La molécula del amor

* Una investigación revela que la oxitocina, una hormona también conocida como la “molécula del amor”, podría tener un lado oscuro y aumentar la ansiedad y el miedo.

La oxcitocina aparece en la sangre en los momentos de contacto íntimo entre los humanos, ya sea durante una mirada a los ojos mantenida, un abrazo o el acto sexual. Numerosos estudios científicos han demostrado que juega un papel importante en las relaciones estables. Sin embargo, según una reciente investigación publicada en la revista Nature Neuroscience, la ‘hormona del amor’ también puede intensificar los recuerdos negativos y aumentar la sensación de miedo en situaciones de estrés.

Investigadores de la Universidad Northwestern de Chicago llegaron a esta conclusión, luego de realizar varios experimentos con ratones sin receptores de oxitocina y roedores con más receptores de este tipo de lo normal. Los ratones, cuyos cerebros contenían una gran cantidad de ‘hormonas del amor’, mostraron sentir mucho más miedo y ansiedad que el resto. Estudios anteriores apuntaron que la oxitocina podía ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, así como emplearse en tratamientos a niños con autismo, por lo que los científicos no descartan que la hormona juegue un papel dual. Según la investigadora Jelena Radulovic, comprender la doble función del sistema de la oxitocina puede ayudar a mejorar los tratamientos considerablemente.

El amor según la edad

En el amor no suelen haber unas reglas establecidas puesto que el amor es amor al fin y al cabo, ¡y es el corazón el que manda si quiere ponerse de acuerdo con la razón! Si ha estado enamorada últimamente es muy probable que sepa qué significa la palabra amor y si se ha enamorado más de una vez en su vida, se habrá dado cuenta de que el amor es diferente según la etapa de la vida en la que nos encontremos. Y es que es así de fascinante porque según en la etapa que se encuentre, el amor puede ser de una manera u otra, siempre será intenso y siempre le transmitirá sensaciones maravillosas, pero se siente diferente… ¡así es la magia del amor!

Hoy vamos a hablarle sobre el amor en las diferentes etapas de la vida. Y cómo en cada una de ellas se percibe y se comprende de diferente manera. ¡Para no perder detalle!

* En la infancia: cuando se es bebé, el amor es mamá; es el primer amor y el más fuerte que conoce un infante, el amor por su madre y por su padre. Después, en la escuela, un niño se puede enamorar de la maestra ya que la ve como una figura materna y de comprensión; lo mismo ocurre con las niñas, que perciben al maestro como una figura paterna y de protección. ¡Qué bello es el amor cuando se es niño! Porque se trata de un amor puro y sincero. Siempre hemos pensado que los niños se pueden enamorar y de hecho, el “amigo inseparable de juegos” también puede ser el primer amor puesto que es un amigo especial al que siempre se acude para jugar.

* En la adolescencia: el amor se vive más intensa y románticamente, los adolescentes descubren el deseo, la atracción sexual y la intimidad entre dos personas. Ellos no necesitan tener sexo para enamorarse, querer estar junto a esa persona constantemente es suficiente, como una conexión especial que no se tiene con los demás. Existen sentimientos de amor eterno y suelen sentir que ese amor será para siempre, pero lo habitual es que en la adolescencia el amor sea fugaz, pero eso sí, no se suele olvidar nunca.

* En la adultez: en esta etapa el amor se empieza a transformar, se vive y experimenta de diferente manera, pues se aprende y la experiencia es la que va enseñando a las personas a decidir si compartir o no la vida con una persona determinada. A partir de los 30 se suele buscar relaciones más estables para empezar a formar una familia después de haber aprendido anteriormente, ya no se creen en princesas ni en príncipes, únicamente en personas que aun con defectos y virtudes se aman.

* En la madurez: en estas edades existe un sentimiento de complicidad con la pareja, volviéndose un amor fraternal y con un vínculo muy intenso. Si no se tiene pareja, las personas disfrutan de su autonomía.

* En la vejez: en esta etapa de la vida cuando los hijos se han ido a vivir por su cuenta, la pareja se convierte en un reencuentro, se descubre de nuevo los sentimientos que habitaban en ellos cuando eran novios.

El amor en Internet

Sí, Internet se ha convertido en uno de los lugares más efectivos para conocer personas y encontrar el amor. Las estadísticas no mienten: 17% de las personas que se casaron en el último año y 20% de las personas que tienen actualmente una relación seria, han conocido a su espos@ o pareja en línea. De hecho, es estadísticamente menos probable encontrar el amor de su vida en un bar, mientras estudia o trabaja que en Internet. Pero igual que en la vida real, hay que tomar precauciones para reducir las posibilidades de malos ratos. Algunas de las recomendaciones a seguir:

* No buscar en cualquier lugar: puede buscar usando Facebook que le conecta con los amigos de sus amigos (así puede pedir referencias a sus amistades), a través de Badoo (que se ha vuelto una red social nicho para personas que quieren conocer personas nuevas) o Twitter, que ñe permite conectarte con personas de sus mismos intereses. Pero hay que tener cuidado con sitios menos conocidos y/o serios; muchos son para obtener sus datos personales y estafarle.

* Nunca dé sus datos personales: lo mejor es crear una dirección de correo o un perfil personal sólo para esto, que no incluya su apellido y con la que no se puedan tener acceso a su dirección, teléfono de su casa y por supuesto, nunca dar información sensible.

* Si van a conocerse en persona, que sea en un lugar público, con mucha gente y durante el día.

* Tenga cuidado con los que le preguntan si tiene cámara y corte comunicación con los que le presionan a hacer algo sexual ya sea por escrito, con una foto o sesión con webcam. Ahora bien, si decide hacerlo, nunca muestre la cara y asegúrese de que se mantenga privado.

* Recuerde que la gente miente, especialmente en el anonimato de las relaciones virtuales. Los hombres mienten más acerca de su altura, edad e ingresos económicos y las mujeres acerca de su peso, figura y edad.

Dorothy Lamar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: