Manual de las equivocaciones políticas

Un nuevo capítulo para el “Manual de las Equivocaciones Políticas” comenzamos a escribir a partir del 10 de enero del 2019. La oposición venezolana reincide en una conducta que los ha colocado en contravía de la realidad nacional, al servicio de intereses foráneos que en episodios como el reciente respaldo al comunicado del Grupo de Lima del pasado 4 de enero, los ubica al lado de quienes por años han intentado arrebatarle a Venezuela una parte importante del territorio que está en reclamación desde el siglo pasado. En este episodio repiten el “modus operandi” que desde la Asamblea Nacional han observado desde enero del 2016.

Presidente Maduro juramenta ante el TSJ

Nuevamente subestiman al presidente Nicolás Maduro, al pueblo de Venezuela y a la FANB y “pasan por bolas” el respaldo que la mayoría de los países reunidos en la ONU, le brindan al gobierno del presidente Maduro y el reconocimiento que la mayoría de las naciones del mundo ofrecen a su nuevo periodo presidencial.

Se lanzan otra vez por el atajo de la aventura y desde la jurídica y políticamente incompetente Asamblea Nacional en desacato, promueven la aprobación de una “Ley del Estatuto que rige la Transición a la democracia y el Restablecimiento de la Vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, para dirigir un fantasioso proceso que sólo existe en los ejercicios de política ficción con los que se distraen los promotores de una invasión militar por razones humanitarias.

No tienen perdón de Dios ni de los venezolanos, los líderes de Acción Democrática y de Un Nuevo Tiempo, que con su inhibición y su actitud de “laissez faire, laissez passer”, permiten que los extremistas de la oposición promuevan sanciones económicas y financieras que al “final del día” perjudican es a la inmensa mayoría de los ciudadanos.

Llegó el 10 de enero y Nicolás Maduro se juramentó ante el Tribunal Supremo de Justicia y con absoluta legitimidad democrática y legalidad constitucional ejercerá la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela en el periodo comprendido entre el año 2019 y el 2025. La oposición venezolana escribe, como dijimos al principio, un nuevo episodio que añadir a su consuetudinaria ruta de torpezas políticas para reforzar el desencanto y la frustración que padecen los ciudadanos que todavía los respaldan. Esta actuación se ha profundizado desde el 2016 pero ese remonta cuatro lustros atrás. Veamos.

Todo comenzó antes de las elecciones presidenciales del 6 de diciembre de 1.998, en las que Hugo Chávez obtuvo una contundente victoria. A partir de ese momento la oposición se empeña en equivocarse. Debemos recordar que en ese entonces quienes hoy se empeñan en satanizar el Poder Electoral, en un intento por torcer la voluntad del pueblo, convocaron elecciones parlamentarias anticipadas para elegir Senadores y Diputados el 8 de noviembre de 1998. El establecimiento político dominante se negaba a desalojar el poder y el 6 de diciembre se conoció una denuncia de José Vicente Rangel, que señalaba que el General Rubén Rojas Pérez, Comandante General del Ejército y yerno del presidente Rafael Caldera, el día de las elecciones intentó movilizar tropas militares para desconocer el triunfo de Chávez antes de que fuera proclamado por el entonces Consejo Supremo Electoral (CSE).

El año 1999 fue Constituyente, fue un periodo de “agudización de las equivocaciones de la oposición”. La factores de la “contra”  se negaron a la propuesta constituyente de Chávez y argumentaron “ad infinitum” contra ella. Al rememorar lo que dijeron entonces, nos percatamos que hoy los ya no tan jóvenes repiten la letra del discurso de esos tiempos”. Los acontecimientos de 1999 siguieron su curso y el 25 de abril de ese año cerca del 90% del electorado respaldó la iniciativa del presidente Hugo Chávez de convocar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El 25 de julio se realizaron las elecciones y curiosamente, de los 1171 candidatos que se postularon, 900 fueron opositores de Hugo Chávez. Se eligieron 128 constituyentes, el Polo Patriótico obtuvo 120 escaños, la oposición identificada como Polo Democrático obtuvo 6 constituyentistas y los autodenominados independientes alcanzaron 2 escaños en la ANC. Las comunidades indígenas estuvieron representadas por 3 constituyentes para completar los 131 representantes. Luego de cinco meses de deliberaciones en 21 Comisiones Permanentes, la ANC presentó al país una nueva constitución con el respaldo del 72% de los venezolanos que votaron “Si” por la nueva Carta Magna el 15 de diciembre de 1999. El 2000 fue el año de la relegitimación de los poderes. El 30 de julio se realizaron unas “mega elecciones”, en las que Hugo Chávez obtuvo casi el 60% del respaldo popular, en contra del 37% del candidato del “consenso opositor”, Francisco Arias Cárdenas. Las fuerzas de la revolución obtuvieron 16 de las 23 gobernaciones del país y sólo el MVR alcanzó 92 de los 165 diputados a la Asamblea Nacional. Llegó el año 2001 y las leyes habilitantes. El 13 de noviembre del 2001 el presidente Hugo Chávez, decreta 49 leyes facultado por la Ley Habilitante que le había otorgado la Asamblea Nacional en noviembre del 2000. Entre las más polémicas: la Ley de Hidrocarburos, la Ley de Tierras y Desarrollo Agrícola y la Ley de Pesca. Se desatan los “demonios” y el presidente de Fedecamaras, Pedro Carmona Estanga, convoca un paro de 12 horas para el 10 de diciembre y Carlos Ortega, de la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) lo respalda.

Comienza el año 2002 con extrema virulencia política. El 5 de marzo, los presidentes de la CTV y Fedecamaras suscriben un pacto “bautizado” por el sacerdote Luis Ugalde denominado: “Bases Para un Acuerdo Democrático”. Carlos Ortega declara ese día: “Consideramos inminente la salida del señor Chávez de la primera magistratura, por eso hoy nace este pacto con miras a un gobierno de transitoriedad”. Mostraban sus verdaderas intenciones. La CTV y Fedecamaras convocan a un paro de 24 horas para el 9 de abril, que prolongan por 48 horas y luego lo declaran indefinido. El 10 de abril en un mensaje transmitido por radio y TV; Julio Borges, Henrique Capriles, Leopoldo López y Gerardo Blyde, de Primero Justicia, exigen la renuncia del presidente Hugo Chávez y de los poderes: Legislativo, Judicial, Moral y Electoral. La CTV decide declarar el paro general indefinido y se le suma Fedecamaras y los partidos políticos de la oposición. Habían escogido el camino del “golpismo”. Los insurrectos convocan para el 11 de abril una marcha desde el Parque del Este de Caracas hasta la sede de PDVSA en Chuao y allí deciden continuar hasta Miraflores. Ese día un grupo de militares desleales consuma el golpe de estado contra Hugo Chávez. El presidente es hecho prisionero en Fuerte Tiuna, luego es trasladado a la base naval de Turiamo y finalmente es recluido en La Orchila. Se autoproclama Pedro Carmona como presidente espurio y disuelve los poderes públicos constituidos. El pueblo se vuelca a  las calles a exigir la liberación de Chávez  y en contraofensiva cívico-militar el 13 de abril se produce una extraordinaria victoria popular. Los golpistas huyen en desbandada y la madrugada del 14 de abril el presidente Chávez regresa a Miraflores. La oposición había transitado el camino de la violencia y el golpe de estado. Nuevamente se equivocaron y fueron derrotados.

Luego del golpe de estado del 11 de abril del 2002, la vocería de la oposición la asumen los militares golpistas y la entonces denominada Coordinadora Democrática (la MUD de nuestros días). El 21 de octubre de ese año con el apoyo de los medios de comunicación privados del país, se montó desde la urbanización Altamira de Caracas, una de las tragicomedias más larga y fastidiosa que se conozca en la historia de la política-ficción venezolana: El desfile de la Plaza Francia. Comenzó el pronunciamiento “por goteo” de cerca de 120 uniformados transmitido en vivo y directo en cadena por los canales de la televisión privada. Las más encopetadas damas de la high society caraqueña y del periodismo de la farándula política  desfilaban todas las tardes por el aforo del reality show a exhibir sus estrenos de temporada. Pitos y cacerolas vitoreaban a los valientes vociferantes de muy malos discursos abundantes en lugares comunes. Cayó el telón de la bufonada caraqueña. Cedió el paso el 2 de diciembre a un paro por 24 horas  convertido en indefinido convocado por Fedecamaras, al que se unieron la CTV, la nómina mayor de PDVSA y los partidos políticos de la Coordinadora Democrática. Las acciones opositoras las conducían, Carlos Fernández de Fedecamaras y Carlos Ortega de la CTV. El escenario era el mismo: la plaza Francia en Altamira, desde donde todos los días ofrecían su “parte de guerra”. Esa aventura acabó con las navidades del año 2002 y se prolongó hasta el 3 de febrero del 2003. El sabotaje petrolero causó pérdidas a la nación por más de 30 mil millones de dólares y el PIB del primer trimestre del 2003 cayó en 24.9 %. Los alzados que pedían la renuncia de Chávez nunca explicaron al país lo que había sucedido. Una carta enviada por el difunto Jorge Olavarría al empresario Gustavo Cisneros el 2 de junio del 2004 ofreció desde el propio campo opositor ofreció una reflexión poco difundida: “Durante más de sesenta días, más de 200 cuñas diarias en todos los canales privados de televisión, bombardearon a los venezolanos con mensajes de apoyo a la huelga que paralizó al país. No creo que algo semejante haya ocurrido en ninguna parte. Venevisión puso en marcha una programación de puertas abiertas a todo aquel que quisiera expresar su apoyo a la huelga”. Otro intento, una nueva victoria de la revolución bolivariana.

La oposición venezolana luego de sucesivos fracasos en su propósito de derrocar al presidente Hugo Chávez, escoge el camino del referendo revocatorio en el 2004. Luego de la derrota sufrida en este nuevo intento para “salir” de Chávez, denuncia un fraude sin pruebas para intentar desacreditar los resultados. El referendo relegitimó al presidente. Llegaron las elecciones parlamentarias del año 2005, convocaron a la abstención y se quedaron por un lustro sin representación parlamentaria. Se reagruparon y “tácticamente” escogieron el camino electoral y  respaldaron la candidatura presidencial de Manuel Rosales en diciembre del 2006 y luego de una contundente victoria de Hugo Chávez, se repliegan, se reencuentran y logran una “pírrica” ventaja en el referendo constitucional del 2007. El 9 de junio del 2009 anuncian la creación de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que posteriormente legalizan como partido político en el 2012 para respaldar la candidatura presidencial de Henrique Capriles Radonski. El 7 de octubre de ese año el presidente Hugo Chávez, logra una categórica victoria con el 11%  de ventaja. Llega el terrible momento de la muerte del presidente el 5 de marzo del 2013 y el 14 de abril de ese mismo año se realizan nuevas elecciones presidenciales. Nicolás Maduro logra el triunfo y el candidato opositor, Henrique Capriles, invita a sus seguidores a “descargar su arrechera” en las calles para desconocer la victoria de Maduro. La violencia ocasiona 11 muertos y más de 60 heridos. La oposición intenta convertir las elecciones municipales de diciembre de ese año en un “plebiscito” contra Nicolás Maduro y nuevamente el “tiro le sale por la culata. El PSUV y el Polo Patriótico logran una contundente victoria alcanzando la mayoría de las alcaldías y los concejos municipales. Llega el 2014 y Leopoldo López y María Corina Machado, asumen la conducción de la oposición venezolana y convocan La Salida. El 12 de febrero de ese año se desata una ola de violencia callejera con acciones de carácter insurreccional que ocasionan más de 40 muertes y decenas de heridos alterando la paz ciudadana por más de dos meses. La Salida fue un ensayo de “Golpe Suave”, apoyado por las corporaciones mediáticas más importantes del mundo, que contó con respaldo logístico y financiero extranjero, cuyo principal objetivo era derrocar el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro. Nuevamente, fracasaron en el intento.

Henry Ramos Allup

El 9 de marzo del año 2015, el presidente Barack Obama firma una orden ejecutiva declarando una “emergencia nacional” por la amenaza “inusual y extraordinaria” que para  la seguridad nacional y la política exterior de los EEUU representa Venezuela. Desde ese momento arranca con fuerza inusitada la “guerra económica” destinada a producir malestar en la población con la mirada puesta en las elecciones parlamentarias que debían realizarse a finales de año. El acaparamiento, la escasez, la especulación y el “bachaqueo” agobian a los venezolanos y se crea un clima de angustia y desesperanza que se expresa en el resultado electoral del 6 de diciembre del 2015. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtiene una importante victoria. En enero del 2016 la MUD decide qué el diputado de AD, Henry Ramos Allup, asuma la presidencia de la AN. En su discurso de juramentación afirma que el presidente Nicolás Maduro, saldrá del poder en un plazo de seis meses. En la oposición “cuentan los pollos antes de nacer” y se desata una lucha intestina por la presidencia. Adelantan un conjunto de iniciativas políticas, contradictorias entre sí: referendo revocatorio, renuncia, abandono del cargo, declaratoria de nacionalidad colombiana del presidente Maduro, Asamblea Constituyente y elecciones generales anticipadas. Ninguna cristaliza y se produce un hecho insólito en la historia política contemporánea de nuestro país. La dirección de la oposición dilapida en menos de un año, el inmenso capital político obtenido en las elecciones de diciembre del 2015 y llega al 2017, sin política, sin liderazgo, debilitada y absolutamente fragmentada. Le corresponde presidir la AN ese año, al diputado Julio Borges. Escogen nuevamente el camino de la violencia  y entre abril y julio del 2017 asumen la “vía de la guarimba”, que deja un saldo de más de 140 muertos y cerca de mil heridos. El presidente Nicolás Maduro, en los actos con motivo de la conmemoración del día del trabajador el primero de mayo, anuncia la convocatoria de elecciones para una nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC). La oposición actuando absolutamente a la defensiva convoca un fraudulento consultivo para el 16 de julio, luego del cual quedó más debilitada y dividida que antes. Se realiza la elección de la ANC el 30 de julio del 2017, la MUD no participa y la paz vuelve a Venezuela. La revolución bolivariana se anota una nueva victoria.

El 18 de agosto del 2017 la Asamblea Nacional Constituyente en pleno ejercicio de su poder originario decide convocar las elecciones de gobernadores para el mes de octubre de ese año. La oposición realiza elecciones primarias para escoger candidatos a gobernadores el 10 de septiembre. El 11 de septiembre el CNE convoca para el 15 de octubre las elecciones regionales. La oposición participa convencida de que ganará estos comicios. Los resultados son contundentes: el Partido Socialista Unido de Venezuela y sus aliados del Gran Polo Patriótico (GPP) triunfan en 18 estados, la oposición sólo logra la victoria en  5 regiones del país y el gobernador electo del  Zulia decide no juramentarse en la ANC. Se realizan las elecciones de alcaldes el  10 de diciembre del 2017 y la repetición de las regionales del Zulia y la oposición se divide. Avanzada Progresista, Copei y el MAS acuden al proceso electoral  y el Grupo de los 4 de la MUD: Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT) y los seguidores de María Corina Machado y su Vente Venezuela no participan. El PSUV y sus aliados ganan en el Zulia y 306 alcaldías. La oposición apenas logra la victoria en 25 municipios de toda Venezuela. Al mismo tiempo, el 1 y 2 de diciembre se realiza en República Dominicana un nuevo proceso de diálogo entre el gobierno y la oposición venezolana con la participación de facilitadores internacionales y gobiernos acompañantes. Al culminar los encuentros el presidente Dominicano, Danilo Medina, anuncia “significativos avances”. Acuerdan reencontrarse el 15 de diciembre y al finalizar, el jefe de estado dominicano ratifica el logro de importantes acuerdos. Las partes convienen reanudar las conversaciones los días 11, 12 y 13 de enero del 2018 en Santo Domingo. En la fecha prevista se reanudan las conversaciones. Al culminar este nuevo periodo de reuniones las partes convocan para la firma del acuerdo definitivo el 18 de enero en Santo Domingo. La  oposición no acude a la cita y el gobierno denuncia presiones del gobierno de los EEUU. El 29 de enero, los representantes del gobierno y una dividida oposición se reencuentran en República Dominicana. El 31 de enero las partes concluyen las reuniones y acuerdan realizar consultas. El 6 de febrero, día previsto para la firma del acuerdo la oposición no asiste y el gobierno suscribe lo convenido. El 7 de febrero el presidente Nicolás Maduro, rubrica el acuerdo en Caracas. Así arrancó el año 2018: con una oposición dividida y el gobierno con la ofensiva política.

(Con gorro claro, valiente con las mujeres, aplicando violencia de género)
Este es el nuevo presidente de la Asamblea Nacional.

El 23 de enero del 2018 la Asamblea Nacional Constituyente convocó elecciones presidenciales anticipadas para el primer cuatrimestre del año 2018 y el CNE estableció el 22 de abril como fecha para su realización. Luego de reiteradas propuestas de una parte de la oposición, el Poder Electoral las reprograma para el 20 de mayo y además convoca para ese día las elecciones legislativas regionales. La oposición se divide entre el G4 de la MUD: AD, PJ, VP, UNT y Vente Venezuela, que deciden no participar y los de Avanzada Progresista, Copei, y el MAS, que postulan a Henry Falcón. También acuden al proceso, el pastor evangélico, Javier Bertucci y su “Esperanza por el Cambio” y Reinaldo Quijada. Es reelecto Nicolás Maduro, con el 67.84% de los votos, Henry Falcón obtiene un 20.93% y Javier Bertucci, alcanza un 10.82%. El PSUV y sus aliados del Polo Patriótico logran la mayoría absoluta en los 24 Consejos Legislativos Regionales. Inmediatamente después del proceso electoral el Gobierno produce un nuevo un gesto de paz y con el concurso de la ANC y del Ministerio Público, otorga  beneficios procesales a un centenar de detenidos por los hechos de violencia de años anteriores. Sin embargo, importantes dirigentes del sector reinciden en el camino de la salida anticonstitucional y actuando como operadores de los EEUU y sus aliados del Grupo de Lima y la OEA, promueven la apertura de un “canal humanitario” que facilite una intervención militar. A instancias de la ANC el CNE convoca elecciones municipales para el 9 de diciembre próximo y se repite el “cuadro” del 20 de mayo. Como en la letra del bolero de Felipe Pirela, “la historia vuelve a repetirse” y parte importante de la oposición abandona los espacios municipales.

Hoy la oposición venezolana se encuentra en su peor momento esperando que una intervención extranjera haga el trabajo que en 20 años no han podido realizar, con un personaje a quien los halagos parecen haberlo enfermado y sueña con la banda presidencial cruzando su pecho en los próximos días. Da tristeza presenciar este espectáculo. Venezuela necesita una mejor oposición.

4 comentarios sobre “Manual de las equivocaciones políticas

  • el enero 12, 2019 a las 12:46 am
    Permalink

    El 80% del artículo es un desjaste de tiempo tal tomo si escuchara una cancion fe daddy yankee vacía y monótona tienen solo una bese?? cuantos libros y escritores de socialismos existen!! Ya aburren no aportan nada es un gobierno de mss de 15 años y ustedes diempre la resumen en dos hojas con letra 14 y en arial. Ya los absorbió el sistema de descerebrados, ya son neoliberales tanto así es la influencia de china que están cometiendo los mismos errores.

    Respuesta
  • el enero 12, 2019 a las 10:37 am
    Permalink

    de verdad son unos inbeciles

    Respuesta
  • el enero 12, 2019 a las 2:30 pm
    Permalink

    Que mentiroso es las “mentiras de Miguel”. Cuando colocan a la policía con un puño en la cara, y escriben abajo, “De gorro blanco, valiente con las mujeres aplicando violencia de género”, quieren mal poner al joven de gorro blanco que seguramente es opositor, PERO RESULTA MIGUEL EL FANTASIOSO, que ese puño no es de ese joven, que su brazo derecho está por debajo, y que trata, más bien, de separar, y eso lo presumo, por la posición de su brazo, cuya manga de la franela y el mismo brazo, se pueden ver por debajo. Aah.! Y por más que te duela Miguel, el gobierno de Maduro es lo peor de la historia Venezolana, y muy seguramente, Latinoamericana, y que lo único que dejará detrás, como está dejando, será desazón, muerte, hambre, pobreza, miseria, ruinas, delincuencia, criminalidad a la N potencia, endeudamiento, basura, enfermedades, desnutrición, desperdicios, desastres ambientales, corrupción, indigencia, robos, torturas, asesinatos, drogas, familias separadas, gran parte de la población emigrada, y pare usted de contar, y si tiene dudas, salga a las calles de Venezuela por las noches y verifíquelo por usted mismo, pero no montado en una camionetota, sino caminando y mezclándose entre la gente pobre, entre la gente humilde. Si aún así no abre los ojos, sólo estaría confirmando lo que se sabe, que usted, o es un asalariado del gobierno, o es un ciego de conciencia y de razón, o es un resentido social con sed de venganza aunque eso siga costando la vida de miles de Venezolanos, o simplemente, disfruta con todo lo que están pasando los Venezolanos, lo cual lo hace ser a usted, una persona enferma. Que Dios se encargue de cobrarles lo que le corresponda.

    Respuesta
  • el enero 14, 2019 a las 4:49 pm
    Permalink

    Entiendo que es un enfoque politico, de la historia, pero no estaria demas hacer mención a la terrible gestión economica que han hecho ambos gobiernos del PSUV, primero Chavez y luego Maduro; ademas de las destrucción de todo lo que tocan, bien sea institución publica o privada.

    Lo de las fotos, es una sencilla manipulación de la percepción.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: