El Imperio Contrataca

El gobierno de Donald Trump nunca estuvo de acuerdo con las conversaciones entre los representantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro y los enviados de Juan Guaidó, que comenzaron en Oslo el pasado mes de mayo con la facilitación del gobierno de Noruega y que han continuado en Barbados.

Siempre hemos sostenido que la oposición venezolana participa “obligada” en este proceso de diálogo forzada por las circunstancias derivadas de la fuerte presión internacional, principalmente ejercida por la ONU, buena parte de la Unión Europea, la creación del Grupo de Contacto del que participan 8 países de Europa y 4 de América Latina, y la designación por parte de la UE, del español-uruguayo Enrique Iglesias, como Asesor Especial para Venezuela. El gobierno de los EEUU ha hecho lo posible por sabotear la iniciativa y esta semana elevaron la apuesta. Veamos.

Barack Obama

VENEZUELA ES LA CLAVE

Además de estas consideraciones de orden geopolítico gravitan sobre la situación venezolana poderosas razones económicas que contribuyen a debilitar la supremacía económica de los EEUU en el mundo. La creciente presencia de China y Rusia en Venezuela, además del incremento de las relaciones económicas y comerciales entre nuestro país y naciones emergentes como India, Turquía e Irán, dispararon las alarmas del establecimiento estadounidense y quienes realmente gobiernan en ese país, las poderosas corporaciones económicas, decidieron detener a cualquier precio el avance de la revolución bolivariana.

No fue casual la orden ejecutiva de Barack Obama de marzo del 2015, declarando a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para los intereses de Estados Unidos y la decisión de apelar al manido expediente de “incorporar en la nómina” un grupo de aliados internos para intentar derrocar el gobierno. Ya lo habían intentado en tiempo de Hugo Chávez. Siempre han estado allí quienes por un puñado de dólares son capaces de cualquier cosa. Solo basta con recordar los sucesos registrados en nuestro país en el golpe de estado de abril del 2002 y el paro petrolero que se “quebró” a principios del 2003. Siempre la oposición venezolana, o mejor dicho, parte importante de ella, ha accionado inteligenciada con los intereses de USA.

Mike Pompeo

EL PATIO TRASERO

Desde el pasado mes de abril cuando el canciller estadounidense, Mike Pompeo, realizó una gira latinoamericana que lo llevó a Chile, Perú, Paraguay y la frontera de Colombia con Venezuela, la cual continuó el pasado mes de julio cuando visitó: Argentina, Ecuador, El Salvador y México, la agenda del gobierno de Donald Trump es la misma, la salida del gobierno bolivariano de cualquier manera. Como nunca antes se observa una presencia directa de los EEUU en la política continental. No parecen dispuestos a tolerar la voluntad soberana de los países de Latinoamérica de darse el gobierno que sus pueblos prefieran. Los halcones de Washington no están dispuestos a aceptar una correlación de fuerzas como la que se registró como en los tiempos de Chávez, Lula, Morales, Correa, Kirchner, Lugo, entre otros. Para Donald Trump, este es un punto de honor.

Iván Duque

COLOMBIA DESPLAZADA

Sorprende sobremanera como los analistas de la situación venezolana omiten datos que permiten anticipar los movimientos de los gringos y sus aliados.

Todo indica que los EEUU desplazó del papel de “aliado privilegiado” para actuar sobre Venezuela al gobierno de Colombia y escogió para ese papel a la República Federativa de Brasil. A Colombia lo único que le queda por ofrecer son las siete bases militares norteamericanas ubicadas en ese país.

Desde la semana pasada la improvisada diplomacia del gobierno de Iván Duque, luce descolocada frente a la determinante presencia brasileña en el “caso Venezuela”.

Wilbur L. Ross

EN BRASILIA SE REPARTEN EL BOTÍN

El pasado jueves primero de agosto patrocinado por el Ipsos Publics Affairs, se realizó en Brasilia un desayuno-conferencia denominado “Reconstrucción venezolana. La perspectiva de la infraestructura”.

Según el programa, en este encuentro se conversó sobre veinte proyectos críticos para la reconstrucción de Venezuela destacando: el sistema de agua de Caracas, el sistema hidroeléctrico de Guri, la recuperación de la producción en la Faja Petrolífera del Orinoco, el sistema de traslado de pasajeros en el transporte público y la recuperación del puerto petrolero de Jose, en el estado Anzoátegui. Los panelistas fueron el Secretario Especial de Comercio Exterior de Brasil, Marcos Prado Troyjo, el vicepresidente de Ipsos Public Affairs, Mark Polyak, el vicepresidente para Latinoamérica de la constructora estadounidense Hill International, Michael Griffin, y el Secretario de Comercio de los EEUU, Wilbur L. Ross.

Según el alto representante del gobierno de EEUU, estos cinco programas forman parte del paquete de los veinte “megaproyectos” identificados por el gobierno de EEUU junto al “gobierno de Guaidó, otros socios y expertos” y serían de “importancia crítica para la estabilización económica de Venezuela” en las áreas de energía, infraestructura y medio ambiente. Para los “exportadores de ayuda humanitaria”, Venezuela simplemente es un negocio.

Juan Guaidó

SIEMPRE SE LES VE EL BOJOTE

Sinceramente no extrañan los anuncios de Trump del pasado lunes. Son parte del guión elaborado hace mucho tiempo. No pensaron nunca que llegarían hasta aquí. No contaron con la dignidad del venezolano, que ha resistido con estoicismo las más brutales medidas de asfixia económica, financiera y comercial aplicadas por el gobierno de USA.

En EEUU pensaron que los venezolanos seriamos como Guaidó, quien al referirse a los anuncios de Trump, dijo: “No es necesario esperar hasta mañana para medir el impacto de las medidas de EEUU (…) lo que ratifican las sanciones y el acompañamiento de los aliados más importantes; es que se está actuando en todos los terrenos de lucha para lograr una solución a la crisis”.  Convicto y confeso.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: