Las noticias falsas se retuitean con un 70% más de probabilidades que las verdaderas

Fake News

Un estudio realizado por investigadores del MIT comprueba que las ‘fake news’ se propagan mucho más rápido y llegan a muchas más personas, y quienes más las retuitean son los humanos, no los ‘bots’.

Un análisis de cómo las historias de noticias verdaderas y falsas se difunden en Twitter revela que las noticias falsas se propagan mucho más rápido y llegan a muchas más personas. En general, las falsedades tienen un 70% más de probabilidades de ser retuiteadas que la verdad. Según un estudio realizado en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), mientras que la verdad rara vez se difunde a más de 1.000 personas, el 1% superior de las cascadas de noticias falsas se difunde rutinariamente entre 1.000 y 100.000 personas.

Las redes sociales han creado un ‘boom’ en la difusión de la información, aunque se sabe poco acerca de cómo ha facilitado la difusión de información falsa. Por ello, Soroush Vosoughi y sus colegas del MIT, en Estados Unidos, analizaron la difusión de noticias reales y falsas verificadas a través de Twitter entre 2006 y 2017. Los datos que evaluaron incluyeron aproximadamente 126.000 historias tuiteadas por 3 millones de personas más de 4,5 millones de veces. Las historias fueron designadas como verdaderas o falsas en base a seis organizaciones independientes de verificación de datos que mostraron un fuerte acuerdo sobre las clasificaciones. En particular, analizaron la probabilidad de que un tuit creara una “cascada” de retuits.

Además, al utilizar los autores un algoritmo para eliminar los bots de su análisis, los resultados sugerían que los humanos tienen un papel más importante que los robots en la difusión de noticias falsas.

Según explican Vosoughi y sus colegas en un comunicado, la información falsa se difunde significativamente más lejos, más rápido, más profundo y más ampliamente que la verdad en todas las categorías de información. De los diversos tipos de noticias falsas, las noticias políticas fueron las más virulentas, extendiéndose a un ritmo tres veces mayor que las noticias falsas de otros temas.

Los investigadores comprobaron que los usuarios de Twitter eran más propensos a retuitear información que se consideraba “novedosa”. De hecho, las noticias falsas que se propagan rápidamente se consideran más novedosas y esa nueva información es más probable que sea retuiteada.

Al evaluar el contenido emocional de los tuits, descubrieron que las historias falsas inspiraban temor, disgusto y sorpresa en las respuestas, mientras que las historias reales inspiraban anticipación, tristeza, alegría y confianza.

Los autores señalan la necesidad de abordar la prevalencia e influencia de las noticias falsas, que definen como información inventada que imita el contenido de las noticias en la forma, pero no en el proceso o la intención de la organización.

Europa Press

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: