EEUU apoya a Brexit a cambio de sumisión total

Las últimas dos semanas han sido semanas surrealistas primero porque el parlamento está de vacaciones y segundo porque los medios también o por lo menos sus analistas políticos dejando un vacio que pone en duda los circos políticos durante el resto del año. Surrealista porque estas vacaciones las han aprovechado el primer ministro Boris Johnson permitiéndole avanzar de bajo perfil escapando por el momento de la lupa mediática.

Independencia escocesa

Los medios han destacado noticias sobre la posible independencia de Escocia, el futuro de Irlanda y sospechas de una conspiración por parte del primer ministro para llamar a elecciones después del 31 de octubre (fecha definitiva de Brexit). Aparentemente Johnson espera matar dos pájaros de un tiro: primero conseguir Brexit sin acuerdo y segundo, cantar victoria contra el parlamento. La estrategia de Johnson y sus asesores se fundamenta en que la gente va a estar feliz por la conclusión del largo y accidentado proceso de Brexit. El ex primer ministro laborista, Gordon Brown advirtió que la independencia para Escocia es inevitable gracias a Brexit y que la idea de un Reino Unido peligra por los “nacionalismos tóxicos” en Escocia, Gales, e Inglaterra.

The Guardian confirma lo que escribí la semana pasada de que Boris Johnson ya está en plena campaña electoral. Parece que sus consejeros se preparan por la posibilidad de perder un voto de confianza cuando el parlamento se reanude en septiembre porque se sabe que la mayoría de los miembros del parlamento no quiere salir de la Unión Europea (UE) sin acuerdo. Por lo tanto, le aconsejan a Johnson sugerir a la Reina Isabel de poner la fecha de una elección después del 31 de octubre.

EEUU promete acuerdo comercial rápido despés de Brexit

Así que Johnson cumplirá con Brexit frente a un parlamento disuelto por elecciones pero puede hacer estallar un problema constitucional involucrando a la monarquía. The Sunday Times ya abrió fuego revelando una fuente cercana a la Reina que alega que su majestad está preocupada por la “mediocridad de la clase política britanica” y su “incapacidad de gobernar el país”. Tradicionalmente el monarca ha observado una imparcialidad pública frente al proceso político. Su principal tarea como jefe del estado es de asegurar que un primer ministro tenga una mayoría en el parlamento para poder gobernar. En teoría si el parlamento decide pasar un voto de no confianza en el primer ministro, éste debe renunciar. Johnson no piensa renunciar.

El portavoz de Hacienda de la oposición, el laborista John McDonnell, anunció que en caso de un voto de no confianza, el partido enviará su líder “en un taxi” al Palacio de Buckingham para informar a la Reina que el partido está listo para formar un nuevo gobierno. El problema de la oposición que no quiere Brexit sin acuerdo es la efectividad de la propaganda de los conservadores de que el parlamento es el culpable de no respetar la voluntad soberana del pueblo que votó para salir de UE. La simpatía de aquel sector de la población que quiere Brexit AHORA favorece a Johnson mientras que el sector que quiere quedarse en UE está dividido y bravo con sus políticos. A propósito, McDonnell anunció su apoyo para otro referéndum escocés para separarse de UK.

Krishmary Ramdhun

Una joven venezolana sufre del “ambiente hostil” del gobierno hacia migrantes que aplican para la residencia en Inglaterra. The Times cuenta que la familia de Krishmary Ramdhum aplicó llegando ella a estar 10 años en el país. La muchacha alega que su papá ya debe más de £4.000 en abogados y trámites y que se enfermó por la preocupación. Esta familia es solo un caso entre miles. El escándalo es que las familias que aplican para la residencia tienen pleno derecho legal. Se acusa al ministerio de Interior de especular aumentando el precio de los trámites de £281 en 2012 a £2.033 en 2018. La burocracia pone trabas y si la persona no puede pagar como en el caso de la venezolana, pierde porque debe aplicar y empezar de nuevo. El precio para los trámites de conseguir la ciudadanía también ha incrementado también de £669 a £1.012. Según el periódico, el ministerio hizo una ganancia de £500 millones el año pasado.

John Bolton y Boris Johnson

El Sr. John Bolton está en Londres para apoyar el nuevo gobierno y Brexit, prometiendo un tratado comercial bilateral rápido con EEUU una vez que UK consiga Brexit y se separe de UE. Bolton insiste que el tratado será de “sector por sector” y como recompensa pide que UK se entregue a la política extranjera de EEUU en cuanto a Irán, Huawei y Europa. Bolton ataca a los europeos por querer ser un “superpoder regulatorio global” y aboga por el debilitamiento de UE. UK ya se comprometió a trabajar no con sus aliados europeos sino con la Armada estadounidense para cuidar el paso de barcos por el Estrecho de Ormuz.

¿Sera que Eliot Abrams anda por acá con su maleta de trucos sucios para evitar un gobierno laborista de Jeremy Corbyn? Venezuela es la otra cara de la moneda.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: