¡El punto G de cada signo zodiacal!

Cada parte del cuerpo está regido por un astro ¡y recibe una energía altamente erótica! Le damos una guía para que conozca la debilidad de su pareja y consejos para que redescubra la pasión

¿Acariciarl@ con suavidad en la espalda o besarl@ apasionadamente? ¿Tocarle los pies o decirle palabras subidas de tono al oído? Seguramente su pareja tenga un punto vulnerable, híper sensible, ¡qué l@ haga explotar de placer! Olvídese de los complejos, pudores y miedos, y apueste a contacto físico previo súper excitante. Les indicamos cuál es su punto G de acuerdo con sus signos… ¡y disfruten de a dos!

 Aries

Suele tener un carácter un tanto fuerte y en la cama le gusta llevar la voz cantante, también le encanta lo relacionado con el bondage, aunque sea en plan light, por lo que unas esposas puede hacerle disfrutar de lo lindo. Amante fogos@, apasionad@ y creativ@ a la hora de dedicarse al amor, su punto débil es la cabeza. Se vuelve loco cuando le acarician la cara, la frente y le masajean el pelo. Cuando se le pide que cierre los ojos, hay que aprovechar para besar despacito su boca, sus párpados y la punta de su nariz. ¡De este modo, toda la fuerza erótica de Marte –el planeta que lo rige- se va a meter en su cama!

Tauro

Le encanta el romanticismo y todo lo relacionado con el amor, ¡por lo que en la cama lo manifiesta a punta de caricias y atenciones a su amante! Le encanta que le unten en todo el cuerpo aceites esenciales, para que su pareja lo recorra con fluidez. Tierno y cariñoso, la persona nacida bajo el signo de Tauro no se resiste a las caricias y besos en el cuello y la nuca. Una estupenda idea es masajear la parte superior de los hombros, que es la que corresponde a su signo regido por Venus, el planeta del amor. Además, su piel es extremadamente sensible, de ahí que no se puede olvidar a la hora de los juegos amorosos.

Géminis

Le vuelve loquito recrear escenas vistas en películas o leídas en libros ¡y los disfraces disparan su libido! En la chica Géminis los corsés son un complemento lo suficientemente fantasioso como para volver loco a su pareja. Los hombros, los brazos y las manos son la debilidad de est@s amantes tranquil@s, nobles y sensibles. Incansables, durante una sola noche le pueden dar el doble de amor que cualquier otro signo del Zodíaco. ¿Qué l@ enloquece? Los besos y las caricias en las axilas, los codos y las muñecas.

Cáncer

Puede llegar a ser muy reservad@ y en la cama le cuesta un poco soltarse, a no ser que tenga confianza máxima con su amante. Sin embargo, complementos como los antifaces puede ayudarle a soltarse aprovechando el “anonimato”. Intuitiv@ y súper cariños@, se derrite apenas le tocan el pecho, los costados del torso y la pancita. Que su pareja coloque su cabeza en esas áreas o las masajee con aceites perfumados y cremas, para Cáncer es la gloria. Y besarl@s apasionadamente sobre todo en las tetillas (si es varón) y en los pezones (si es mujer), el encuentro es puro fuego.

Leo

Le encanta que le agasajen y le mimen en la intimidad del dormitorio; aunque también le gusta satisfacer a su pareja, para ell@s es esencial sentirse plen@s. Para atender a ese deseo, una vela de masajes que le permita recibir y dar masajes eróticos es el juguete perfecto para la mujer y el varón Leo. .¡Dicen que dejarse amar por un hombre de este signo es más fácil que amarlo! Sumamente exigente, no cualquiera puede hacerle sentir sensaciones placenteras. Hay que desafiarl@s estimulándoles toda la zona del corazón, el centro del pecho y la región superior de la espalda. Es, justamente, el “plexo solar” que se encuentra bajo la influencia directa del Sol, regente de Leo. Eso sí, detesta la prisa y ama la delicadeza. Y que su pareja apoye sus labios suavemente en las zonas mencionadas para estimular sus fantasías eróticas, le hace delirar de excitación.

Virgo

Suele entregarse, pero a las relaciones serias, piensa más en los sentimientos que en el sexo y eso a veces hace que no disfrute de los encuentros sexuales como debe ser. No obstante, es excelente amante, comprometido y siempre preocupado por dar el máximo placer. El punto G de los Virgo se encuentra en el abdomen y las ingles. Su pareja puede probar con pellizcos y mordiditas suaves y eróticas alrededor del ombligo; asimismo, debe dedicarse a acariciarl@ en toda la zona que rodea las caderas. ¡Se volverá irresistible e imprescindible en su cama!

Libra

Es un poco ordenad@ y cuadriculad@, tanto que, en ocasiones, pueden caer en la rutina incluso en su vida sexual. Para evitarlo, su pareja puede optar por un kit completo de complementos eróticos con lubricantes, aceites, etc., ¡equilibrio total para amantes “con horario determinado”! Pero su tendencia a lo rutinario y lo monótono puede ser revertida si su amante encuentra su debilidad: la parte posterior de la espalda llegando a las nalgas y las zonas laterales del torso, y luego le da masajes fuertes y profundos en la zona y combinados con besos, caricias y mordidas suaves. ¿Un detalle infalible? Los libranos adoran que sus chic@s se bañen con ell@s.

Escorpio

L@s Escorpio son l@s más fogos@s y sexuales del zodiaco. Les encanta el sexo y lo relacionado con el erotismo, y les enloquece la lencería sexy (a ellos verla en su amante y a ellas ponérsela). Para ell@s, el sexo es vida y no hay nada que les guste más. Apasionad@s e intens@s, su zona erógena se encuentra en los órganos sexuales en sí, la espalda y la parte inferior del tronco que se encuentra entre los genitales. Pero el secreto está en hacerl@s esperar, por lo que su pareja no debe empezar estimulándol@s allí, primero tiene que explorar todo el cuerpo amado, erotizar su piel y finalmente excitarse mutuamente.

Sagitario

Todas las personas tienen algo especial que les hace parecer un tanto complicados, pero l@s Sagitario tienen ese rasgo más acentuado. Como es difícil acertar con lo que les apetecerá ese día, sus amantes pueden hacerse con un kit de anillos y lubricantes para estar preparados. Amantes fogos@s, apasionad@s y poco convencionales, llegan al éxtasis cuando se les estimulan los muslos y los glúteos. Signo regido por Júpiter, la parte interior de sus piernas cercana a los genitales ¡también es un centro de erotismo sagitariano! Con sus manos y su boca, hay que acarícieles esas partes suavemente, haciéndoles cosquillas íntimas ultraexcitantes. Algo que a l@s sagitarian@s les resulta muy erótico es que su pareja lo afeite o –si se anima y él también- le rasure sus partes íntimas.

Capricornio

Donde sea y cuando sea, l@s Capricornio siempre están preparados para el sexo. Suelen aguantar muchísimo tiempo haciendo el amor, así que a veces es recomendable tener un buen lubricante a mano. Apasionados, aman dejar un buen recuerdo como amantes entre sus parejas. Dueñ@s de cierta tendencia a la infidelidad, las pantorrillas son su debilidad. Es necesario masajearlos en esa zona con cremas o aceites perfumados, darles mordiscos suaves y –el detalle infalible- besarles la parte de atrás de la rodilla.

Acuario

Son apasionad@s… pero de la ternura. Les encanta el amor y que el sexo sea más delicado y cariñoso que salvaje. Descarad@s, elegantes y sin límites a la hora de gozar, l@s Acuario mueren de placer cuando se les estimulan las piernas. Amantes de las sensaciones, lo ideal es que su pareja juegue en esas zonas con diferentes elementos: pueden hacerles cosquillas con una pluma, acariciarlos con una tela suave o… ¡lo que su imaginación le lleve a hacer! La libertad que caracteriza al signo también la trasladan a la cama por lo que siempre estarán dispuest@s a vivir nuevas experiencias, incluir juguetes sexuales o hacer propuestas súper originales.

Piscis

Suelen caracterizarse por su inquietud, en seguida se aburren de todo, en especial las chicas, por lo que pueden probar con juguetes estimulantes como las bolas chinas. Libres, a veces tiern@s y a veces todo lo contrario, resultan irresistibles para el sexo opuesto. Mantenerl@s en su red de placer y lujuria no es fácil, por eso su pareja no se debe olvidar que los pies los enloquecen, por tanto, tiene que hacerle la pedicure, masajearle masajéele las plantas presionando el centro y llevar sus dedos a su boca, uno por uno, acariciándolos y besándolos dulcemente. También puede aumentar el erotismo apoyando sus pies en distintas partes de su cuerpo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: