Iván Duque en Colombia: 74% de rechazo

Desde el mismo 7 de agosto de este año, cuando Iván Duque tomo posesión de la presidencia de Colombia, no ha hecho sino agredir permanentemente al gobierno y al pueblo de Venezuela. Al momento de escribir estas líneas, el gobierno colombiano está cumpliendo sus primeros 100 días y registra síntomas de envejecimiento prematuro, las últimas encuestas realizadas revelan un desgaste acelerado. Todo parece indicar que el haber escogido el mismo camino del ex presidente de España, Mariano Rajoy, de intentar desviar la atención de las ejecutorias de su mal gobierno utilizando la “coartada” de Venezuela, fue descubierto rápidamente por la población colombiana que lo castiga con su desafecto. De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por Caracol Radio la semana pasada, el 74% de los colombianos rechaza la gestión del presidente Iván Duque.

Iván Duque

ALGUNAS DE LAS DECLARACIONES INAMISTOSAS DE DUQUE

Antes de asumir la presidencia de Colombia el 7 de agosto de este año, Iván Duque ya había declarado lo siguiente sobre Venezuela:

1. «Mañana (20 de mayo) en Venezuela un dictador oprobioso que ha destruido las libertades, que ha sometido a su pueblo a la pauperización, pretende con unas elecciones amañadas perpetuarse en el poder».

2. «Nuestro deber moral es seguir defendiendo el camino a la democracia en Venezuela y no voy a desfallecer».

3. “No podemos aceptar una representación con un Gobierno que consideramos ilegítimo, obviamente lo que se mantendrán serán las relaciones consulares, que hacen parte de los protocolos normales del derecho internacional para manejar los temas migratorios y seguiremos operando de esa manera”.

4. “Debemos luchar contra los enemigos del progreso como la dictadura de Venezuela, que durante los últimos 20 años se ha dedicado a destruir las libertades individuales y que ha dañado a la población hasta el punto de ver familias enteras que casi con sentimientos famélicos cruzan la frontera con la ilusión de encontrar un mejor porvenir”.

5. “Hoy lo que estamos viendo en Venezuela es la dictadura más oprobiosa que haya conocido América Latina, mucho más que las que llegamos a ver en el siglo XX y eso ha ocurrido ante una indiferencia regional”.

6. “La dictadura de Venezuela no es reciente, empezó hablando de humanismo y terminó engendrando el odio de clases, las expropiaciones, la anulación del poder judicial, el aniquilamiento de la prensa, la persecución a la producción”.

7. “Nosotros como país no estamos buscando ningún tipo de confrontación bélica con nadie. Seguiremos buscando que en el diálogo diplomático regional rechacemos con firmeza la dictadura y el tránsito hacia las elecciones libres en Venezuela”.

VENEZUELA EN LA MIRA, LOS PRIMEROS 100 DIAS

 Luego de asumir la presidencia de Colombia el 7 de agosto de este año, la obsesión del presidente colombiano con Venezuela se ha incrementado y ha marcado la ejecutoria de su política exterior. La toma de posesión de Iván Duque se produjo tres días después del intento de magnicidio en contra del presidente Nicolás Maduro, el 4 de agosto de este año y los principales involucrados en el acto terrorista son protegidos del gobierno del vecino país. A partir de ese día mucha agua ha corrido “debajo del puente” y el presidente colombiano ha sido protagonista principal de cuanta iniciativa se hay inventado en el mundo contra Venezuela. La más importante de ellas, la elaboración de una sofisticada narrativa colocando a Venezuela como la protagonista de la crisis migratoria más importante registrada en América Latina en su historia, la cual ha sido utilizada por el gobierno colombiano para montar una operación financiera a escala planetaria destinada a “ponerle la mano” a los recursos que la cooperación internacional disponga para atender la situación migratoria venezolana.

Mauricio Cárdenas

LA POLÍTICA LOS DISTANCIA, LA PLATA LOS JUNTA

El pasado 28 de septiembre nos referimos en el Coctel de Camarones al tema de la administración de los recursos de la cooperación internacional en los siguientes términos: “Para las elites gobernantes de la vecina Colombia el problema migratorio es un tema de recursos. De cómo ponerle la mano a los fondos a fondo perdido que la cooperación internacional disponga para este tema. Por eso es muy importante magnificar el asunto. A mayor problema, muchos más recursos. Veamos. El 9 de febrero de este año desde la ciudad de Nueva York, el entonces ministro de Hacienda colombiano Mauricio Cárdenas de la administración del presidente Juan Manuel Santos, confirmó que “Colombia ha contactado a agencias crediticias internacionales para preparar un plan de rescate financiero por unos 60.000 millones de dólares para su vecina Venezuela si el presidente Nicolás Maduro deja el poder (…) Nosotros como gobierno estamos dispuestos a ser parte, no sólo de esa conversación y de ese plan, sino también a brindar financiamiento para esa transición (…) Colombia estima que necesitará unos 30.000 millones de dólares para construir un centro de ayuda que ofrezca a los inmigrantes venezolanos un lugar temporal de permanencia antes de que decidan su próximo paso”. Luego, el 19 de abril el mismo ex funcionario anunciaba desde Washington que había conversado con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) una propuesta de rescate financiero a Venezuela de 60.000 millones de dólares para su estabilización macroeconómica».

Carlos Holmes Trujillo

En esta segunda oportunidad el ex ministro no volvió a mencionar la posibilidad de que su país contribuyera con aporte alguno para ese fondo. Lo que sí dejó claro en esa ocasión es que el gobierno de los EEUU, el FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo debían suministrar los recursos. Siempre pensando en el “talento colombiano” para su administración (…) Como quiera que a Santos se le acabó el tiempo para beneficiarse de la “caída” del gobierno de Maduro, ahora le toca el turno al presidente Iván Duque. Le apuestan a la magnificación de la crisis migratoria y como quiera que la avaricia de la clase política dirigente de Colombia es inconmensurable, van por los recursos que la comunidad internacional disponga para tales fines. Escogieron el 73° periodo de sesiones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para poner en escena ante los ojos del mundo entero el nuevo libreto. Estuvo precedida por un largo período de posicionamiento mediático del tema, para sensibilizar a la comunidad de naciones y llegaron a Nueva York con la alcancía (…) Al mismo tiempo, el canciller Carlos Holmes Trujillo, agencia recursos en la Unión Europea para atender el tema. Para esta operación, el gobierno de EEUU le sirve de aval. Los colombianos saben jugar en este campo y tienen en su poder dos cartas de negociación muy importantes: las siete bases norteamericanas en territorio colombiano y su membresía como socio global de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). La ‘martillocracia’ colombiana en acción”.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: