Paz e independencia

Esta semana está marcada por “la firma del Acuerdo de paz, entendimiento y convivencia” entre el Gobierno Bolivariano y un sector de la oposición venezolana. Los acuerdos forman parte de lo adelantado durante el llamado Proceso de Oslo, en el cual, quienes estuvieron al frente de la oposición en representación del Dip. Juan Guaidó se negaron a formalizar lo ya negociado. El testigo fue recogido por Avanzada Progresista (AP), Movimiento al Socialismo (MAS), Cambiemos y Soluciones, agrupaciones políticas que han hecho del malabarismo una habilidad para sobrevivir ante la arremetida de los bufones del Rey del Norte. Los medios de comunicación internacionales ya han calificado a este grupo de la oposición de “minoría opositora” (RCN) o “facción opositora” (CNN) en su prisa por matar al mensajero. Guaidó no ha tardado en descalificar la participación de este sector señalándola de “ilegitima”. Por Henri Falcón, fundador de AP, votaban 1.917.036 venezolanos en las pasadas elecciones presidenciales de mayo de 2018.

Avanzada Progresista AP Movimiento al Socialismo MAS Cambiemos y Soluciones

La aritmética de la oposición se acomoda de acuerdo a las circunstancias, 97.492 votos a favor de Guaidó son más legítimos que los votos sumados a Falcón contradiciendo así hasta al mismísimo Diofanto de Alejandría. Los extremos se tocan a la hora de emitir algún tipo de juicio sobre las firmas de los acuerdos de Casa Amarilla, dios los cría y ellos se juntan. Por una parte, la diputada Delsa Solorzano, desencajada en medio de la soledad, expresaba: “No nos vamos a prestar para esa marramuncia”. Y por la otra parte: “Conciliación en puertas. La impunidad gana”, expresiones de un veterano de la izquierda venezolana que mira de reojo a quien desde un autobús se abrió paso en la política venezolana. Cada frase que niega al dialogo como vía para aislar a la derecha violenta que insiste en la intervención militar a través del TIAR parece salida de los cuentos y refranes de Pedro Rimales. El Gobierno Bolivariano ha apostado sobre quienes sin inhibiciones ni complejos buscan soluciones entre las acciones llevadas desde la tradición venezolana. “Fijar las coordenadas espirituales” de la nación es un punto común entre los firmantes de los acuerdos para hacer frente a la crisis por la que atraviesa el país. Vale recordar a Mariano Picón Salas cuando afirmaba: “Pero la investigación de la verdad, la justicia y la belleza -ya lo decía Lessing- importa más al futuro humano que el triunfo efímero de los violentos y furiosos. Algunos fracasados heroicos de la Historia venezolana -Miguel José Sanz, José María Vargas, Juan Manuel Cajigal, Rafael Rangel- nos dan una lección ética equiparable a la de los mayores triunfadores”. Los acuerdos de la Casa Amarilla son el camino para un gran acuerdo nacional sustentado en dos enunciados: Paz e independencia.

LOS SOCIOS DE GUAIDÓ. Los Rastrojos surgen a raíz de la fractura del Cartel del Norte del Valle en el año de 1998. Este grupo pretendió sin éxito durante el proceso de desmovilización de los paramilitares pasar como parte de un sector de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) denominado “Rondas Campesinas Populares-RCP”. Los protagonistas de la foto publicada por el defensor de derechos humanos, Wilfredo Cañizales, son los herederos de Diego Pérez Henao, conocido como «Diego Rastrojo», uno de los fundadores de este cartel de la droga. Alberto Lobo Quintero y Jhon Jairo Durán Contreras, socios de Guaidó durante su travesía por la trocha ubicada entre Guaramito y Agua Clara en la frontera colombo-venezolana. Cañizales también ha denunciado la existencia de “casas de pique” en el Norte de Santander donde tanto como Lobo Quintero y Duran Contreras eran los responsables. Esta práctica de desmembrar los cuerpos de las personas que estos grupos marcan dentro de su territorio es un lugar común a lo largo de Colombia. Acá un relato cruento que recoge la práctica de los socios de Guaidó en suelo neogranadino: “El trabajo de Ramón fue quitarle la mano izquierda. En una mesa de madera, recuerda él, había un hacha, dos machetes y un par de cuchillos. Escogió el hacha. Para que la mano cayera al suelo tuvo que golpear con su arma unas cuatro veces la extremidad de ese joven que no paraba de suplicar a gritos que lo mataran”. Guaidó juega con fuego.

Álvaro Uribe Vélez

EL FANTASMA DE URIBE. Yair Klein, es un mercenario israelí que entreno a las bandas criminales dirigidas por Pablo Escobar y a los primeros grupos de paramilitares colombianos en el Magdalena Medio en la década de los ochenta bajo el mando de los hermanos Castaño. Un medio colombiano, WRadio, recientemente ha publicado: “Al ser preguntado sobre si ese senador era Álvaro Uribe Vélez, Yair Klein dijo: «Sí, es cierto. Él era el senador propietario de la hacienda y él pagó por ese entrenamiento. No recibí ese dinero directamente de él, sino a través de Codegan, quienes habían garantizado el pago»”. El Presidente Nicolás Maduro ha señalado a Uribe como responsable de dar la orden a Los Rastrojos de prestar ayuda y seguridad a Juan Guaidó.

TOQUE DE QUEDA. “No salgan de sus casas, ni usen sus vehículos”, es el consejo que da el presidente de Murcia, una región española afectada por las intensas lluvias que han caído sobre ese país. En Puerto Ordaz, ciudad del sur de Venezuela, la misma orden es dada por los organismos de seguridad ante la arremetida de las bandas criminales que mantienen azotadas a varios sectores de esta ciudad. Al otro extremo del país, en el estado Zulia, poblaciones como La Concepción, ubicada en el municipio Jesús Enrique Lossada, los paramilitares colombianos han tomado control de la zona.

Armando Reverón

LUZ. De una entrevista hecha por uno de los iconos del periodismo venezolano, Carmen Clemente Travieso en el año de 1946 al genio de la luz, Armando Reverón. Ante la pregunta de la periodista sobre el nombre de uno de sus cuadros, el artista responde: “Sus ojos captan el color que usted quiere darle. Por eso lo llamo “La marcha de los colores”. Todos lo miran bajo el color que quieren…”.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: