Parlamento recuerda bloqueo de Venezuela 1902-1903

Cuando un extranjero se establece en el Reino Unido (UK) la primera frase que aprende es “sorry”: por rozar con alguien, por llegar tarde, por adelantarse indebidamente para nombrar algunas cosas. Es parte de la cultura inglesa. En otras partes de Europa la palabra es desconocida. Aquí es una frase que funge de excusa. Un decir sin decir. No es realmente una disculpa sino una forma de tomar contacto. Alberga un poco de hipocresía, como la frase “thank you so much” tan querida de extranjeros, que significa el contrario. Un poeta ingles, Harry Mount comentó que “Boris Johnson (primer ministro británico) aprendió el antiguo arte de ser caballero ingles que es de decir ‘sorry’ todo el tiempo sin sentirlo”.

Ha sido una semana de incertidumbre a pesar de una pequeña luz de un posible acuerdo sobre Brexit. Por supuesto, se trata de Irlanda de Norte y la maldita amenaza de una frontera física. La propuesta de Johnson de tener dos fronteras fuera de lo que es la frontera física no lo acepta la Unión Europea (UE). Más claro que echarle agua.

Por televisión vi el debate sobre el discurso de la Reina iniciando el nuevo parlamento. Estaba confundido porque como el Tribunal Supremo de UK pronunció que la prórroga de parlamento por el primer ministro era ilegal, pensé que la reanudación de parlamento la semana pasada significó la continuación de la sesión. Pero no. Es una nueva sesión. El protocolo constitucional es que el primer ministro prepara el discurso para la Reina trazando las leyes que quiere pasar en la nueva sesión de parlamento. Es una ocasión solemne en la cual la Cámara de Comunes marcha a la Cámara de Lores para escuchar el discurso de la Reina en una ceremonia que remata que el poder soberano del país es la Cámara de Comunes.

Boris Johnson debate en la Cámara de Comunes

Lo que se destacó del inicio del debate en la Cámara de Comunes fue la lucha ideológica. El primer ministro insistió en defender el capitalismo y el libre mercado como la única manera de traer prosperidad económica al país y condenó los planes del Partido Laborista de pretender nacionalizar servicios vitales como los ferrocarriles, energía, postales etc. Para los conservadores un gobierno laborista significa volver a los años setenta con las huelgas y desordenes.

La otra cosa que remató Johnson es que su gobierno es unionista. O como anunció como se autoproclamó ser el flamante “ministro de la unión” que el partido conservador es el partido de UNA sola nación, (One Nation party) es decir  la unión de las supuestas cuatro naciones. Sin embargo, durante el debate varios parlamentarios insistieron en referir a la “Gran Bretaña e Irlanda del Norte”, tal como aparece en los pasaportes.  Quizás para recordar a los unionistas norirlandeses que la provincia es distinta de la Gran Bretaña.

Parece que el partido protestante norirlandés, el Partido Unionista Democrático (DUP) ha logrado mover la cola conservadora de nuevo afirmando que nunca tolerará un acuerdo que los distingue de la tierra firme de Gran Bretaña.  Con la llegada de Theresa May y Boris Johnson al poder y con la importancia de sus 10 votos en el parlamento aquel partido ha abandonado su himno de ser “único” en UK con circunstancia particulares a adoptar la línea dura que la provincia es igual que cualquier condado de Inglaterra.

Independencia de Escocia de UK

También llama la atención la falta de consideración por parte de los conservadores, muchos de ellos abandonaron la Cámara cuando el líder parlamentario del Partido Nacional Escocés (SNP) iba a dar la opinión de su partido sobre el programa del gobierno. Resulta que el SNP en este momento está en conferencia en Escocia alentado con un sondeo de opinión que sugiere que 50% de los habitantes están de acuerdo con la independencia de Escocia de UK y quieren quedarse en UE. Fue una falta de respeto hacia el tercer partido más grande de UK y los conservadores lo van a lamentar cuando haya otra elección nacional.

Jeremy Corbyn y Hugo Chávez

Al principio del debate se escoge un miembro de parlamento (MP) para proponer la moción de debatir el discurso y otro para apoyar la moción. El joven conservador escogido relató que la última vez que un MP de su circunscripción dio tal discurso inicial fue en 1903 y aludiendo a Jeremy Corbyn, líder de la oposición y amigo de Hugo Chavez contó que en aquel tiempo el MP hizo mención a Venezuela porque los británicos se juntaron con  los alemanes para poner barcos de guerra frente a los puertos venezolanos exigiendo pago de deudas a los empresarios  extranjeros. El joven se ríe cuando anotó que no hubo pérdida o daño a propiedades pertenecientes a los extranjeros. Pero los ingleses e alemanes tuvieron que retirarse con las colas entre las piernas cuando Monroe de EEUU que con garrote en mano anunció que América del Sur era su patio ahora.

A propósito las leyes propuestos por Johnson en el discurso de la Reina forman parte de su manifiesto político electoral. Con o sin acuerdo sobre Brexit habrá elecciones.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: