Las Verdades desde Trafalgar Square

El Reino Unido (UK) ha reaccionado contra la amenaza de la Unión Europea (UE) de congelar el acceso al sistema europeo de satélite “Galileo” anunciando que establecería su propio sistema de navegación de satélite si los europeos siguen poniendo obstáculos. La pelea sobre el acceso es una muestra fehaciente del antagonismo beligerante de UE para castigar a UK por osar separarse de la unión. La Comisión Europea quiere limitar el acceso a Galileo después y como consecuencia de Brexit. Se creó el sistema de Galileo como un intento de independizarse del sistema de posicionamiento global (GPS) de EEUU. Según informes periodísticos, Bruselas alberga la opinión que no se puede confiar en UK con datos confidenciales cifrados del sistema de satélite -a pesar de que mucha de la tecnología la ha desarrollado UK.

Theresa May

Theresa May, la primera ministra, piensa comisionar a la Agencia Espacial de UK para desarrollar opciones por un sistema nuevo e independiente que compita tanto a Galileo como a GPS. Y el nuevo sistema utilizaría los territorios britanicos de ultramar y dependencias de la Corona como infraestructura terrestre del sistema. Galileo las utiliza actualmente y UK a su vez contragolpea amenazando retirar las estaciones terrestres a los europeos. A cambio, el Gobierno quiere acceso completo al Galileo incluyendo a los elementos de seguridad militar para guiar los misiles británicos en caso de necesidad. Lo que más le molesta es la amenaza de quitar los servicios de emergencia y militares. De hecho, UK es el líder mundial en el desarrollo de la tecnología satélite y construye 40% de los pequeños satélites del mundo y uno de cada cuatro satélites comunicacionales. Algunas fuentes han dicho que Francia anda detrás de la movida de bloquear UK para trasladar la fábrica de partes para Galileo en Portsmouth a Francia.

UK también está investigando cómo prohibir compañías de tecnología de transferir información confidencial a Europa en caso de un bloqueo. Y Hacienda está averiguando cómo cambiar las licencias de compañías basadas en UK que se especializan en la tecnología de satélite y cifrado para parar el uso de la propiedad intelectual afuera del país.

Se calcula que para construir un sistema británico de satélite costaría 3 mil millones de libras esterlinas sobre un período de 10 años y los costos de mantenimiento cerca de 200 millones de libras por año, lo que el UK contribuye a Galileo. Y UK ha pagado 356 millones de libras hacia Galileo, o sea no es socio menor.

¿Cómo están las negociaciones de Brexit? Algunos expertos sostienen que como van las cosas UK se acerca a un escenario de no llegar a un acuerdo con los europeos, cosa que perjudicaría un tratado futuro de defensa y seguridad y relaciones aduaneras. Y falta poco tiempo.

 The Times publicó un artículo pertinente creando una corriente de opinión de que lo que más temen en la UE es un gobierno laborista de Jeremy Corbyn. UE trata de imponer medidas fuertes para asegurar políticas del libre mercado en un acuerdo final precisamente para contrarrestar el programa económico de un gobierno laborista del futuro. Lo que les preocupa a los europeos bajo un gobierno futuro laborista es la perspectiva de subsidios estatales a la industria y un regreso a la propiedad estatal en servicios clave, dañando a las compañías europeas que operan servicios públicos privatizados o utilidades como energía en UK.

En este momento los laboristas están apoyando una nueva relación aduanera con la UE a diferencia del Partido Conservador que todavía no se ha decidido o por una “asociación aduanera” o una “facilitación máxima” tecnológica, es decir sin fronteras físicas. Dentro del partido laborista algunos están tratando de mantenerse dentro del área económica europea (EEC) como Noruega para solucionar el problema aduanero y de una frontera física entre las dos Irlandas. ¡Confusión completa!

Por otra parte la Cámara de los Lores ha derrotado 14 veces el proyecto de ley de salida y así devuelve el proyecto a la Cámara de los Comunes. El poder de los Lores es limitado y solo puede opinar.

Habría que ver estas escaramuzas y parálisis dentro del contexto mundial donde la canciller de Alemania, Ángela Merkel, propone galvanizar a Europa para desconfiar de EEUU frente a la política de Trump en el Medio Oriente y el tratado con Irán. Europa no puede confiar en que EEUU la va a defender.

Una venezolana en la política británica: es Nancy Carolina Graterol Montilla, candidata por el Partido Laborista en el distrito de los ricos de Totteridge (NW de Londres). Perdió. No es concejal. Si algún lector reconoce el nombre, escríbame por favor.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: