La trilogía de la maldad

En el Coctel de Camarones del pasado 4 enero escribimos que: “Desde que en los Estados Unidos de Norteamérica comenzaron a utilizar la etiqueta la Trilogía del Mal para satanizar los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela en América Latina, es común escuchar a los ‘muñecos del ventrílocuo mayor’ repetir el vocablo como loros. Para nosotros el remoquete aplica a la perfección para identificar a los gobiernos de Brasil, Colombia y EEUU. Por sus obras los conoceréis. Veamos”.

En esa oportunidad nos referimos a las primeras declaraciones del presidente Jair Bolsonaro de Brasil, en relación con Venezuela, en las que ratificó “sus intenciones de subordinar su política exterior en esta materia a los intereses de USA y participar de la iniciativa de aislamiento diplomático de nuestro país”.

Nos referimos también a las palabras del presidente de Colombia, Iván Duque, en ocasión de la visita del vicepresidente de los EEUU, Mike Pence, a ese país: “Hace 200 años, el apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial, por lo que recibir hoy su visita nos llena de alegría y de honor, precisamente este año del Bicentenario, tan importante para nuestro país”.

Finalmente, para completar la actuación por esos días de los máximos representantes de los países integrantes de la trilogía del mal, les comentamos sobre la postura de los EEUU en relación con Venezuela en los últimos 20 años y las muchas evidencias que confirman que su actuación ha estado marcada por el propósito de derrocar los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Jair Bolsonaro

LA ACTUACION DE BRASIL RUMBO AL 23 DE ENERO

El pasado 17 de enero, en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería brasileña, se reunieron con el ministro de exteriores de ese país Ernesto Araujo y con el secretario general de ese despacho, Otávio Brandelli, los dirigentes opositores venezolanos; Julio Borges (Primero Justicia), Carlos Blanco, en representación de María Corina Machado (Vente Venezuela), Carlos Vecchio (Voluntad Popular) y Roderick Navarro de la extremista organización Resistencia. En la reunión también estuvieron presentes el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente de ese país, el argentino Gustavo Cinosi como representante del secretario general de la OEA, Luis Almagro y representantes de las embajadas de EEUU y del Grupo de Lima, acreditado en Brasilia.

Al término del encuentro la versión oficial de la Cancillería brasileña fue que “la reunión tuvo por objeto analizar la situación en Venezuela producto de la ilegitimidad del ejercicio de la presidencia por Nicolás Maduro y de la manifestación del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, de su disposición de asumir la Presidencia de Venezuela interinamente, siguiendo la Constitución venezolana. Tuvo igualmente por objetivo discutir ideas de acción concreta para restablecer la democracia en Venezuela”.

El canciller Ernesto Araujo, también se reunió ese día con el magistrado hispano-venezolano, Miguel Ángel Martín, a quien calificó como “presidente del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio” y luego ambos visitaron al presidente Jair Bolsonaro quien, al finalizar la cita declaró: “Todo lo haremos para que la democracia sea restablecida y que ustedes puedan vivir en libertad. Sabemos que ese desgobierno llegó al poder inclusive con la ayuda de presidentes que el Brasil ya tuvo, como Lula y Dilma, y eso en parte nos convierte en responsables de esa situación en que ustedes se encuentran”.

Mike Pence

EEUU INVITÓ A LA MARCHA DEL 23 DE ENERO

En una actuación intervencionista sin precedentes en la historia política de Venezuela, el vicepresidente de los EEUU, Mike Pence, en un video difundido por twitter un día antes de la movilización opositora del 23 de enero dijo:

«En nombre del presidente Donald Trump y de todo el pueblo estadounidense, permítanme expresar el apoyo inquebrantable de Estados Unidos mientras ustedes, el pueblo de Venezuela, levanta sus voces en un llamado a la libertad (…) Nicolás Maduro es un dictador sin derecho legítimo al poder. Nunca ganó la presidencia en una elección libre y justa, y mantuvo su control del poder encarcelando a cualquiera que se atreva a oponerse a él (…) Al alzar sus voces mañana, en nombre del pueblo estadounidense le decimos a toda la buena gente de Venezuela: estamos con ustedes. Y nos quedaremos con ustedes hasta que se restaure la democracia y reclamen su derecho a la libertad”. Por cierto, fue el presidente Donald Trump el primero en “reconocer” a Juan Guaidó.

Juan Guaidó

YO JUAN, JURO

Al terminar la marcha opositora del 23 de enero, en una tarima dispuesta en la plaza Juan Pablo II, en el municipio Chacao, el presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, tomó la palabra y dijo: “Hoy, 23 de enero de 2019, en mi condición de presidente de la Asamblea Nacional, invocando los artículos de la Constitución de la República, ante Dios todopoderoso, Venezuela, el respeto a mis colegas diputados y miembros de la Unidad, juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo nacional como presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un Gobierno de transición y elecciones libres”. En el transcurso del día se conocieron los nombres de algunos miembros del “gabinete” del presidente “interino”. William Dávila (vicepresidente), Raúl Baduel, ministro de la Defensa; José Guerra, ministro de Finanzas y Francisco Sucre, canciller. El mismo guión de Pedro Carmona Estanga, en abril del 2002. Sólo que ahora el apoyo de los EEUU es abierto, público y comunicacionalmente notorio.

Nicolás Maduro desde el Balcón del Pueblo

EL CHAVISMO EN LA CALLE

Dejo para el final las consideraciones sobre el gobierno del Presidente Constitucional, Nicolás Maduro, porque nuevamente la industria mediática internacional invisibiliza la inmensa movilización del chavismo en Caracas y ofrece amplia cobertura a las movilizaciones opositoras en la provincia venezolana, en donde, por cierto, en las más de 300 alcaldías que ganaron los aliados del Gobierno en las elecciones de alcaldes de diciembre del 2017 y en las de concejales de diciembre pasado, se realizaron cabildos con las comunidades en donde las organizaciones populares de base manifestaron total apoyo al presidente Nicolás Maduro.

Al culminar la movilización que se realizó en respaldo al Presidente en Caracas, Nicolás Maduro, al dirigirse a los presentes desde el “Balcón del Pueblo” en el Palacio de Miraflores, anunció la ruptura de relaciones con el Gobierno de los EEUU y le pidió a los funcionarios de ese país que abandonen Venezuela en un plazo no mayor de 72 horas.

Julio Borges

COLOMBIA PREPARA LA SEDE DEL GOBIERNO EN EL EXILIO

En esos días preparatorios de las actividades opositoras del 23 de enero en Venezuela, las autoridades del Gobierno colombiano algo “ocupadas” por el ataque de un carro-bomba a unas instalaciones militares en Bogotá, cuya autoría el diputado Julio Borges atribuyó irresponsablemente al Gobierno venezolano, se preparaban para “recibir” al presidente en el exilio, Juan Guaidó. Suelen preguntar los colombianos: ¿Y cómo así? Se comenta que luego de su “autoproclamación” la familia de Juan Guaidó salió con destino a Miami y que él visitó al embajador colombiano en su residencia. Algunos afirman que el “gobierno en el exilio” se instalará en la vecina Colombia, donde están a buen resguardo, los magistrados del TSJ en el exilio, el diputado en el exilio, Julio Borges y Pedro Carmona “el breve”, también en el exilio. Entre exiliados te veas.

José Gregorio Rodríguez

Jotaerre577@gmail.com

 

Un comentario sobre “La trilogía de la maldad

  • el enero 25, 2019 a las 2:35 pm
    Permalink

    «…la inmensa movilización del chavismo en Caracas…» ya vemos que ud es el propio tarifado…cuatro pelagatos y la mitad obligada a ir…de paso…

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: