Las Verdades de Miguel – 676




MI COMENTARIO DE LA SEMANA. La tragedia ocurrida en el marco de una fiesta para recabar fondos para una graduación escolar, deja claro el estado de desunión que vive la familia venezolana, atrapada como está en la antesala de una guerra civil sin sentido y que ahora cuenta con una beata como portaestandarte de guerra. Los luctuosos hechos a los que me refiero se desarrollaron durante la madrugada del sábado 16. Nadie ha estado tan solo como lo estuvieron los familiares de las víctimas, en medio del horror provocado por lo que había podido ser una simple escaramuza entre liceístas y terminó con un resultado dantesco, en un país cuyos enemigos buscan deliberadamente hundirlo en la desdicha. Por lo menos 20 personas murieron, la mayoría casi púberes, y decenas de heridos luego que alguien detonó una lacrimógena en un inadecuado salón de fiestas donde no cabía una aguja. En una delirante carrera buscando una salida de escape, las víctimas quedaron aplastadas contra las puertas cerradas del Club de los Cotorros, en una calle de El Paraíso próxima a la autopista Francisco Fajardo (sentido este). En la alborada, con el alcohol intoxicando almas, con unas cuatro centenas de muchachos moviéndose al ritmo del reggaetón se presentó una pelea y uno de ellos activó la bomba. Después la televisión informó escuetamente sobre lo acontecido y hasta ahora no se ha divulgado ni una sola imagen sobre la tragedia y poco se conoce de escenas que quedaron ahogadas entre los gritos de la muchedumbre, cuando se impuso el pánico, cayendo bajo el tropel de quienes presas del espanto y la angustia corrieron en todas las direcciones. Me pregunto, ¿dónde estaban los padres de los adolescentes fallecidos? ¿Por qué se permitió que los jovencitos, de ambos sexos, consumieran alcohol y drogas a su antojo? ¿Por qué la ausencia de todo control por parte del Estado? Lo más increíble fue que tan pronto se descartó la responsabilidad de la GNB en el sitio de los acontecimientos, la tragedia dejó de ser noticia; el silencio ha sido casi unánime porque darle cobertura habría empañado el servicio religioso celebrado en el Universitario para la beatificación de una reverenda prácticamente desconocida. La fiesta juvenil trocada en tragedia no conmocionó y no llegó a eclipsar a quienes se aprestaban al evento místico del estadio. Hasta bien avanzado el tiempo nadie salió a reconfortar a las víctimas. Hasta ahora me atrevo a decir que el incidente del Club de Los Cotorros es la más grave desgracia civil ocurrida en Caracas en lo que va de siglo.  ¿Qué se pretendía a través de las redes sociales comprometiendo a la GNB en los hechos? En contraposición de desastres similares como los ocurridos en otras latitudes, los medios de comunicación ignoraron los sucesos. Al comenzar la pelea el aire se enrareció dificultando la respiración de los asistentes y enseguida sobrevino el caos. Hoy sólo la reconstrucción de lo ocurrido puede conducir a establecer dónde está el origen del siniestro. Entendamos el final de un delito universal, aquel que nos hace aparecer a todos como responsables de la amoralidad reinante en Venezuela, esa con la cual los falsos políticos adalides pretenden borrar de la conciencia social, pero que encuentran en este cronista un antipático obligado, cuyo único rol en la Tierra es recordar lo que los otros olvidan.

ÚLTIMA HORA. De forma sorpresiva e inexplicable, acá se preparan medidas judiciales en contra de los venezolanos sancionados recientemente por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Como siempre, ese órgano no ha presentado pruebas que avalen las sanciones.  URGENTE. No es viable producir un millón de barriles más en diciembre. Otra: Destituyeron a Ismael Serrano (del grupo El Aissami) de la vicepresidencia ejecutiva de Pdvsa, se le acusa de una campaña en contra de Manuel Quevedo. PETICIONES. Sospechoso el rol jugado por Piedad Córdova llamando a votar en blanco el pasado domingo en Colombia. ¿Cierto o falso que la ex senadora complace peticiones de quienes le han permitido innumerables negociados en Venezuela? BANCOS. ¿Cuál es el origen de la inestabilidad monetaria y la inflación? En 78 años el BCV ha tenido veinte y tres presidentes, de los cuales 15 (IV República) pasaron por el cargo en 59 años, en un periodo que se caracterizó por la estabilidad monetaria y una mínima inflación;  mientras que con la V República en apenas 18 años van ocho, presentando inestabilidad monetaria e hiperinflación. RASTREADO. ¿Cierto o falso que el Sebin busca al exsuperintendente de la Criptomoneda el Petro? ESPECULADORES. Con el dólar negro cayendo, sin el menor sonrojo, Lorenzo Mendoza (manejando dólares preferenciales) anuncia una nueva exagerada e injustificable alza de precios de los productos de Empresas Polar. BIZARRO. En estos días escuché a Diosdado Cabello recomendando una película titulada Los dioses deben estar locos (The Gods Must Be Crazy); una cinta de Jamie Uys (1980). El argumento se basa en la reacción de una tribu en Botsuana cuando creen que una botella de Coca-Cola caída desde una avioneta es otro obsequio de los dioses. La ignorancia no deja de ser audaz. La película me hace pensar en los recientes cambios del Gobierno ¿Será que nuestros gobernantes se volvieron locos? Díganme si no es síntoma de perder la “chaveta” designar un mozalbete licenciado en estudios internacionales como zar de las finanzas públicas; o una arquitecta que debe estar pensando en cómo dibujar un plano del comercio exterior; o un imberbe ingeniero industrial deshojando la margarita en el BCV; o una politóloga orientando la cría de chivos en casas y apartamentos; o una socióloga de tunas y cardones documentándose sobre turismo; o un historiador estudiando la normativa legal sobre el trabajo; o un licenciado en ciencias políticas sembrando arbolitos y volando papagayos; o una ingeniera química a quien poco le faltó ahogarse con los botes de aguas blancas de Hidrocapital; o un geógrafo inventando una cartografía para encontrar los peces; o un militar designado para proteger la electricidad, burlado usualmente por los saboteadores, y por último un criminólogo pesquisando para encontrar quién mató la economía. Sin duda que la dirigencia gobernante, debe estar loca. ANZUELOS. La desinformación aportada por las encuestas maquilladas contribuye a que el Gobierno equivoque sus políticas. Ojo con las empresas de sondeo portadoras de premisas falsas, porque ellas buscan adaptar cualquier sondeo a los sectores más limitados en la opinión. Esas firmas encuestadoras y quienes la promueven se fundamentan en frases (no se sabe si también son falsas) atribuidas a Goebbels, porque limitan sus resultados sin explicaciones, convergiendo en el mismo concepto: Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad. BELLBOYS. ¿Qué pasó con el hotel Humboldt en el Guaraira Repano, lo inauguraron y así lo cerraron? ¿Cierto o falso que el bellboys se quedó esperando a los primeros huéspedes y el Presidente dejó con los crespos hechos a la primera combatiente a quien invitó públicamente a pasar una noche en ese recinto? El hotel Humboldt fue inaugurado por Pérez Jiménez después de concluirlo en apenas 199 días, lo cual contrasta con la gran cantidad de años de remodelaciones que ya alcanzan a más de 50 años. CAMPANAZOS. La prisión de Rafael Reiter alias Nadal (ex jefe de seguridad de Pdvsa) ha revelado que ni Reiter ni los otros que han pasado por ese cargo han sido ajenos al soborno, al derroche y el lujo. A partir de 1999, los distintos directores de PCP (Gerencia de Prevención y Control de Pérdidas),  entre ellos un oficial de la promoción Simón Bolívar 1975, no han estado exentos de sobornos y de vivir en medio de una ostentación y abundancia no acordes con sus ingresos. El caso de alias Nadal (contado entre los íntimos de Rafael Ramírez) no es aislado y hoy enfrenta un largo juicio en España cuyo final apunta a una extradición a los Estados Unidos, donde está acusado de lavado de dinero. DRÁCULA. El gobernador Lacava compró unos 200 autobuses de modelo descontinuado que no vienen de los montes Cárpatos de Transilvania (fueron adquiridos en los Estados Unidos “evadiendo” las sanciones en contra de Venezuela). La pregunta: ¿En esa transacción quién hace el papel de Jonathan Harker, un joven abogado inglés a quien en la obra de Bram Stoker quisieron chuparle la sangre, o en todo caso el rol del niño ofrendado por Drácula a las vampiresas para proteger a Harker? Sucintamente: ¿Quién fue la víctima del conde húngaro? AMBIDIESTROS.  En Venezuela los “hombres de negocios” son versátiles. No importa el mundo que incursionen: por ejemplo: ¿Cierto o falso que el antiguo propietario de Venoco, comprometido en el caso del maletín de Guido Alejandro Antonini Wilson, hoy prueba suerte en otro ramo del Estado como lo es la importación de alimentos? CAYAPAS. Las llamadas “operaciones Cayapas” responden a la improvisación; con ellas se pretende ocultar el fracaso. Alguien tiene que responder por el despilfarro de recursos en el Metro de Caracas. El sistema subterráneo es un auténtico retrato de una gerencia desastrosa. ¿Cierto o falso que uno de los responsables del deplorable estado del sistema es Haiman El Troudi, quien estuvo hasta el año 2015 al frente de la empresa? PROGRAMA. El próximo domingo 24 de junio estaré con mis comentarios en Las Verdades de Miguel en TV, a las 10 AM en Canal-i.

 

 

2 comentarios sobre “Las Verdades de Miguel – 676

  • el junio 26, 2018 a las 6:08 pm
    Permalink

    Ante todo un saludo al sr. Miguel, excelente comentario, el gobierno si esta claro en lo que quiere; seguir destruyendo a Venezuela locos no estan…! eso es un manual que ellos deben cumplir para seguir robando y se resumen en que ya no hay moral ni valores, lo que existe en este país es corrupción, pranato, y narcotrafico. En este país la única solución que hay es lo que hizo Lee Kuan Yew en Singapur.

    Respuesta
  • el julio 2, 2018 a las 4:03 am
    Permalink

    La verdad es que al no haber valores de ningún tipo sino más bien la imposición de un “régimen” de anarquía y caotización de la sociedad venezolana, donde priman la cultura del pranato y el malandreo en todas sus expresiones y donde la auto-victimización por parte del Gobierno se ha convertido en una especie de estandarte útil solo para reforzar la perdurabilidad de éste estado de cosas (hiperinflación, corrupción a todo nivel, bachaqueo, altos y peligrosísimos índices de criminalidad, complicidad con el “enemigo” interno, deterioro social y estructural de la nación, entre otros) sería necesaria y urgente la implementación o en todo caso el surgimiento de políticas sociales, económicas, culturales y estructurales devenidas de cabezas y voluntades verdaderamante cimentadas en una férrea concepción de democracia, de justicia, de país soberano y hasta de gobierno en el sentido estricto del término.

    Pareciera que solo a través del fuego se podrá purificar Venezuela, solo eliminando las inmundicias sociales y políticas impuestas históricamente por la inoculación del veneno de la hipocresía, la alienación, la ignorancia audaz a través de los medios y métodos que manejan las élites nacionales e internacionales se podrá llegar a vivir en una Venezuela soberana y sanamente estructurada.

    El ejemplo sirio para mi es el más explícito. Es con fuego con que se combate la inmundicia y no con consignas y “proyectos” pensados para el fracaso.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: