Los supermercados se llenan, pero las neveras siguen vacías

La liberalización de los precios ha acabado con el mercado negro de alimentos y productos básicos. Pero a un precio que la mayoría de los venezolanos no se puede permitir

Estantes llenos, con productos nacionales que hacía años que no se veían en Venezuela. La foto fija de un supermercado de Caracas hoy está lejos de aquella con anaqueles vacíos o con colas de un solo producto. La vista gorda del Gobierno para que las empresas marquen precios libremente a productos que antes estaban regulados ha creado un efecto bola de nieve por el que (casi) ha desaparecido el mercado negro de bienes de primera necesidad. Los mercados se han llenado de productos, pero a precios que un salario mínimo venezolano no puede soportar.

Hace apenas un año, conseguir un indispensable en la despensa venezolana como la harina de maíz precocida, arroz, pasta o detergente era una labor titánica. Imposible la mayoría de las veces, a no ser que se recurriera a los llamados “bachaqueros». Todavía hay cosas que se han dado por perdidas, como toallas sanitarias, desodorantes, jabones, detergentes…

Era una práctica común que, si se encontraba alguna de estas ‘joyas’, se avisara automáticamente a familiares y amigos: «Encontré harina de maíz. Quién quiere». Y con la misma rapidez que el producto llegaba a los estantes, volaba. También era común que se formaran largas colas cuando se corría la voz de que en algún lugar iba a «llegar algo a precio regulado».

En un mismo estante reposan montones de harina de maíz de varias marcas, arroz y pasta. Y no hay un revuelo alrededor, una muchedumbre peleando por conseguirlas, una cola.

El motivo por el que no vuelen son los precios, que parecen haberse liberado. Si antes un kilo de harina costaba -a precio regulado por el Gobierno- (por decirlo en términos de moneda extranjera) era el equivalente a 5 céntimos de euro, ahora cuesta alrededor de un euro o dos. Aunque para países extranjeros luce como un precio normal, meter en el carrito de la compra una cosa de ese estante equivale a gastar la mitad de un salario mínimo.

Una serie de ajustes en la economía por parte del gobierno de Nicolás Maduro están detrás. «Desde septiembre hizo planes económicos, pero con más fuerza desde enero. Un plan muy controlado y encapsulado en la lógica del gabinete económico, pero son elementos diferentes: recortar gasto público, dependiendo cada vez menos de monetizar el déficit con bolívares del Banco Central, despenalizar el mercado cambiario, permitir la liberación de precios de productos», explica Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica.

Aunque en el tema de la liberación de precios explica que ha sido algo más informal: «Es un dejar hacer, no ha habido ley que derogue la Ley de Precios Justos, pero pareciera que el Gobierno ha decidido a conciencia no aplicarla. Lo que lleva a pensar que esto puede cambiar de un momento a otro», explica el economista.

María Carolina Uzcátegui

María Carolina Uzcátegui, de Consecomercio, apunta dos motivos por el que ahora se ven los mercados llenos: la liberación de precios y la bajada en el consumo. «Permitieron a la industria poner el precio que realmente estaba asociado a los costos de producción, no algo fijado. Eso ha hecho que muchos precios se sinceraran. Muchos se conseguía a través del bachaqueo y ahora se ve en los anaqueles».

Que la gente consuma menos, explica Uzcátegui, se debe varias cosas. «En primera instancia, los precios estaban muy altos y llevó a una caída del consumo. La gente empezó a restringir la compra. Pero además, al poder acceder más fácil a las cosas, la gente dejó de comprar por bultos».

Asdrúbal Oliveros

Asdrúbal Oliveros explica que la clave es la corrección de precios. «Nadie produce a pérdida, y mucha de esa producción que no se veía en los anaqueles es porque iban al mercado ilegal, a los bachaqueros. Ahora no los hay, así que la percepción es que ves más productos. Corregiste precios y eliminaste el mercado negro».

Regulación de precios, caída de la producción, contrabando, acaparamiento y escasez eran parte de un círculo vicioso que parece haberse desarticulado. Con la regulación de precios anterior, llegó la escasez. En consecuencia, se acudía a bachaqueros para comprar productos en grandes cantidades. Así, la gente que tenía un poco de solvencia económica acaparaba productos ante la incertidumbre de no volver a encontrarlos más adelante.

«Antes se compraba un bulto de harina al mes y descalabraba el presupuesto familiar. No se compraba otra cosa. Ahora se compra un kilo y ya. Eso ha hecho que el consumo por producto disminuya y que bajen los precios, que inicialmente estaban más altos en previsión de la híperinflación», dice Uzcátegui.

Con estos ajustes de precio-consumo, hay una desaceleración de la tasa de inflación. Si al inicio del año estaba sobre el 20%, ahora está en el 5%, indica Oliveros, aunque no ha frenado tanto como para haber salido del ciclo de híperinflación actual.

«No es una verdadera recuperación, no es que el país sale adelante. Aún no existe producción nacional suficiente, tenemos pérdida del poder adquisitivo y tampoco las industrias ni los empresarios están en capacidad de adquirir más materia prima porque están descapitalizados», señala María Carolina Uzcátegui.

Según el informe mensual de CENDAS (Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros), para comprar la Canasta Alimentaria Familiar para cinco personas, en el mes de mayo eran necesarios 63,8 salarios mínimos, más de dos salarios mínimos al día. El salario mínimo mensual son 40.000 bolívares. Así que, aunque los supermercados estén llenos, las neveras de la mayoría de los venezolanos siguen vacías.

Alicia Hernández

2 comentarios sobre “Los supermercados se llenan, pero las neveras siguen vacías

  • el agosto 24, 2019 a las 12:26 am
    Permalink

    ESE ASUNTO DE LOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS Y UTILES DE ASEO SON EL TEMA DE CONVERSACIÓN EN LAS COLAS MIENTRAS ESPERAMOS POR HORAS PODER LLEGARSE HASTA EL CAJERO DEL BANCO DONDE MI ESPOSA Y YO COBRAMOS LA MODESTA PENSIÓN DEL SEGURO SOCIAL. NO EXISTEN AUMENTOS EN EL HORIZONTE QUE AYUDE A PALIAR NUESTRAS NECESIDADES MÁS PERENTORIAS, SOMOS SOMOS DOS, Y NOS PREGUNTAMOS COMO SERA LA VISIÓN DEL TRABAJADOR CON SALARIO MÍNIMO Y SU CARGA FAMILIAR CON DOS O TRES HIJOS, DE VERDAD ES UN HÉROE ANÓNIMO PORQUE NO HA SALIDO DEL BANCO Y YA ES VICTIMA DE LOS PRECIOS SIN CONTROL DE TRANSPORTE PÚBLICO PARA IR A COBRAR, LUEGO TIENE QUE ESCOGER O COMPRA UN PAQUETE DE HARINA DE MAÍZ Y UN ROLO DE QUESO Y YA, LUEGO IRSE A PIE A SU CASA Y HACER EL MILAGRO DE MULTIPLICAR ESE PAQUETE ENTRE SU ESPOSA E HIJOS, O EL PAQUETE DE TOALLA SANITARIA PARA SU HIJA Y UN PAQUETE ARROZ PARA SAZONARLO CON POCA SAL. LANGUIDECE ESPERANDO SU CAJA DE CLAP QUE LLEGA VIOLADA Y HURTADA Y NO TIENE COMO PAGARLA Y VENDE SU VENTILADOR PARA COMÉRSELO CONVERTIDO EN UN MODESTO ALMUERZO. CREMA DENTAL?, DESODORANTE?, JABÓN AZUL PARA LA ROPA Y BAÑARSE? BIEN LEJOS TODOS EN LA FAMILIA ANDAN CON VIOLÍN QUE YA NO MOLESTA EN EL AUTO BUS A NADIE PORQUE LA GRAN MAYORÍA ANDA IGUAL, LA ROPA CON OLOR A COQUILLO Y LA CARIES COMIENZA A AGREDIR A TODOS. MIENTRAS TANTO LOS ANAQUELES DE LOS NEGOCIOS LLENOS PERO CON PRECIOS VILES Y LOS BACHAQUEROS FELICES VENDIENDO PRODUCTOS DEL CLAP, ANTE UN SUNDDE INEXISTENTE Y GUARDIAS NACIONALES O CÓMPLICES O PENDEJOS. Y NO SE DIGA DE VÍA CRUCIS PARA OBTENER QUE PDVSA GAS LO ATIENDA, AQUÍ EN MARACAY POR EJEMPLO, LOS GERENTES DEL CONTROL DEL LLENADO Y LA DISTRIBUCIÓN SON DOS CORONELES, PRESUMO QUE CON ESE GRADO TIENEN SU CURSO DE ESTADO MAYOR, INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS PARA LA DEFENSA NACIONAL ETC ETC Y LOS AGARRÓ EL PRINCIPIO DE PETER ES DECIR LLEGARON A SU LIMITE DE COMPETENCIA CON EL CARGO MENCIONADO PORQUE LOS CAMIONES NO LLEGAN AL USUARIO QUE SOLICITA EN LA OFICINA RESPECTIVA ESE SERVICIO, SIN EMBARGO SURGEN POR TODOS LADOS VENDEDORES DE GAS QUE RECIBEN LAS BOMBONAS DE CUALQUIER MARCA Y AL DIA SIGUIENTE LAS ENTREGAN PUNTUALMENTE, ESO SI CUESTAN DESDE TREINTA CUATRO MIL BOLÍVARES SOBERANOS HASTA CIEN MIL DEPENDIENDO DEL TAMAÑO Y PREGUNTO: QUE CARAJO HACEN ESTOS OFICIALES QUE SE SUPONE CONTROLAN LOS LLENADEROS Y SU COMERCIALIZACIÓN QUE NO ACTÚAN CONTRA ESTOS DELINCUENTES, COMPLICIDAD O INCAPACIDAD DE ESTOS MILITARES QUE CON UN CURRICULUM VITAE ENVIDIABLE SOLO SON SIMPLES BODEGUEROS ALLÍ EN LA REDOMA DEL AVIÓN DONDE EN LA MAÑANA LUEGO DE UN AGRESIVO DISCURSO REGAÑANDO A LOS USUARIOS QUE ESTÁN EN LA COLA ESPERANDO LES VENDAN EL LLENADO DE UNA BOMBONA LUEGO DE UNA ESPERA DE HORAS PARA LOGRAR EL SERVICIO Y EL MALTRATO DISCURSIVO REPITO. AMIGOS ESTO ES SOLO UNA MUESTRA DE NUESTRO COTIDIANO MAL VIVIR, VICTIMAS DE UN DISCURSO SOBERANO DE PATRIO O MUERTE CON PAÑOS CALIENTE DE BONOS MISERABLES EN VEZ DE UN AUMENTO NECESARIO DE SUELDOS Y SALARIOS, Y VEMOS CON ASOMBRO LAS ANUNCIOS PRESIDENCIALES PARA EMPRENDER OBRAS MILLONARIAS QUE NOS HACEN PREGUNTAR DONDE CARAJO ESTA LA GUERRA ECONÓMICA INDUCIDA?. Y SE LO DICE UN CHAVISTA, REVOLUCIONARIO, SOCIALISTA, PERO INQUISIDOR Y CRITICO DE AQUELLOS QUE NO ESTÁN BIEN ORIENTADOS EN EL CUMPLIMIENTO DE SU DEBER Y QUE EN ESTE CASO ES PROVEER COMIDA A SUS CONCIUDADANOS METIENDO EN LA CÁRCEL A LOS ESPECULADORES (DIJO EL GENERAL NAPOLEÓN,EL CORSO, «EL EJERCITO CAMINA SOBRE SU ESTOMAGO) IGUAL PARAFRASEO EL PUEBLO CAMINA SOBRE SU ESTOMAGO. ESTA ES SOLO UNA PEQUEÑA PARTE DE LO QUE QUIERO EXPRESAR COMO CIUDADANO DE APIE, Y LOS AUTORIZO A PUBLICAR MI NOMBRE, CÉDULA Y CORREO PORQUE PIENSO QUE HAY QUE TENER VALOR CIVIL PARA PROTESTAR DANDO LA CARA COMO DEBE SER. COMO LO HACE EL SEÑOR MIGUEL EN SUS VERDADES.

    Respuesta
  • el septiembre 17, 2019 a las 8:01 pm
    Permalink

    Es realmente increible lo que está sucediendo en Venezuela. Cuando hay precariedad, salen los diferentes planes, la mayoria pauperrimos, para solventar las diferentes situaciones que en si no resuelven nada en lo absoluto; más bien empeoran las circunstancias. No es necesario nombrar y explicar con detalles cada caso en particular pues podria escribir un periódico completo de cada un de ellos; tal es el gas, la electricidad, el agua, los alimentos etc, etc. Pero, por citar uno, aparte de la alimentación, es el gas por ejemplo. Se han diseñados miles de soluciones para la distribucion del gas y hasta los momentos diria que por casi 20 años despues y todavia no se resuelve lo del bendito gas. Del transporte, ni se diga, Incluso hay quienes gobernando se aprovechan del momento y montan su negocio con la cuestión del transporte ; y así, miles de situaciones más. Un verdadero capitalismo de edo. Y nadie sabe ni dice nada. Todo en silencio y calma mientras el guiso se cocina. Ha resulgido una nueva clase en Vzla. La clase politico burguesa proletaria, aquello de lo cual hablaba Marx sobre la dictadura del proletario; sólo que en este País se le agrega el sector político. Eres del pueblo te metes en un consejo comunal, te anotas en el partido, te nombran jefe de ubch o de calle….. y, ya crees que puedes hacer lo que te de la gana, siempre con la misma intencion de aquel: «pogame donde hay» y ahora: «mejor voy donde hay». Luego los ves gritando «leales siempre traidores nunca» vaya forma de seguir fantabulando chupandose el pulgar de aquellos que se creen respaldados por estos. El caso es que esto no parece tener fin se ha formado un verdadero circulo vicioso de cuyo centro se ha generado un huracan terrible que está destrozando al pais economicamente. Otro ejemplo que viene al caso mas precisamente es el referido a las famosas TIENDAS CLAP; que ojala estimado amigo pudiera Ud. visitar aqui en Valencia. Los precios están por la atmósfera, super altos. Muchisimos mas caros que en cualquier mercado privado; bueno de este no se sabe si es o no es y que hay por ahi entre manos, porque los productos existentes no son de los más nacionalistas que digamos, quiero decir, productos elaborados por el pueblo, por supuestas empresas de produccion social o mixtas cuyos precios son increiblemente mas caros que los de la marca inombrable y muy conocida por la actitud de su dueño en contra de los venezolanos, que incluso tambien llenan los anaqueles de este COMECIAL LOS ALTOS PRECIOS: CLAP (Reforzado). Por ejemplo en el supermercado Bio una harina juana vale: 21075 Bss. En esta tienda clap la harina precosida doña maria o petra etc. cuesta 25700. ¿Qué tal? y asi muchas cosas mas. Esto mas bien que pais parece ser un manicomio dirigido por sus propios pacientes que, embrujados por el poder han desviado totalente la direccion de la revolucion y tergiversado su concepto plenammente. Es lamentable que la alta dirigencia del Edo. no pueda, o sepa o quiera poner coto a estos desvarios (Desigualdad, inconstancia y capricho) que estan derrumbando ideales que llegaron hacer lo maximo en Latinoamerica y el mundo. Gracias y saludos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: