Las verdades desde Trafalgar Square

La cola meneando el perro: El perro es el Reino Unido (UK) y la cola es Irlanda o mejor dicho, la frontera entre Irlanda del Sur (la Republica) e Irlanda del Norte (Reino Unido). Revisando esta aseveración del secretario de Estado Británico de Exterior, Boris Johnson, la revista The New Statesman opina que mientras se pudiera considerar la frontera como un asunto de menor importancia, por lo menos habría que reconocer lo importante de asegurar el flujo de comercio entre las dos partes y la decisión sigue siendo: si vale la pena mantener el sistema en su forma actual o decidir por una paridad regulatoria entre las dos Irlandas. La revista se queja que muchos de los brexiteros nunca han tomado la frontera en serio optando por acusar a los irlandeses de querer meter cocito y crear problemas.

Según una encuesta reciente 73% de britanicos piensa que las negociaciones entre UK y la Unión Europea (UE) van mal: 85% de los que quieren quedarse en UE y 71% de los que quieren salir piensan que las conversaciones son un desastre. El secretario de exterior hizo sus comentarios inflamatorios durante una cena privada con empresarios, una cena donde supuestamente se debería respetar las “reglas de la casa de Chatham”, es decir que lo que se conversa adentro no sale para fuera. Sostuvo que Brexit está siendo traicionado por la primera ministra porque ésta está llevando el país a un “arreglo que no queremos”. Teme un arreglo donde UK se queda dentro de la influencia de UE metido en la unión aduanera y sujeto al mercado único.

Y además les dijo Johnson a los asistentes de la cena privada que si fuera el presidente de EEUU, Donald Trump encabezando las negociaciones con UE habría entrado con fuerza quizás creando caos pero sacando resultados positivos.

El secretario de exterior insiste que el asunto de la frontera entre las dos Irlandas ha sido exagerado tanto por los europeos como por los irlandeses atrasando las negociaciones, ya que supuestamente hay “pocas compañías” que actualmente usan la frontera en forma regular y por eso es “increíble que estamos dejando la cola menear el perro de esa manera y permitiendo detenerse todo nuestra agenda por esa estupidez”.

Leo Varadkar

Y el primer ministro irlandés, Leo Varadkar rechazó el concepto favorecido por la primera ministra británica de un límite de tiempo para llegar a un arreglo aduanero; la famosa salvaguarda da a la Señora May un año de gracia después de la salida. Varadkar sostiene que la salvaguarda que permitir libre movimiento sobre la frontera por un tiempo determinado sólo debe expirar en el momento que haya acuerdo de comercio amplio.

Es verdad que las negociaciones entre UK y UE son un desastre y los cínicos alegan que las negociaciones en los últimos meses se realizan en el seno del partido conservador ya que la primera ministra se ha ocupado su tiempo tratando de concertar acuerdos con las dos alas de su partido: los que quieren salir (los brexiteros) y los quieren quedar dentro de UE (los remainers). Estos últimos se han puesto más atrevidos proponiendo otro referéndum o tratando de asegurar un “voto significante” en el parlamento para aceptar o no el acuerdo final. La Sra. May anda como prisionera de las dos alas confirmando la impresión a los europeos de estar indecisa y débil. Mas así porque no puede controlar su gabinete; en circunstancias normales un primer ministro habría botado un disidente del gabinete pero no lo ha hecho en el caso del ministro de exterior, el Sr. Johnson por temer provocar una elección y una victoria de la oposición.

UK y UE

Los irlandeses han creado otro problema para la señora May después del referéndum que permitió el aborto en Irlanda de Sur. Miembros de parlamento británico están apoyando y tratando de obligar a la primera ministra de pasar legislación permitiendo el aborto en Irlanda del Norte (la parte británica). Como no hay una Asamblea Legislativa en el norte por problemas entre los dos partidos principales, entonces le toca al parlamento de Westminster decidir. Por supuesto una de las primeras tareas del gobierno británico para superar el problema es reunir las dos partes: el partido de los republicanos y el de los unionistas de formar una nueva asamblea legislativa para que ellos y no Westminster resuelven el problema del aborto opuesto por el partido dominante de los protestantes en el norte.

Impresionante la presencia de los suramericanos en las canchas de la Copa Mundial. Cuando jugó Argentina para clasificar, la mayoría de los espectadores cargaban los colores albiceleste y en el juego de Colombia-Senegal dominaba le color amarillo. ¡Hay billete!

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: