La calvicie, una enfermedad estética que afecta emocionalmente

La caída de cabello es mucho más que un tema estético, es un problema que también influye en el estado de ánimo. Cuando un hombre comienza a perder pelo, se empieza a sentir mal porque se ve más viejo y desmejorado.

La alopecia o calvicie es la pérdida excesiva de cabello en el cuero cabelludo. ¿Hay más gente que hoy sufre esta enfermedad? Se podría decir que sí, ya que el estrés juega un papel clave en el desarrollo, aunque también la testosterona y la genética son factores importantes.

En el pasado, algunos jóvenes que perdían pelo sentían vergüenza e intentaban cualquier tipo de remedio casero para combatirlo. No estaba socialmente aceptado ser “pelón”. Dos de las personas que se afeitaron su cabeza y comenzaron a ponerlo de moda a nivel mundial podrían ser el actor Bruce Willis y el tenista Andre Agassi. A partir de ese momento, varios jóvenes se sintieron más cómodos, se afeitaron su cabeza y experimentaron un alivio.

La caída de cabello no sólo implica un tema estético sino que también afecta a los adultos jóvenes a nivel emocional. Cuando un hombre comienza a perder pelo, se empieza a sentir mal porque se ve más viejo, y algunos pueden llegar a tener una sensación extraña como sentir que su masculinidad está siendo afectada. Algunos hasta tienen miedo de dejar de ser atractivos para su pareja. Es un momento difícil que la mayoría de los hombres viven en algún momento de su vida. Por ese motivo, los medicamentos y las cirugías capilares son de los productos comerciales, y procedimientos más populares a nivel mundial.

Se estima que el cabello de nuestra cabeza crece a una tasa de 15 cm/año, el cuero cabelludo tiene alrededor de 150.000 pelos, y se pierden hasta 100 de ellos por día. Cada folículo tiene su propio ciclo de vida.

Hay 2 tipos de alopecia más frecuentes, androgénica y areata. El tipo androgénico, es una enfermedad genética que afecta más comúnmente a los hombres causando que el pelo se caiga inicialmente por encima de las sienes, y se produzcan las famosas “entradas”. En este caso tiene un rol clave un andrógeno, la testosterona, y la participación de los genes EDA2R y AR ambos localizados en el cromosoma X. El gen AR tiene la información la síntesis del receptor de andrógenos, lo que demuestra cómo la genética forma parte íntimamente del mecanismo biológico de este tipo de calvicie.

Otro tipo, es la llamada alopecia areata que suele comenzar de manera sorpresiva y produce una caída del cabello en parches en niños y adultos jóvenes. Sin embargo, en aproximadamente el 90% de las personas, el cabello vuelve a crecer en pocos años. Esta variante es una enfermedad autoinmune que se produce cuando el sistema inmune por error genera una reacción inflamatoria, ataca los folículos pilosos, y los destruye, causando la pérdida de pelo en forma de parches lisos y redondos. Se estima que 1 de cada 5 personas con esta enfermedad tienen antecedentes familiares, y de otras enfermedades autoinmunes. Se identificaron múltiples genes que participan en el mecanismo de la inflamación autoinmunitaria.

En el caso de la alopecia androgénica hay 2 medicamentos que utilizan para el tratamiento como minoxidil y finasteride. Y, la otra opción que suma cada día más adeptos son los implantes capilares, que han tenido un éxito contundente. Podríamos decir que este procedimiento quirúrgico es tan buscado por los hombres, como lo hacen las mujeres con el Botox para tratar las arrugas.

La calvicie es hereditaria aunque su forma de transmisión es incierta. Si observas a un padre y a su hijo, vas a ver que en la mayoría de los casos tienen el mismo tipo de alopecia, o sea, tienen las mismas “entradas”. Pero, también tenemos que tener en cuenta que el estrés es un factor de riesgo importante en la caída del cabello. Por lo tanto, tener una predisposición genética en un contexto estresante hace que en la actualidad los jóvenes desarrollen esta enfermedad a una edad más temprana que sus padres, una situación que no solo los afecta estéticamente, sino también emocionalmente.

¿Cuáles son las causas de la calvicie?

Karla Ulloa, dermatóloga del hospital Bautista, dice que este problema se le atribuye normalmente a las personas mayores de 50 años; sin embargo, existen varios tipos de alopecia que afectan a los más jóvenes.

Antes de conocer los tipos de alopecia, es importante saber que el cabello tiene tres fases en cuanto a su crecimiento: anágena, fase de crecimiento rápido; la catágena, que es de reposo, y la telógena, que es de caída.

Las más comunes

La alopecia androgénica es responsable del 95% de los casos y puede presentarse después de los 30 años de edad. Es más común en hombres que en mujeres. “Dentro de las causas hay factores genéticos, tiene un factor de herencia, pero también está el factor hormonal que se refiere básicamente a la influencia de los andrógenos, hormonas masculinas, que actúan directamente a nivel de los folículos pilosos, es decir que adelgaza la hebra y provoca la caída del pelo”, explica Ulloa.

Disimula la calvicie sin peluca

Otro tipo es la areata, que se caracteriza por la pérdida del cabello en forma de parches redondos en una o varias partes del cuero cabelludo. “Esta alopecia es de origen autoinmune, el propio cuerpo ataca los folículos pilosos y provoca la caída del cabello; también influye el estado psicológico, pues si un paciente tiene estrés o ansiedad puede el cabello caerse de esa manera, pero en ese caso con tratamiento el pelo sí se recupera de tres a seis meses”, menciona.

Este caso tiene un desarrollo difícilmente predecible. En ocasiones, el cabello vuelve a crecer al cabo de algunas semanas, mientras que en otros la enfermedad progresa y se produce una pérdida total del pelo en el cuero cabelludo y en el cuerpo. Puede afectar a hombres, mujeres y niños.

¿Cómo darnos cuenta?

La doctora señala que la alopecia no pica ni duele. “En el caso del hombre, lo que notará es un retraso en la progresión de la línea de implantación del pelo en la parte de adelante, mientras que en la mujer (la alopecia androgénica) afecta el centro de la cabeza y no existe manera de prevenirlo”.

Ulloa dice que hay tratamientos para este caso que son medicamentos vasodilatadores, “como el minoxidil, que tiene que estar indicado por el médico, así como la finasterida, que actúa directamente a nivel de los andrógenos y es para controlar o bloquear las hormonas. Existen otros a base de aguja o microaguja que se inyectan algunos medicamentos en el cuero cabelludo para provocar un poco el engrosamiento del pelo y el trasplante”.

Es necesario aclarar que el tratamiento es transitorio, pues durante el tiempo que se está utilizando el paciente observará una mejoría, como “repoblación y engrosamiento de pelo, pero si lo deja de usar puede pasar igual dos meses y luego se vuelve a caer”, resalta.

Otras causas

La dermatóloga menciona que pueden provocar la caída también las infecciones cutáneas, que pueden ser por virus, bacterias, hongos y algunos medicamentos.

“Le agregamos también el déficit nutricional, personas que están con tratamiento para el cáncer o enfermedades dermatológicas. Para diagnosticar hay que hacer una buena historia clínica, examen físico y a veces tipos de biopsia para saber cuál es la causa de la alopecia”, finalizó la galena.

Ultima hora

Descubren un nuevo método para revertir la calvicie

Científicos logran restaurar cabello en la piel herida tras activar una vía de señalización celular.

Un equipo de investigadores encabezado por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York ha identificado vías de señalización molecular que impiden el crecimiento del pelo en piel herida, lo que podría ayudar en la búsqueda de mejores medicamentos para revertir la calvicie, informa GEN.

En su estudio, los científicos activaron la vía de señalización de sonic hedgehog (Shh) utilizada por las células para comunicarse entre sí. Se sabe que la vía es muy activa durante las primeras etapas del crecimiento humano en el útero, cuando los folículos pilosos se forman, pero se estanca en la piel herida en adultos sanos.

«Identificamos que la activación de la vía de Shh reinstala un nicho dérmico regenerativo, llamado ‘papila dérmica’, que es necesaria y suficiente para la neogénesis de folículos pilosos (HFN)», escribieron los autores en su trabajo.

«Nuestros resultados muestran que la estimulación de los fibroblastos a través de la vía de sonic hedgehog puede activar el crecimiento del cabello no visto anteriormente en la curación de heridas», comentó también la investigadora principal del estudio, Mayumi Ito, Ph.D., una profesora del Departamento de Dermatología del centro Langone Health asociado a la Universidad de Nueva York.

La investigadora señaló que espera que el trabajo le ayude a lograr su objetivo principal, que es hacer que la piel madura vuelva a su estado embrionario para que pueda producir nuevos folículos pilosos no solo en el caso de piel herida, sino también en personas que quedaron calvas por el envejecimiento.

NR

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: