El Oscar: el premio donde nunca gana la mejor película

Aunque de lejos El hilo invisible fue el filme del año, en el 2018 volverá a llevarse la estatuilla una obra que se acomode a los mogigatos gustos de la Academia.

La última película importante que hizo Hollywood, que trascendió en el tiempo e influyó a toda una generación de cineastas fue Pulp Fiction. En los Oscar de 1994 la obra maestra de Tarantino fue nominada a siete estatuillas. Sólo ganó una, la de mejor guión. De hecho es el único Oscar que ha recibido el autor de Bastardos sin gloria fue ese. Ese año esa peliculíta para subnormares, Forrest Gump, arrasó. Esa es la constante dentro de la Academia. Premiar lo aleccionador, lo aburrido, lo políticamente correcto. Nada más miren el año pasado. La película que va a trascender de la lista de nominadas va a ser La llegada, clásico inmediato de la ciencia ficción. Con esa renuencia absurda que tienen los ancianos de la Academia a los géneros, prefirieron ir a lo obvio y entregarle a Moonlight todo lo que pudieron para pagar una deuda de racismo de décadas.

Uno ve los premios porque, en el fondo, lo que nos sigue fascinando de Hollywood ya no son sus películas sino ver a las estrellas caminar en una alfombra roja. Estas son las predicciones para lo que sucederá en la ceremonia de este domingo 4 de marzo.

Mejor Película

La que debería ganar: El hilo invisible es la nueva obra maestra de Paul Thomas Anderson. En ella se despide uno de los últimos grandes actores, Daniel Day-Lewis. Anderso es el único director vivo que se puede comparar con el más grande de todos, Stanley Kubrick, cineasta que por cierto nunca ganó un Oscar.

La que va a ganar: La forma del agua. No vamos a ser injustos con Guillermo Del Toro, nuestro niño gigante favorito. La historia del Dios del Amazonas enamorado por una aseadora muda en Nueva York funciona por más absurda que sea la trama. Yo, hasta lloré. Pero es que Paul Thomas Anderson y El Hilo Invisible… La pelea la tendrá con otra gran película, la durísima y original Tres avisos por un crimen.

Mejor Director

El que debería ganar: Paul Thomas Anderson, simplemente porque es el mejor de todos los directores activos.

El que va a ganar: Guillermo del Toro y no se equivocan del todo. La forma del agua es una película de proporciones monumentales.

Mejor actor

El que debería ganar: Daniel Day Lewis. No importa cuántos Oscar haya ganado. Es el mejor de su generación y esta es su última película. Se lo merece.

El que va a ganar: Gary Oldman, uno de mis actores favoritos. Lástima que va a ganarse el Oscar en uno de sus papeles más mediocres. Disfrazado y haciendo muecas Oldman llega a ser, tan sólo, una triste imitación de Winston Churchill. En esta escogencia queda patentada el mal gusto de los viejitos de la Academia.

Mejor Actriz

La que va a ganar: Frances McDormand. Otro Oscar cantado. Esta señora artista ha venido recogiendo todos los premios de la temporada.

La que debería ganar. Frances McDormand. Nada que hacer, está sublime en Tres anuncios por un crimen. La única sorpresa la podría dar la entrañable Sally Hawkins en La forma del agua.

Mejor Actor de Reparto

El que va a ganar: Sam Rockwell. El policía racista que interpreta tiene tantos matices que lo hace humano y uno termina adorándolo. Es otro que viene acaparando premios.

El que debería ganar: Aunque Rockwell lo merece, sería lindo que se lo dieran a Willem Defoe, no sólo por su maravillosa interpretación sino para reivindicar a The Florida Project.

Mejor Actriz de Reparto

La que va a ganar: Allison Janney. Su papel de mamá malvada en I Tonya fue la puerta para acaparar los premios de la temporada.

La que debería ganar: Allison Janney. Fascinante.

Mejor película animada

La que va a ganar: Coco. En medio del problema que ha desatado la política internacional de Trump, nada para lavar el alma sucia de la Academia que darle el premio a la nueva genialidad de Pixar.

La que debería ganar: Coco. Nos emocionó a todos.

Iván Gallo

Un comentario sobre “El Oscar: el premio donde nunca gana la mejor película

  • el marzo 4, 2018 a las 8:02 pm
    Permalink

    Honestamente La Forma del agua es un festin de cliches y estereotipos mal sincronizados. El trabajo de Del Toro es muy profesional, sin duda, pero la pelicula es bastante mediocre. Repito, Del Toro como director hace un trabajo muy oficioso. Para mi, las peliculas más recalcables son el Hilo invisible, Anderson es un artista de proporciones innegables, Tres anuncios por un crimen, de una calidad narrativa tan genial como Dunkerke, que es para mi la tercera gran pelicula del año. Aunque Nolan no ganará, demostró que es un director capaz de tomar la carga que han dejado grandes cineastas ya desaparecidos.
    Oajalá la Academia haya elegido bien y no se haya dejado llevar por un remake de la bella y la bestia, bien dirijido por cierto, pero un remake mas.
    Tres anuncios por un crimen seria una eleccion bastante digna, mejor que la del año pasado por lo menos, aunque mi gusto particular se decanta por la fascinante narrativa de Nolan, cosa a la que nos tiene acostumbrados.
    Saludos y felicidades por el articulo, excelente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: