bicentenario de la muerte de Napoleón en 2021.

Una institución que capta la atención cuando la inauguró Boris Johnson al asumir como primer ministro es el Ministerio para la Unión. Se nombró a sí mismo como ministro. Y ahora casi ni habla de eso, a pesar de que el señor Johnson insiste que la “unión es primero”. Y prometió £10 millones ($12 millones) para fortalecer las “cuatro naciones» de la unión cuando Brexit ocurra. De eso £5 millones van a las oficinas territoriales no de ultramar sino de las oficinas de los secretarios de estado para Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Para decir la verdad fue Theresa May quien fomentó la protección de la unión y propuso gastar £120 millones en montar un Gran Festival de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte en 2020. La pregunta al fondo según un cínico comentarista irlandés es: si las bases británicas del partido conservador y unionista realmente se interesa en mantener la unión.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: