Factor de corrección

En la edición 695, bajo el título, “Cinco preguntas claves”, advertíamos sobre la necesidad de evaluar y reorientar el desarrollo del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica, y en su momento señalamos: “¿Cuántos Bolívares Soberanos se han recaudado por concepto de “Plan de Ahorro Oro Soberano”? ¿Cuántos recursos ha obtenido el Estado venezolano por transacciones en el extranjero utilizando al Petro como referencia? ¿Cuántos Barriles de petróleo diarios está produciendo Pdvsa? ¿Cuántas transacciones se han efectuado con el euro tomando este como referencia de cambio y qué cantidad de recursos suponen para el Estado? ¿Existe control del Gobierno Bolivariano sobre los precios acordados y sobre la totalidad de los factores que rigen de la economía nacional? Estas interrogantes deben anclar la evaluación sobre la pertinencia o no del Plan de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad, y las medidas que puedan tomarse para asegurar la prospectiva del Plan. A seis años del golpe de timón, urge girar la nave para que el Plan de Recuperación Económica no choque ante el iceberg y zozobre la Republica”. Al escribir las “Confidencias del Aguaitacaminos”, en el marco de los 90 días de la puesta en marcha del Programa de Recuperación, el presidente Maduro aún no anunciaba el “factor de corrección” que permita “corregir todo lo que hay que corregir y seguir la marcha del programa de recuperación”, tal como lo mencionó Nicolás Maduro en cadena nacional. A propósito de la lamentable notica del fallecimiento de uno de los más importantes referentes de la Revolución Bolivariana, Alí Rodríguez Araque, vale la pena recordar y exponer una conversación con él en septiembre del 2015 que se dio con la participación de un grupo de venezolanos. En su momento Alí Rodríguez expresaba que el principal problema que enfrentábamos era la sobrevaluación de nuestra moneda. ¿Tres años después en qué condiciones esta nuestra moneda? ¿Ha permitido el Programa de Recuperación Económica recuperar el poder de nuestra moneda frente a otras? Alí expresaba también que el tema de la productividad del trabajo implicaba un gran esfuerzo científico-tecnológico que mejore la calidad de la educación y permita superar la renta petrolera. ¿Son 90 días suficientes para desarrollar las capacidades científico-tecnológicas? ¿Está completado en el Programa de Recuperación un plan que permita el desarrollo de estas capacidades? ¿Dónde está el Plan educativo que acompañe al PRCPE en sus diversos niveles y modalidades?

Alí Rodríguez Araque

Rodríguez en aquella oportunidad recordó un pasaje de Lenin sobre el desarrollo del capitalismo en Rusia, donde el líder de la Revolución Bolchevique explicaba el desarrollo del campo como uno de los elementos esenciales para elevar y lograr los niveles necesarios de industrialización, caso en el cual nuestro país debería estar transitando. ¿Cuál es el Plan de Industrialización? ¿El Plan de Industrialización está hecho con base en el desarrollo del campo? ¿Para el impulso del Plan basta tan solo la participación del sector privado al cual un sector del Gobierno Bolivariano está apuntando? En la conversación con Alí, este hizo énfasis en el punto nodal, el desarrollo del Poder Comunal, a su juicio, en este punto estaba la superación a la crisis. Mientras más o menos niveles de desarrollo comunal, habrá más o menor desarrollo del país. ¿Sucumbe el desarrollo de la economía comunal ante las actividades del sector privado? ¿Qué le corresponde desarrollar a cada uno? ¿Está la Comuna vinculada a los nuevos procesos productivos completados en el Programa de Recuperación Económica? El presidente Maduro hablaba del Factor de Corrección, sin duda, que el principal no está cuantificado en cifras o estadísticas, sino más bien en las capacidades del pueblo de formar parte de una solución a la crisis económica que se exprese de manera colectiva. No basta con “sacar el hacha y ¡Pum!”. Sin el pueblo el hacha no pasara de un corta uñas y el ¡Pum! puede transformarse en un ¡Bum!

CLAP Y CONCEJALES. Las elecciones a concejales están en pico e´ zamuro debido al poco interés que en la población ha despertado este importante evento electoral siendo la figura de concejal la más próxima al habitante de la ciudad o caserío. Su figura con el tiempo se ha desdibujado entre la ausencia de quien genere política en un municipio cualquiera del país. Del sentido de próximo a la lejanía, no hay concejal que se queme las manos por sus habitantes, ninguno se pone al frente de la batalla contra la especulación. La política pareciera estar a la suerte de la llegada o no de una caja contentiva de alimentos. En Caracas, la jefa del Estado Mayor del CLAP y miembro de la dirección regional del PSUV de apellido Oliveros, ha dejado colar en plena asamblea con voceros del CLAP, de un sector oeste de la ciudad, que tal vez no lleguen ni pernil ni juguetes ante la baja participación de las estructuras del Partido en el simulacro electoral. ¿Advertencia? ¿La fábula del burro y la zanahoria? ¿Qué tendrán que decir el presidente Nicolás Maduro y Freddy Bernal, coordinador nacional del CLAP ante esta práctica? ¿Cierto o falso que cada día son más los jefes de las UBCH que renuncian a sus responsabilidades ante la soberbia de dirigentes regionales? Finalmente, amigo lector, ¿votará usted en las elecciones a concejales el próximo 9 de diciembre?

VIVIR CON DIGNIDAD. La marcha del pasado 21 de noviembre coincidió con la llegada de los restos de Alí Rodríguez Araque a Venezuela. Por un lado una nueva marcha sin contenido y sin consigna antiimperialista, una tarima a la espera de la marcha procedente de la UBV da paso a la bailoterapia al ritmo de bachata, reguetón y tambores. Ningún medio público anuncia con el simbólico cintillo negro la ida de uno de los ideólogos más importante de la Revolución Bolivariana. Del otro lado, ante el féretro donde reposan los restos del Comandante Fausto, sus compañeros dan un último adiós entonando el himno de la FALN y de la Internacional. Un joven trabajador evocando un pasaje del libro de Eduardo Galeano, El hijo de los días, le rinde un homenaje al luchador incansable que fue Alí: “El musgo y la piedra: Al amanecer de este día de 1915, Joe Hill fue fusilado en Salt Lake City. Este extranjero agitador, que había cambiado dos veces de nombre y mil veces de oficio y de domicilio, y había interpretado las canciones que acompañaban las huelgas obreras en los Estados Unidos. En la última noche, pidió a sus compañeros que no perdieran tiempo llorándolo: Mi última voluntad es fácil de decir, porque no dejo herencia para dividir: Mi libertad es todo lo que queda. No cría musgo la piedra que rueda”. Como decía Alí Rodríguez: “Si he vivido con dignidad aspiro a morir con dignidad. Hay que vivir la vida con autenticidad”.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: