Latinoamérica en la 2ª Guerra Mundial

Estos son los países latinoamericanos que participaron en la Segunda Guerra Mundial

El 9 de mayo pasado se cumplió el 73 aniversario del Día de la Victoria, que recuerda la rendición de la Alemania nazi. En el triunfo colaboraron muchos países de América Latina. Sputnik hace un repaso de las posiciones adoptadas en la región.

En 1939 la mayoría de los países de América Latina se adscribieron a la Declaración de Panamá, que planteaba la “neutralidad” ante el conflicto que quebrantaba la paz en Europa. Sin embargo, ante la irrupción de Estados Unidos y el ataque japonés a la base de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, la presión de Washington aumentó y muchos se posicionaron como enemigos de las fuerzas del Eje: Alemania, Italia y Japón.

Más allá de que en ese momento sólo algunos pocos países declararon la guerra, todos se vieron involucrados, ya sea por la gran contribución de materiales estratégicos, materias primas y alimentos, como por las inevitables contiendas que sucedían en los mares a escasos kilómetros de sus costas.

Aquí un resumen de la posición de los países latinoamericanos durante la Segunda Guerra Mundial:

El caso de Panamá es paradigmático: fue el primer país en declarar la guerra a Japón. Sí, leyó bien, incluso antes que Estados Unidos. Según Nonsei SGM lo hizo su presidente Ricardo Adolfo de la Guardia el mismo día del ataque, el resto de los países realizaron la declaración formal el día siguiente.

Cuba declaró a Japón como enemigo días después del ataque en Pearl Harbor y poco después declaró la guerra a los otros integrantes del Eje. La isla, gobernada por Fulgencio Batista, colaboró activamente con los aliados autorizando bases navales y aéreas en su territorio, además de ayudar en el patrullaje naval.

Durante la guerra los alemanes hundieron cinco buques cubanos, el país caribeño logró abatir a uno de sus submarinos.

La isla también tuvo una participación relevante en la exportación de grandes cantidades de azúcar hacia los países aliados.

Brasil declaró la guerra a Alemania en 1942, después de que varios submarinos nazis atacaran a la Marina Mercante brasileña, hundiendo 18 barcos que llevaban materias primas para los aliados.

Brasil comenzó a cooperar con Estados Unidos; sus aviones despegaron desde bases en tierra para sumarse al patrullaje de las costas. En diciembre de ese mismo año el país puso a su Armada a disposición de la Marina estadounidense.

Brasil fue el país latino que más tropas aportó a la guerra en Europa, enviando 30.000 hombres al frente en Italia. Murieron casi 2.000 a lo largo de toda la guerra, 607 de ellos eran civiles.

En 1942 México se vio obligado a endurecer su posición frente al Eje y declaró la guerra ante el ataque de los nazis a sus navíos petroleros. El país participó activamente con el envío de una tropa de aviación que los estadounidenses comandaron.

Colombia rompió relaciones con el Eje en 1941, y el 26 de noviembre de 1943 declaró la guerra a Alemania por los reiterados ataques que habían sufrido sus barcos por parte de submarinos alemanes en el Caribe, se lee en Nonsei SGM. Pero aclaran, Colombia nunca llegó a unirse oficialmente a la guerra contra el Imperio Japonés.

Argentina Durante todo el período, de 1930 a 1945, la República Argentina mantuvo una política poco cooperativa a los intereses de Estados Unidos y sus aliados y con declarada simpatía por Alemania e Italia, permitiendo el accionar de los medios de espionaje del Eje en el país y, hacia el fin de la contienda aceptó la presencia de refugiados y criminales de guerra nazis.

A causa del bloqueo de todo el comercio marítimo a los países del Eje, Argentina continuó comerciando con Estados Unidos y sus aliados, en especial Inglaterra, que dependía de los suministros de carne que llegaban de la Argentina para alimentar a su población.

El Gobierno argentino se vio obligado a romper relaciones con los países del Eje sólo en enero de 1944 y les declaró la guerra en marzo de 1945. A pesar de tratarse de un país neutral, en los primeros años de la guerra un grupo de aviadores argentinos se alistaron como voluntarios en la Royal Air Force británica, dando lugar al 164º Escuadrón de la RAF de voluntarios argentinos, el cual combatió en el norte de Francia y Bélgica. Se presentaron 776 argentinos voluntarios en las fuerzas aéreas de Gran Bretaña, Canadá y Sudáfrica. Se estima que unos 4.000 argentinos combatieron durante la II Guerra Mundial como voluntarios de los aliados.

El rol que tuvo Venezuela fue clave: era el principal proveedor de petróleo de los Estados Unidos. Tras Pearl Harbor el Gobierno de Isaías Medina Angarita decidió congelar los fondos de todos los ciudadanos que tenían nacionalidad de los países del Eje y con la ayuda estadounidense implementó defensas en sus pozos petrolíferos ante una posible invasión alemana.

En 1942 dos tanqueros venezolanos fueron torpedeados y hundidos por los nazis, el hecho no generó la declaración de guerra, pero sí el fortalecimiento de la cooperación con Estados Unidos. De este modo se autorizó la utilización temporal de bases militares venezolanas por el Ejército y la Armada del país del Norte.

Finalmente en 1945 Venezuela entró en guerra.

Al igual que sucedió con Argentina, en Uruguay la guerra significó un impulso positivo para la economía; se intensificaron las exportaciones de productos agropecuarios (especialmente famoso fue el ‘corned beef’, una carne enlatada) para abastecer a los contendientes y esto generó un gran ingreso de divisas y cierta reindustrialización.

Durante la contienda el Gobierno uruguayo intentó mantener máxima neutralidad; pero en 1945 le declaró la guerra a Alemania y Japón.

El último país en entrar en la guerra fue Chile. Este país, a pesar de girar en la órbita de influencia norteamericana más directa, mantuvo una posición de neutralidad a lo largo de casi todo el desarrollo del conflicto mundial. No obstante, cuando la derrota del Eje estaba casi consumada, debido a presiones internacionales, Chile se hizo parte de los aliados y terminó declarándole la guerra a Alemania, Italia y Japón a fines de 1945.

Es preciso señalar que sólo participó de forma diplomática en la guerra pues no envió tropas a los campos de batalla.

NR

Un comentario sobre “Latinoamérica en la 2ª Guerra Mundial

  • el agosto 29, 2018 a las 12:25 pm
    Permalink

    El escuadrón 164 “Argentine British” de la RAF no estaba formado por argentinos. Eso es un mito moderno. Como mínimo el 90% de los pilotos que pasó por ese escuadrón en 1942-1945no tenía nada que ver con Argentina. Los argentinos parece que fuieron 4, y no coincidieron más de 2 a la vez: Sheward y Bridger, Greene y Brownrigg. Era un “donation squadron” apadrinado por la comunidad británico-argentina, como el escuadrón 263 “Fellowship of the Bellows-Argentina”. Google: “bill baggs 164 squadron RAF”. Google: “164 squadron RAF australian war memorial”.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: