Las Verdades de Miguel – 660





MI COMENTARIO DE LA SEMANA. Maduro y las elecciones del 22A. Uno de los mayores errores de Chávez fue haber centralizado el liderazgo del proceso político bolivariano. Fue una equivocación imponer su férrea voluntad en una causa que ha podido tener un feliz desenlace si su dirección hubiera sido colegiada. Chávez nunca pensó que algún día dejaría el poder, o vio esa posibilidad como remota, y de allí que se sintió indispensable. Nunca ha sido sano cuando la escogencia del sucesor recae en la persona a ser sustituida. Esa es una situación propia de las monarquías o de los caudillismos. Estimo que la opción de Nicolás Maduro no habría sido nunca impugnada si hubiera tenido carácter de factor transitorio para única y exclusivamente concluir el período presidencial iniciado por Chávez en 2012. Me imagino que nadie pensó que Maduro sustituiría al jefe bolivariano per saecula saeculorum, ni que esa fuera la misión que le encargaron. Nuestra Constitución establece que el vicepresidente deberá tomar el mando del Gobierno hasta que se convoquen nuevas elecciones. Pero Chávez no sólo pidió la conclusión del mandato sino que ante un llamamiento a elecciones Maduro debería ser el candidato bolivariano: Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir el periodo, como manda la Constitución, sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable absoluta, total, es que en ese escenario que obligaría a convocar a elecciones presidenciales ustedes elijan a Nicolás Maduro como Presidente. En definitiva quiero creer que más que mandato, lo de Chávez era un llamado a mantener una rigurosa unidad de las fuerzas revolucionarias en tiempos que inequívocamente vislumbraba muy duros. No obstante, Maduro no sólo sustituyó a Chávez sino que, además, se consideró a sí mismo como el predestinado e incurrió en una práctica nociva para cualquier nación como lo es una reelección indefinida. La historia ha demostrado que la permanencia indefinida de una sola persona al frente del Gobierno de una nación no sólo cercena la posibilidad del crecimiento de generaciones políticas, sino que termina fortaleciendo la tendencia personalista y despótica, agravada con el culto a la personalidad. Dos ejemplos claros en lo concerniente a sucesiones políticas los encarnan Bolívar y Lenin; el primero nunca llegó a imponer a Sucre como su relevo, y el segundo, aun cuando también vio con buenos ojos que Trotsky lo relevara en el Gobierno, no lo mencionó públicamente. Porque tanto Bolívar como Lenin eran opuestos a la sucesiones con tinte monárquico. En el actual caso venezolano, Nicolás Maduro se equivocó presentando su reelección por cuanto, aun cuando se ha mantenido en el poder muy a pesar de la resistencia opositora, genera un amplio rechazo. Su propuesta de solucionar la crisis después de una victoria electoral ha dejado una amarga sensación en el pueblo de a pie. La unidad revolucionaria no sólo necesita mantenerse a la vista de todos, sino debe robustecerse en el ejercicio del poder con un Gobierno que llene las expectativas de la mayoría de los venezolanos. El Gobierno debe mantenerse con hechos y no con propaganda. La publicidad oficial es débil porque recurre a los desgastados recursos goebbelianos, es decir, utiliza los mismos medios a los que recurre el enemigo para el engaño. La Revolución no puede descansar sobre las figuras mesiánicas. La Revolución la encarna el ciudadano común y corriente. El pueblo venezolano no puede estar al garete de no contar con una oposición capaz de presentar alternativas viables para salir de la crisis, por lo cual el Gobierno no debería seguir alentado por la torpeza de esa oposición, durmiéndose en sus laureles. Es hora de construir lo que haya que construir y reconstruir lo que haya que reconstruir. Es tiempo de convocar a todo el país para salir de la crisis. No se trata de llamar a la unidad nacional con el puñal oculto esperando el momento oportuno para la estocada. Es tiempo de la más absoluta y transparente franqueza.

URGENTE. A la hora de escribir esta nota, el petro no ha sustituido a un solo dólar. Por lo tanto, los USD735 millones es hasta el momento una intención que se percibe. CALIFA. El mal uso de las nuevas comunicaciones puede ocasionar grandes problemas a quien incurra en un error involuntario a la hora de enviar un mensaje. ¿Sabía usted que un mensaje mal enviado mediante WhatsApp por el presidente de Pdvsa ha provocado un cisma al soltarse los demonios en la industria petrolera? Los hechos: el pasado 4F, en el cuartel de la montaña, el MG Manuel Quevedo le entregó un listado de cambios en Pdvsa a Tarek El Aissami. Al concluir le envió un mensaje cuyo destinatario era otro, que decía palabras más, palabras menos: Entregué lista de cambios y ahora sí se cae el califa. De inmediato el vicepresidente montó en cólera y se fue a un sitio cercano a un salón (usado por Chávez en vida), donde almorzaban Maduro y Diosdado Cabello, allí le notificó al Presidente lo ocurrido. Desde entonces, el MG Quevedo tiene sus días contados como presidente de Pdvsa. La pelea es a cuchillo. El sucesor propuesto es un compadre de El Aissami identificado como Ismel Romel Serrano. INVENCIONES. ¿Cierto o falso que una vez más la firma Hinterlaces vuelve a ser una pieza en el engranaje para fabricar situaciones ficticias con respecto al 22A? Hoy la opción a favor de la propuesta oficial cobra fuerza por el alto nivel de abstención provocado por la ausencia de buena parte de la oposición (MUD). PLAGIO. Mucho dinero se ha invertido en el proceso de captación de militantes correspondiente al movimiento Somos Venezuela. ¿Sabía usted que en principio esa organización fue ideada por Elías Jaua? ¿Sabía usted que la idea fue retomada por los hermanos Rodríguez, desplazando a Jaua, quien desde entonces le ha hecho la cruz al proyecto? FORZAMIENTO. El presidente Nicolás Maduro no debe insistir en presentarse en la cumbre de Lima. Intentar ir a ese evento es hacer el papel de arrocero. Si el anfitrión (el presidente peruano) le ha retirado su invitación, si Maduro arriba al aeropuerto internacional Jorge Chávez estaría haciendo un papelote con el forcejeo diplomático que genere su intento de ingresar al Perú. Particularmente no voy a donde no me quieren. IRRITACIÓN. Mucha molestia ha causado en el alto Gobierno la propuesta de Diosdado Cabello, acerca de adelantar las elecciones de la AN y celebrarlas el 22A junto con las presidenciales. TURISMO. La gira de Jorge Arreaza como canciller puede perfectamente ser encajada en un viaje de placer. Tal “muñequito de torta” de la diplomacia venezolana, pieza desgastada del ajedrez oficial, a Arreaza le ha quedado grande la Casa Amarilla. REPROBADA. De la octavita de carnaval a la eternidad de la basura. Nunca antes Caracas había mostrado un rostro tan ruinoso. No termino de entender cómo nuestros gobernantes son exitosos a la hora de organizar templetes y sean tan pésimos burócratas cuando de asear la capital se trata. Las calles capitalinas presentan un estado de completo abandono. Dios por aquí no pasó. Por lo visto Caracas continúa sin mayor suerte al escoger a sus alcaldes. Ha pasado poco tiempo para tener un resultado amplio acerca de la actual gestión de Erika Farías, pero, como van las cosas, siendo benévolo, en una calificación del 01 al 20, la alcaldesa estaría aplazada con 05. No se trata de un sentimiento de animadversión, ella viene de ser gobernadora de Cojedes, un estado que tras ser dejado por Farías en condiciones deplorables, hoy se percibe una mejora sustancial con la actual sucesora. INCAPACIDAD. Muchos se preguntan por qué Henry Falcón perdió la gobernación en Lara; pues bien, todo depende por donde usted ingresara a Barquisimeto; si venía desde Yaracuy, esa entrada a la ciudad crepuscular corresponde a la ciudad de los mantuanos larenses, ornatos tras ornatos; pero si usted viene del Zulia, entonces se va a encontrar con una depauperada población ocupando el empobrecido sur larense. Vale decir que Henry Falcón escondió el sector mayoritario donde (como decía Alí Primera) se rumia la miseria y se aleja la esperanza. Pensar que así el señor Falcón (con su nueva apariencia de predicador evangélico y un fingido discurso de adhesión al cristianismo) pretende gobernar a Venezuela. GRANERO. Otra gestión de gobierno regional que merece ser censurada es la correspondiente a Portuguesa. Allá, en un paraje de la autopista a Barinas, se puede leer: Ospino potencia. Nada más alejado de la verdad. Dejemos de lado esos rancheríos perdidos en la humareda de las fritangas y vámonos hacia la cafetalera población de Chabasquén, donde uno no se explica cómo siendo una ruta necesaria para el transporte y comercio del café muestre tal abandono. El hábitat de los pobladores de Chabasquén conforma un ejemplo de lo que es hoy el estado que otrora se conociera como el granero de Venezuela. ANDINO. El gobernador de Trujillo debería mirarse en el espejo del fracaso de varios de sus colegas cuando, hoy por hoy, esa entidad está cruzada por vías totalmente deterioradas, impropias de un estado que en corto tiempo debería ser el emporio turístico andino. Al Ejército patriota le daría pena ajena si volviera a transitar la ruta de la Campaña Admirable. Increíble la desidia apoltronada en las montañas trujillanas. ALERTA. El exministro Andrés Izarra vive ahora en Berlín, donde se le conoce como un potentado sudamericano. Izarra se marchó de Venezuela tras las denuncias que se hicieron acerca del mal manejo de fondos durante su pasantía por el Ministerio de Turismo. No falta quien haya insinuado activar la alerta roja de Interpol en contra del funcionario prófugo. PROGRAMA. El próximo domingo 25 estaré de nuevo al aire con Las Verdades de Miguel en TV, a las 10 AM en Canal-i.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: