Indolencia Oficial

El problema del transporte en Venezuela, llegó al punto de afectar a todos los habitantes del país. No hay un rincón de Venezuela, donde esta problemática no haya tocado la médula de la población y es que el transporte bien sea público o privado e individual, llega a generar vergüenza y que no digan que es culpa de la guerra económica. Esta problemática es culpa de la desidia, de la indolencia, del derroche, de la falta de gerencia, en fin, de falta de contraloría social del amiguismo compadrazgo y demás.

Con este artículo trato de generar conciencia y llegar a la raíz del asunto para lograr un cambio de conducta de los involucrados, que tanto anhelan los venezolanos.

Un antes y un después

Anteriormente, las grandes confrontaciones en esta área se daban entre usuarios y transportistas, estos últimos, siempre bajo absurdas manipulaciones, trataban de colocar una tarifa nada aceptable para el sector estudiantil y al sector general de la población. Bajo el gobierno del Presidente Hugo Chávez se avanzó en este aspecto se lograron acuerdos en el marco del Convenio China-Venezuela, la compra de autobuses Youtong, la gran falla técnica en esta compra fue no crear nuestras propias empresas venezolanas de reparación de dichos vehículos, tampoco se les ocurrió a los responsables de estas carteras ministeriales iniciar una fábrica en el país, les fue más cómodo pensar como niños ricos, dando comienzo al primer cementerio de autobuses Youtong, en el terminal de Oriente, ubicado en el estado Miranda. A los ojos de todos, a la fecha son un picadero de carros, sorprende que a la fecha ningún Consejo Comunal, ningún diputado a la AN, ni a la ANC, han interpelado públicamente al ministro responsable de esta cartera en ese momento. De igual manera, el 2 de agosto del 2016 fue designado en esta área el ministro Ricardo Molina, hoy actual diputado constituyente, a la fecha ninguna Federación Estudiantil es capaz de preguntarle el por qué en su paso por esta cartera los estudiantes venezolanos perdieron lo que en décadas habían peleado y ganado con sudor y lagrimas, “el medio pasaje estudiantil”.

Es cierto que se entregaron muchos recursos al sector transporte a nivel nacional, pero surgen las preguntas estimados lectores. ¿Quiénes fueron los beneficiarios de estos créditos? ¿Por qué la flota del Transporte Público está en el suelo? ¿Dónde fueron a parar los recursos entregados cuyo único fin era que los ciudadanos tuviéramos un transporte digno y cuya dignidad ha sido pisoteada? ¿Cómo es posible que las camionetas pickup, llamada perreras, sean las que en pleno siglo 21 trasladen al venezolano? Por primera vez en la historia, el sector transporte tiene la razón, hay cantidades de unidades paradas, la compra de un repuesto, de un caucho, de una batería es incomparable, aunado al alto precio de los alimentos, esto trae como consecuencia la poca flota de unidades y la obligatoriedad de ajustar las tarifas del transporte. Ellos no tienen la capacidad que tiene el Metro de Caracas, esa de trasladar gratuitamente a la población.

El problema está tocando fondo y puede desencadenar situaciones impredecibles, toda vez que a estas alturas las tarifas se tragan íntegro el salario mínimo de un trabajador, entonces se llega a la paradoja de que el trabajador trabaja para pagar solamente el transporte a su trabajo. Tamaña insensatez.

 

El Gobierno debe comprender

El Gobierno debe comprender que esta semana fue dura para el pueblo de a pie, el ausentismo escolar fue notorio, las familias tuvieron que decidir entre mandar a los hijos al colegio o asistir al trabajo mientras a vox populi, se escucha que la decisión la toma el presidente de la República y que el Estado tiene el primer trimestre para tomar la decisión. Entonces señores del Gobierno, ¿cuándo darán respuesta a esta situación que está afectando a toda Venezuela?, o la pregunta sería la siguiente, ¿le quedó grande el problema al ciudadano Presidente, que necesita un trimestre para dar con la solución?

 Chocolates

 * Si Venezuela entró en la vanguardia tecnológica con el petro a la cabeza, no se comprende cómo aún persiste la falla en las plataformas Cantv y Movilnet, es de extrema urgencia revisar si los que manejan las comunicaciones tienen el nivel de compromiso con el País. Desde el domingo 18 de febrero en muchos estados la señal que une nos mantuvo incomunicados por 3 días. ¿Tendremos que minar en China?

*¿Qué pasa con el precio del rico tahalí? El pescador artesanal tiene un precio regulado por el Gobierno, en bolívares y los comerciantes asiáticos que lo adquieren y lo venden en divisas en el mercado secundario –como se llama ahora el bachaqueo– lo exportan, a la vista y paciencia de las autoridades, logrando obtener altas ganancias en dólares, “por favor Ana, ayúdanos a denunciar esta locura”, me expresaron los pescadores en Juan Griego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: