Olvidemos a Brexit por ahora

Algunos países de ALBA y PetroCaribe están bajo la lupa por el fenómeno de los llamados “pasaportes dorados”. Extranjeros adinerados pueden comprar pasaportes de las islas. Los países caribeños bajo escrutinio son: Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía, y San Cristóbal y Nieves. El periódico británico The Guardian abrió una investigación hace varios años para trazar el hilo que une compañías nuevas con clientes ricos ansiosos de comprar pasaportes. América Latina también ha sido infectada por el virus: Colombia y Panamá se ofrecen. The Guardian tilda a Christian Kalin, un ciudadano suizo, como “el rey de los pasaportes” cuya compañía Henley y Partners (H&P) ha creado toda una industria acumulando $3 mil millones aconsejando a pequeños países cómo vender pasaportes a cambio de donaciones a un fondo nacional, inversiones en propiedades o bonos gubernamentales de parte de extranjeros que pueden ser ciudadanos de un país donde nunca han vivido o quizás nunca van a vivir.

El primer cliente de H&P fue el gobierno de San Cristóbal y Nieves en 2006. En San Cristóbal se ha vendido más de 16.000 pasaportes que valen alrededor de $250.000 cada uno. Los pasaportes permiten a los nuevos ciudadanos viajar sin visa a 130 países, incluyendo el Reino Unido (UK). Las élites de dinero de Rusia, China, Uzbekistán y el medio oriente son los clientes. Los gobiernos europeos y sus agencias de seguridad están tomando nota porque temen que criminales y hombres de negocios compren pasaportes en efectivo para evadir sanciones aplicadas a sus países o impuestos en sus propios países.

Pero los periodistas descubrieron algo más siniestro: la interferencia de H&P en elecciones locales en una alianza con una compañía de minería digital llamada Cambridge Analytica (CA) y su compañía hermana que se llama Strategic Comunications Laboratories (SCL) –ver mi columna de 5 de abril, 2018–. Alexander Nix, jefe de CA ha sido desacreditado gracias a aquel reportaje de The Guardian por tratar de influenciar elecciones en varios países. Parece que se involucró en San Cristóbal y además en San Vicente y Las Granadinas apoyando candidatos de la oposición. Supuestamente H&P sugirió a los interesados en obtener pasaportes que pudieran invertir dinero en campañas electorales.

Henley & Partners ahora está extendiendo sus tentáculos porque en 2014 la isla de Malta en el mar Mediterráneo le concedió el derecho de gestionar los pasaportes y el Gobierno de Moldavia le dio un contrato en 2018. Kalin niega rotundamente que haya metido dinero de sus clientes en elecciones. En el caso de las elecciones en San Cristóbal el SCL, bajo la dirección de Nix, británico de la escuela élite de Eton, se encargó de manejar la campaña… según la investigación periodística nadie supo quien facilitaba los fondos. En el caso de San Vicente y las Granadinas SCL hizo la campaña para el candidato del Partido Democrático Nuevo (NDP). Ambas campañas se destacaron por los ataques personales.

En un informe escrito por la Organización para la Coordinación y Desarrollo Económico se señala tres países europeos que han abierto proyectos de vender residencia o ciudadanía: Malta, Mónaco y Chipre. Hasta el mismo gobierno de UK cayó en tentación ofreciendo residencia a los adinerados que deben vivir en el país dos años y pagar cierta cantidad de dinero para invertir. Malta es más popular porque la isla es miembro de la Unión Europea (UE) y significa que gente de Rusia, China y el Medio Oriente puedan vivir y trabajar en cualquier parte de UE. Desde 2014 se ha vendido ciudadanía a más de 700 personas. Según algunas organizaciones internacionales, UE ha ganado casi 100.000 nuevos residentes y 6.000 nuevos ciudadanos en la última década por medio de arreglos mal administrados con modos pocos claros y supuestamente secretos. Ahora es una pesadilla para los países occidentales obtener y compartir información porque si un nacional de UK se declara ciudadano chipriota, entonces la información sobre sus cuentas bancarias queda con Chipre en vez de la oficina de impuestos de UK.

Padre Adolfo Rojas con Hugo Chávez

Apuntes: El difunto padre Adolfo Rojas no escribió artículos a pesar de ser profesor y predicador.

Dominaba la dialéctica y el Evangelio.

Los años desconocidos de la clandestinidad.

No quiso ser párroco. Su misión: la evangelización de sectores educativos y políticos alejados del catolicismo. Amplitud increíble de los obispos de Barquisimeto hacia los curas nativos.

Posgrado en Canadá.

Fortaleció a las comunidades cristianas populares.

Después de la revolución iraní adquirió entre los amigos el apodo chistoso: “El Ayatola”.

Sentía profundamente el sufrimiento de los pobres: sin pelos en la lengua frente al gobierno que sea para defenderlos.

Fiel a sus raíces de familia obrera.

Disciplinado, espartaco

Tanta gente influenciada por él y otros que partieron por los caminos.

Amigo.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: