Las verdades desde Trafalgar Square

UK, ¿poder militar global? Theresa May, la primera ministra británica, está asediada por fuerzas contrarias dentro de su propio partido, no sólo por la salida del Reino Unido (UK) de la Unión Europea (Brexit) sino también por cabales de otra índole. Gavin Williamson, el secretario de Estado de Defensa, se ha alzado contra la primera ministra para conseguir más recursos financieros para los militares y alzar su perfil de futuro líder.

La primera ministra le pidió al Sr. Williamson que justifique el rol del UK como un poder militar de “primer nivel” (Tier One). Según los entendidos, primer nivel significa tener la capacidad de emplear el full-espectro de ciberfuerza, y fuerzas convencionales y nucleares en cualquier parte del mundo. El Gobierno en este momento finaliza un debate acerca de la defensa de la nación para presentar un programa en la cumbre de OTAN. Parece que hayan áreas donde la Armada, el Ejército, y la Fuerza Aérea Real (RAF) presentan debilidades significantes que costarían mucho más de un extra de 2 mil millones de libras esterlinas al año. Filtró una información del secretario jactándose a los jefes militares britanicos que él elevó a la primera ministra adonde está hoy y que fácilmente podría sacarla también.

Hay muchos conservadores en favor de erigir el poder militar británico a primer nivel y que temen más recortes en las FFAA. Argumentan que como el Gobierno ha metido más plata en el Sistema Nacional de Salud (NHS) debería hacer lo mismo para la defensa nacional.

Max Hastings

Max Hastings, periodista e historiador militar de derecha, cree que es tiempo de decir unas verdades sobre la defensa nacional y mientras apoye al secretario de Defensa exigiendo dinero para más tropas se opone al derroche de mil millones de libras en barcos inferiores y el submarino nuclear (Trident). Opina que la mayoría de los jóvenes británicos muestran poco interés en las FFAA y habrá que convencerles de la validez de cualquier guerra en cualquier parte del mundo. Entre las razones para aumentar el financiamiento están: el peligro del terrorismo internacional y la amenaza de Rusia. El escritor resalta anomalías como la de llenar los regimientos escoceses sin reclutas nacionales con gente de las Islas Fiji o mantener el famoso regimiento de los Gurkhas de Nepal a pesar de los elevados costos de infraestructura y apoyo a las familias de los soldados. Además los aviones F-35 comprados de EEUU tienen sus fallas. Hastings no está de acuerdo con ministros “recitando la mantra cansona” sobre lo bueno de la fuerza élite de SAS porque en realidad esta fuerza no asusta a Rusia y China.

Sin embargo, la primera ministra acaba de recibir buenas noticias cuando supo que la compañía de BAE Systems logró ganar con contrato para construir barcos de guerra anti-submarinos para la armada australiana. Y hay posibilidad de ganar nuevos contratos también en Canadá. BAE está operando en Australia, India, Arabia Saudita, Estados Unidos y el Reino Unido.

Simon Jenkins, escribiendo en The Guardian, opina que es una ilusión pensar que el UK debería ser un poder militar global. Los militares, según él, están utilizando el proyecto con temor porque ninguna fuerza armada extranjera amenaza al UK ni hoy ni por más de medio siglo y la idea que los misiles nucleares británicos y de “alcance global” han mantenido nuestras islas intactas todo ese tiempo es mentira, igualmente es la corriente de opinión de los generales que las FFAA son una “influencia global para el bien”, reclamando una capacidad de pleno espectro y un asiento en la mesa del poder.

Boris Johnson visitó Afganistán

Condena el comentario del ex jefe militar de Defensa cuando le pidieron justificar otro 1% al presupuesto nacional; respondió porque “los americanos lo querían en su corazón de corazones” (¡¡!!). Jenkins dice en este no es seguridad sino teología… sigue dominando la tesis de que “dinero significa defensa”; es falso. La mayoría de las últimas guerras británicas han sido agresivas y no defensivas (Afganistán, Irak y Libia). Cuando el secretario de Exterior, Boris Johnson, visitó a Afganistán la semana pasada supuestamente era para comprometer otros 500 soldados a ese “guerra sin sentido y costosa” y eso no tiene nada que ver con mantener el Reino Unido seguro. Sostiene que la tensión actual con Rusia se debe en parte a la política de OTAN de empujar su frontera hacia Rusia después de 1989.

La semana pasada nueve estados europeos se acordaron organizar una fuerza de intervención militar rápida en el evento de una crisis; es la 10ª intento desde 1954.

Ultima hora: El tabloide The Sun publicó una carta del secretario estadounidense de Defensa, James Mattis, a Williamson chantajeando que Francia será el “socio de preferencia” de EEUU si UK no aumenta su presupuesto militar ya que EEUU está preocupado porque las FFAA británicas y su influencia diplomática “peligran de erosión”. Francia le ha prometido a EEUU ser un “actor global”.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: