Pocos británicos saben de la Asociación de Veteranos de Palestina

Semanas atrás se anunció que la asociación iba a tener su último toque de retirada porque la mayoría de sus miembros ya están en las edades de ochenta y noventa. Todos los años se reúnen para conmemorar los 784 camaradas que murieron tratando de mantener la paz entre los árabes y los judíos entre 1945 y 1948, el año cuando se fundó el Estado de Israel.

Según The Times 90.000 hombres y mujeres británicos sirvieron en Palestina entre aquellos años y según el testimonio de varios veteranos, no les recibieron con bandas y paradas cuando regresaron a Inglaterra; más bien los “trataron como si estuvieron involucrados en algo sucio”. Parece que el Reino Unido (UK) prefirió olvidar la existencia de los soldados y regimientos que sirvieron durante aquellos años porque “reflejó una política británica desastrosa” en el medio oriente. Incluso, a diferencia de otras campañas militares, los veteranos tuvieron que aplicar por carta para recibir la medalla de servicio general. Según otro testimonio, muchos de los que fueron a servir en la Palestina de 1948 eran conscriptos y no sabían lo que les esperaba.

La Declaración de Balfour en 1917 comprometió a UK a establecer una patria judía en un país de mayoría árabe. Los árabes de Palestina se rebelaron en los años 30 y los grupos terroristas sionistas como Irgun y la Pandilla Stern lanzaron una guerrilla en los 40 para expulsar a los británicos a quienes la Liga de Naciones había dado un mandato para gobernar el país. El odio hacia los británicos era tal que aun cuando los batallones estaban embarcando para regresar a casa les disparaban.

El trabajo de los británicos que enfureció a los judíos fue la de limitar el número de judíos entrando a Palestina después de la Segunda Guerra Mundial. Sólo pudo entrar un número determinado por año pero la verdad es que muchos lograron entrar por vías marítimas clandestinas. Los soldados britanicos tuvieron que aguantar ser llamados “nazis” por los judíos en Palestina y recibir gratuitamente escupitajos. Los soldados y policías de Palestina tuvieron que prepararse para emboscadas o ataques. Imagínense el choque cultural para muchos de los jóvenes de 18 años educados en las escuelas dominicales de la Iglesia Anglicana donde les hablaban de la Tierra Santa. Sufrieron emboscadas en lugares bíblicos como Nazaret y Belén pero sin embargo muchos lograron visitar a Belén, Jerusalén y Nazaret al principio pero cuando recrudeció la violencia entre los árabes y los sionistas las tropas fueron confinadas al cuartel gran parte del tiempo.

Medalla de Servicio General Palestina

Las revelaciones son interesantes porque vienen después de un amargo debate público sobre lo que es el antisemitismo en UK y acusaciones contra el líder del partido laborista. La suerte de los conscriptos cuadra con lo que me contó un amigo relatando el testimonio de un tío estacionado en Palestina, del trato de los judíos hacia las tropas británicas y la manera como trataron a los árabes palestinos cuando lograron establecer el Estado de Israel.

Grupo Saudí de Investigación y Comercialización SRMG

Hay otra cosa de la región que preocupa a los britanicos: las payasadas de los saudís. Noticias filtran sobre lo que se podría describir como la penetración saudí en UK. The Guardian publicó un artículo resaltando un acuerdo entre el periódico británico The Independent y una compañía saudí llamada Grupo Saudí de Investigación y Comercialización (SRMG) que administrará las ediciones del periódico en el medio oriente. Personal del periódico ha expresado preocupación por la independencia editorial ya que SRMG tiene vínculos estrechos con el príncipe Mohammed bin Salman. El expresidente de la compañía lo nombraron ministro de Cultura hace varios meses. SRMG ha financiado una organización del exprimer ministro británico, Tony Blair, donando $10 millones a cambio de colaboración de Blair con el programa de modernización del reino. Dos periodistas iraníes que trabajan en la edición del idioma farsi (Irán) han renunciado por la falta de garantías de independencia editorial.

Jamal Khashoggi

Mientras tanto, en Londres un miembro de Parlamento (MP) se queja de haber recibido presiones de un jefe de inteligencia saudí para dejar de criticar a Arabia Saudí por su guerra en Yemen. El mismo lo acaban de despedir después de estropear el asesinato de Jamal Khashoggi en Estambul. El visitante informó al MP de la importancia de la inteligencia saudí para la seguridad de UK frente a Irán y el terrorismo. 50 MPs, la mayoría del partido conservador, han visitado Arabia Saudita como invitados, todo pago.

El otro día dos supuestos agentes secretos saudís atacaron a un disidente saudí en un sector pudiente de Londres, Knightbridge, y cuando lo defendió un amigo inglés, a éste le gritaron que no les importaba Londres y que la Reina Isabel era su esclava. Un comentarista inglés declaró que “nuestro comportamiento les hace a los saudís faltarnos el respeto”. Creen que el dinero compra todo. ¿Verdad o mentira?

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: