Hace 63 años nos dejó el poeta de Venezuela, Andrés Eloy Blanco

Nacido el 6 de agosto de 1897-Fallecido el 21 de mayo de 1955. Andrés Eloy Blanco fue un reconocido escritor, humorista, poeta, abogado y político venezolano. Fue parte de la generación del 28 y cofundador del partido Acción Democrática.

Andrés Eloy Blanco nació el 6 de agosto de 1897 en Cumaná. Sus padres fueron el doctor Luis Felipe Blanco y doña Dolores Meaño de Blanco. Contando con tan solo ocho años, Andrés Eloy tuvo que radicarse con su familia en la isla de Margarita, debido a desacuerdos con el gobierno de Cipriano Castro. Posteriormente regresan a Cumaná, y luego pasan a residenciarse en la ciudad de Caracas.

Andrés Eloy Blanco se destacó como periodista, dramaturgo, biógrafo, cuentista, ensayista e ilustre orador. Por sus diversas obras literarias, obtuvo gran éxito, tanto dentro, como fuera de las fronteras venezolanas.

También llegó a ocupar el cargo de funcionario público durante la presidencia de Eleazar López Contreras. Asimismo, obtuvo el puesto de diputado y posterior a ello fue designado como presidente de la Asamblea Constituyente para la época. Allí se destacó por sus célebres discursos.

Infancia, familia y adolescencia

En 1908 inició sus estudios en el Colegio Nacional, administrado en ese entonces por Luis Ezpelosín. Durante 1913 representó como miembro el Círculo de Bellas Artes.

Desde muy joven mostró un gran ingenio por la literatura. Dicha habilidad, le fue premiada en diferentes concursos a los cuales asistió. Uno de sus primeros poemas denominado “La espiga y el arado”, fue premiado en 1916 en los Juegos Florales de Ciudad Bolívar.

Tiempo después, Blanco ingresa a la Universidad Central de Venezuela donde inicia la carrera de derecho, culminándola en 1919.

Un Blanco en medio de las adversidades

Para 1921, Andrés Eloy Blanco publicó su primer libro llamado Tierras que me oyeron. Aunado a esto, en 1923, pasó a recibir el primer premio del concurso impulsado por la Real Academia Española de la Lengua, en España.

En 1924 pasó a ser designado como el miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Cuatro años después, en 1928, cooperó con el grupo de estudiantes universitarios que se rebelaron contra la dictadura de Juan Vicente Gómez.

En consecuencia, Blanco estuvo en cautiverio alrededor de 5 años. Durante su encarcelamiento dio una gran muestra de tener fortaleza moral y física, para continuar produciendo sus originales escritos.

La salud de Andrés Eloy, comenzó a decaer, tras ser víctima del mal estado en el que se mantenía en cautiverio. Enfermo, fue recluido en la prisión de Valera en 1935. Durante el tiempo que tuvo encerrado en las cárceles gomecistas, afianzó comunicación con todos los obreros y campesinos ignorantes que eran llevados a las diferentes prisiones de Gómez.

Los prisioneros lo entusiasmaron a escribir algunas de sus obras como: Barco de Piedra, Abigail en 1937, Baedecker 2000, entre otras. En dichos textos, Blanco trabajó con una actitud, donde el poeta estaba en contacto con la realidad americana.

Su carrera política

Después de que Gómez muriera, la carrera política de Andrés Eloy Blanco se confundió con el apogeo del Partido Democrático Nacional. Blanco pasa a ser designado por Eleazar López Contreras como jefe del Servicio de Gabinete en el Ministerio de Obras Públicas. Sin embargo, su forma de criticar las represiones de las protestas suscitadas en 1936, lo excluyen del cargo.

Blanco pasó a ser transferido a la inspectoría de los consulados. Allí comienza su travesía viajando a los Estados Unidos, Cuba y Canadá. Posteriormente decidió renunciar al cargo en 1937. Luego de esto, Andrés Eloy pasó a ser nombrado presidente del Concejo Municipal del Distrito Federal, y luego pasó a ser fundador de Acción Democrática, en donde participó en 1941. Un año después ayudó a transcribir el Código Civil.

Durante 1943, después de un largo noviazgo, contrajo nupcias con Lilina Iturbe. Dos años después logró representar a Venezuela en la Asamblea de las Naciones Unidas, llevada a cabo en 1948 en París.

Para 1950 pasó a ser diputado por el Distrito Federal, y en 1951 ejerció funciones como presidente de la Asamblea Nacional Constituyente. Allí hizo alarde popular de su gran influencia como orador. Eloy Blanco también llegó a ser ministro de Relaciones Exteriores, durante el corto período gubernamental de Rómulo Gallegos.

Muere Andrés Eloy Blanco

Luego del golpe de Estado, realizado por la Junta militar en contra del mandato gubernamental de Rómulo Gallegos y tras su derrocamiento, el 24 de noviembre de 1948, Eloy Blanco fue expulsado del país.

Blanco tuvo que pasar primero por Cuba, y después se radicó en la ciudad de México. Finalmente, el insigne poeta, orador venezolano, político y ensayista, Andrés Eloy Blanco, a los 57 años de edad falleció tras sufrir un grave accidente automovilístico en la ciudad mexicana. Sus restos fueron llevados al Panteón Nacional.

Su gran legado. A lo largo de sus escritos, Blanco prestó gran dedicación por lo que escuchaba de la gente, es de allí donde surgieron sus innumerables versos. Como cuentista, discriminó las famas de los pueblos; como periodista, llegó a ser un gran columnista de la prensa en Venezuela; Como orador y literario, llegó a cautivar a las multitudes venezolanas hasta el día de su muerte.

En su última intervención pública antes de fallecer, hizo un llamado para que el espíritu de los venezolanos continuara viviendo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: