¡Nada es cierto hasta que se demuestre lo contrario!

A veces cuesta disfrutar el éxito de otros, casi siempre las personas terminan enfocadas en hacer juicios de valor, lo que afecta su propia identidad, quitándose la luz a través de mensajes negativos que lanzan a los demás. Les debo recordar que cada quien da lo que tiene en su corazón, cuando brillas, te destacas ante otros, cuando vendes donde otros no han podido, allí empiezas a generar oposición, te encontrarás muchos descalificativos, señalamientos, porque, casi siempre las carencias que tiene el otro las busca en ti, eso hace que se vuelva en tu contra, para generarte frustración, además, si no estás con una base sólida en tus convicciones puedes sucumbir ante ello fácilmente, por ende rendirte.

Hace algún tiempo muy lejano tuve la oportunidad de asistir a un programa de televisión, donde fui invitada para representar a la institución en la que trabajaba en ese momento, ese día me destaque más quizás que en otros escenarios, se acercaron un grupo de personas para aplaudir lo que había hecho, al mismo tiempo a bendecir un don al que no le tomaba tanta importancia, ¡hablar!, porque siempre pensé que lo mío solo era escribir, eso generó que una puerta se me abriera, puerta que más tarde se cerró rápidamente, porque ese brillo que impactó en ese momento hizo tanto ruido, que buscaron el mínimo argumento para que dejara de estar allí presente.

Como nada es cierto hasta que se demuestre lo contrario yo simplemente, en base a mi propósito de vida, respiré, seguí avanzando, porque eso no me podía frustrar, continué con más impulso; así mismo visualizando dónde quería estar, cuando de pronto se abrió la posibilidad de escribir aquí en este prestigioso periódico como columnista de bienestar y familia, así miles de puertas se me abrieron, la cual cada una tenía un letrero que decía lo siguiente: “que nada apague tu brillo, sigue, continúa, naciste para ser grande”.

Hoy le escribe alguien que se ha caído muchas veces, pero que toma un impulso más fuerte para continuar enfocada en lo que ama. Te invito a seguir dando frutos aunque algunos no florezcan, siempre piensa que naciste para cosas extraordinarias, que indiscutiblemente eres un milagro lleno de luz que debe brillar aun cuando otros intenten apagarte. “Recuerda que nada es cierto hasta que se demuestre lo contrario”.

¡Que tu éxito de hoy esté amparado bajo la gracia de Dios, porque solo allí ese éxito se convierte en una consecuencia!

Nayancy Castillo

vickivale@hotmail.com

Instagram @nayancicastillo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: