Fascismo, cobardía y realidad

“Surge del pensamiento perezoso, de la mezcla de prejuicios con falacias argumentales, del reduccionismo facilista y simplista de los relatos históricos y sociales”

El 27 de enero de hace 73 años el ejército rojo liberó Auschwitz con Anatoly Shapiro en la vanguardia. Y hoy sigue habiendo gente que quiere convencernos de que el nacionalismo y militarismo exacerbados, el caudillismo, la exclusión o la eliminación del otro, son la manera de ‘mejorar’ muestra sociedad. ¿Te has preguntado “qué tan grande/fuerte es mi fascista interior”? Hazlo, identifícalo y mándalo al carajo.

El fascismo surge del pensamiento perezoso, de la mezcla de prejuicios con falacias argumentales, del reduccionismo facilista y simplista de los relatos históricos y sociales. Es la expresión más extrema de cobardía ante la realidad: la decisión, en medio de nuestra complejísima existencia, de eliminar la complejidad para buscar una comodidad sistematizada, una unanimidad de formas de vida que elimina el carácter mismo de nuestra humanidad. Teme y ataca la diversidad, el humor, la crítica, el arte.

Como lo menciona Karl Popper en la ‘paradoja de la tolerancia’, el fascismo debe ser el único tipo de pensamiento que no podemos tolerar. Ni en la sociedad ni dentro de cada quien. Pero el fascismo no siempre es tan burdamente evidente como en la Italia de Mussolini, la Alemania de Hitler, la España de Franco o las dictaduras latinoamericanas de la segunda mitad del S.XX; como bien comenta Umberto Eco, se trata de una serie de ‘principios’ o características. Y esas características se adaptarán cosméticamente a cada momento histórico y cada contexto social; no esperes a escuchar ‘campos de concentración’ para identificar el fascismo, fíjate en estos 14 puntos de fondo que Eco, en su ensayo de 1995, llama ‘Ur-fascismo’ o ‘fascismo eterno’:

1. Culto a la tradición. “Solo hace falta mirar el programa de estudios de cada movimiento fascista para encontrar a los principales pensadores tradicionalistas. La gnosis Nazi se nutría de elementos tradicionalistas, sincretistas y ocultistas”.

2. El rechazo de la modernidad/modernismo. “La Ilustración, la Era de la Razón, es vista como el principio de la depravación moderna. En este sentido el Ur-Fascismo puede ser definido como irracionalismo”.

3. El culto a la acción como fin en sí misma. “La acción, siendo bella en sí misma, debe ser emprendida antes de, o sin, reflexión previa. Pensar es una forma de castración”.

4. El desacuerdo es traición. “El espíritu moderno hace distinciones, y distinguir es una señal de modernismo. En la cultura moderna, la comunidad científica alaba el desacuerdo como camino al perfeccionamiento del conocimiento”.

5. Miedo a la diferencia. “El primer llamado de un movimiento fascista o proto-fascista es un llamado contra los intrusos. El Ur-fascismo es racista por definición”.

6. Recurrir a la frustración social. “Una de las características más típicas del fascismo histórico fue la apelación a una clase media frustrada, una clase que sufría una crisis económica o sentimientos de humillación política, y asustada por la presión de grupos sociales de inferior estatus”.

7. La obsesión con un complot. “Los seguidores deben sentirse acosados. La manera más sencilla de resolver el complot es recurrir a la xenofobia”.

8. El enemigo es a la vez fuerte y débil. “Gracias a un constante cambio en el enfoque retórico, los enemigos son al mismo tiempo muy fuertes y muy débiles”.

9. El pacifismo es comerciar con el enemigo. “Para el Ur-Fascismo no hay una lucha por la vida sino más bien se vive para luchar.”

10. Desprecio por los débiles. “El elitismo es un aspecto típico de cualquier ideología reaccionaria”.

11. Todo el mundo es educado para convertirse en héroe. “En la ideología Ur-Fascista, el heroísmo es la norma. Este culto al heroísmo está estrechamente ligado al culto a la muerte.

12. Machismo. “El machismo implica tanto el desdén por la mujeres como la intolerancia y condena de los hábitos sexuales excéntricos [nonstandard], desde la castidad hasta la homosexualidad”.

13. Populismo selectivo. “Hay en nuestro futuro un populismo televisivo o del internet, en el cual la respuesta emocional de un grupo seleccionado de ciudadanos puede ser presentada como la voz del pueblo”.

14. El Ur-Fascismo usa el neo-lenguaje. “Todos los libros de texto nazis hicieron uso de un vocabulario empobrecido, y de una sintaxis elemental, con el propósito de limitar los instrumentos del razonamiento complejo y crítico”.

¿Cuántas de estas características encuentras en los discursos y acciones de los políticos de tu ciudad o país? Para cambiar el mundo no hace falta, si no quieres, que organices un partido o te lances a la política. Con que señales y no apoyes las expresiones de fascismo en tu comunidad ya aportas tu grano de arena. Porque todos merecemos dignidad, ¡fascismo nunca más!

Daniel López Jaramillo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: