Infidelidades genitales

* El contagio por VPH es muy frecuente en hombres que mantienen relaciones sexuales con múltiples parejas y sin protección. Y en muchos casos no sabrá que está infectado debido a la asintomatología de la infección, transmitiéndole el virus a su esposa, novia o amiga con derechos…

Las vacaciones y el dolce fare niente, son temporadas muy propicias para conocer nuev@s amig@s, vivir aventuras sexuales si se presenta la ocasión –olvidando todos los prejuicios-, convertirse en auténtic@s miembr@ de la comunidad hedonista, en la cual se proclama el placer como fin supremo de la vida –si no es excesivamente mojigat@, acabará por acostumbrarse al espíritu de libertad sexual que flota en el ambiente e, incluso, se sumará a él- y de regreso a casa, descubrir en un chequeo ginecológico de rutina… el Virus del Papiloma Humano (VPH).

Así, con expresión angustiada en sus rostros, la fogosa pareja se pregunta con incredulidad, quién infectó a quién. Y, sobre todo, cuándo. Ambos, él y ella, aunque solteros, hacen vida de casados, pero sin prometerse amor eterno ni absoluta fidelidad. No quieren ataduras porque no saben si lo que sienten durará para siempre. Por eso, su divina libertad para actuar sin coacción. Sin que la mirada de él reproche la conducta y el comportamiento femenino; sin que ella sienta el escozor o la mordida de los celos cuando vea a su hombre en actitud frívola con otra.

Ser portador y no saberlo

Está a la orden del día en las consultas médicas, en las especialidades de urología y ginecología. Hay desinformación pareja acerca del virus que compromete la vida sexual tanto del hombre, como de la mujer. Y es tan común que al menos 50% de los hombres y mujeres sexualmente activos lo contraerán en algún momento de su vida. Se transmite por contacto genital, más a menudo por las relaciones sexuales vaginales y anales, por las relaciones sexuales orales y por el contacto entre partes genitales; asimismo, se puede contagiar entre parejas heterosexuales y homosexuales, aun cuando la pareja infectada no tenga síntomas, un detalle muy importante porque uno se puede contagiar o estar contagiado y no saberlo, es decir, ser portador. La mayoría de los infectados no sabe que lo está ni que puede estar transmitiendo el Virus de Papiloma Humano a su pareja.

Frecuente e invisible

La mayoría de los hombres no se enfermará por tenerlo y saber que se tiene no es tan importante como saber si se tienen las enfermedades que este virus puede causar. Los científicos estudian la mejor manera de realizar pruebas de detección para el cáncer anal y de pene en los hombres que tienen mayor riesgo de contraer estas enfermedades. Y dado que el VPH es tan frecuente y por lo general invisible, la única manera segura de prevenirlo es no teniendo relaciones sexuales. Hasta las personas que han tenido una sola pareja sexual en la vida pueden contraerlo si su pareja estaba infectada. Los condones (se si utilizan todo el tiempo y de la manera correcta) pueden reducir la probabilidad de transmitir la infección a una pareja sexual o de contraer las enfermedades relacionadas con el VPH, pero éste puede infectar las áreas que un condón no cubre por lo que los condones no protegen totalmente contra el virus.

Y aunque no existe ningún tratamiento o cura, se pueden tratar los problemas de salud que causa el VPH en los hombres, como:

* Verrugas genitales: se pueden tratar con medicamentos, extirpar (cirugía) o congelarse; algunos de estos tratamientos requieren una visita al médico. Otros los puede realizar el propio paciente en su casa. Ningún tratamiento es mejor que otro. Pero las verrugas reaparecen unos cuántos meses después de tratadas, por lo que pueden requerir de varios tratamientos. El tratamiento de las verrugas genitales no necesariamente reduce la probabilidad de que un hombre transmita el VPH a su pareja sexual, por esta razón, algunos hombres deciden no tratárselas; de no ser tratadas, las verrugas genitales pueden desaparecer por sí solas, mantenerse igual o crecer (en número y en tamaño), pero  no se convertirán en cáncer ni en una amenaza para su salud.

* Cánceres anal y de pene se pueden tratar con nuevos tipos de cirugía, radioterapia y quimioterapia; a menudo se combinan dos o más de estos tratamientos. Los pacientes deben decidir con sus médicos cuáles serán los tratamientos que más les convengan.

¿Sin sexo?

No es necesario que un hombre suspenda las relaciones sexuales con su compañera si la prueba de VPH resultó positiva. El virus comúnmente se transmite entre compañeros sexuales y al momento de detectarse, es muy probable que ya haya ocurrido el contagio. Además, una vez que se ha contagiado un determinado tipo del virus, hay poco riesgo de un efecto ‘ping-pong’, es decir que se contagien el mismo tipo de virus una y otra vez. (Dicho de otra manera, el mismo tipo de virus no pasa sucesivamente del uno al otro.) Sin embargo, si usted tiene relaciones sexuales con una persona distinta, puede transmitirle cualquier tipo de VPH que esté “activo” en su cuerpo y viceversa.
Recuerde: el VPH no es una señal de infidelidad, puede estar “silencioso” por muchos años antes de ser detectado por la prueba. Es posible que su compañera haya tenido el virus por largo tiempo y no hay manera de saber cuándo o quién se lo transmitió.

¡A cuidarse!

Mientras la mayoría de los hombres no desarrolla problemas de salud relacionados con el VPH, algunos son foco de alto riesgo para desencadenar enfermedades derivadas del virus. Los que se diagnostican positivos son más propensos a adquirir severos y prolongados casos de verrugas genitales, que pueden ser más resistentes a tratamientos. Ellos también son más propensos a desarrollar cáncer anal. Además, es importante que sean conscientes de que pueden transmitir el virus a su pareja. Se recomienda reducir el número de parejas sexuales y escoger aquellas que hayan tenido ninguna o poca experiencia sexual.

Síntomas reveladores

* Algunos tipos de VPH suelen causar verrugas que aparecen en el área genital. Pueden tener forma de coliflor, con relieve o chatas.

* Generalmente, aparecen alrededor del ano o en el pene, escroto (testículos), ingle o en los muslos.

* Pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con la persona infectada.

* Los síntomas, por lo general son, comezón, irritación e hipersensibilidad en las zonas afectadas.

* Las verrugas pueden tener un tono rosado o color piel, pero muestran una pequeña elevación.

La vacuna

La nueva vacuna contra el Virus de Papiloma Humano se elaboró para proteger contra la mayoría de los cánceres del cuello uterino y las verrugas genitales. Hasta el momento, esta vacuna sólo ha sido aprobada para niñas y mujeres de 9 a 26 años de edad. Se están realizando estudios para determinar si la vacuna es segura en hombres y si puede protegerles contra las verrugas genitales y ciertos tipos de cáncer anal y de pene. La FDA considerará la aprobación de la vacuna para niños y hombres cuando se demuestre que la vacuna es segura y eficaz para ellos.

Fabricio Yarica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: