¿Por qué las mamás despiertan tan cansadas?

Una vez iniciado el proceso de gestación, una de las cosas que escuchas decir de forma recurrente es la siguiente: duerme porque ya que más nunca volverás a dormir igual, así almacenas en esos pensamientos esa declaración recibida, por ende te programas a que una vez que nazca ese niño más nunca dormirás. Resulta que ya iniciado el tercer y último trimestre de ese embarazo definitivamente ya comienzan a disminuir las horas de sueño ante la ansiedad de lo que es incierto, tomando en cuenta, si eres madre primeriza, porque ya comienzas a sentir que viene al mundo una personita que los primeros tiempos dependerá totalmente de ti, eso, sin duda, es un factor que genera la falta de sueño que finalmente se convierte en cansancio si no lo sabes lidiar. Usted que lee me preguntará, ¿es que hay algo especial que permita a las madres levantarse sin cansancio?

Evidentemente existen herramientas o mecanismos de acuerdo a la experiencia vivida durante la crianza de un niño que pueden facilitar o disminuir el cansancio de manera significativa, para permitirte disfrutar de esas pocas horas en las que dormirás.

He aquí algunas de las más importantes:

1. Una vez que acuestas a tu hijo, abrázalo y háblale al oído, exprésale tu amor primeramente, luego le manifiestas que tendrá una noche llena de paz y tranquilidad, que estarán junto a él ángeles de Dios para protegerlo, por lo tanto allí estará seguro, que se permita disfrutar del sueño plácidamente.

2. Toma una ducha de agua templada, y durante ese momento aprópiate de pensamientos de amor, de seguridad, piensa en lo sano que es tu hijo y el regalo que Dios tuvo el honor de entregarte.

3. Dale el permiso a tu ser de experimentar a través de la respiración la hermosa sensación de ser Mamá.

4. Si es posible toma un té caliente que te permita relajar aún más el cuerpo y la mente.

5. Una vez que vas a la cama siempre hazlo con la sensación de dormir toda la noche, así te levantes cada 3 horas a amamantar si es tu caso, eso influirá significativamente en la relajación de los músculos.

6. Cuando ese bebe despierta ya sea para comer, para que se le cambie el pañal, por algún dolor, entre otros factores comunes que experimentan los bebes los primeros tres (3) a seis (6) meses de vida, allí entra tu rol y manejo de esas emociones para disminuir el cansancio, así mismo ver cada acción que realizas para él, como la motivación perfecta para disfrutar esas horas sin dormir.

7. Recuerda que lo que sientes, se puede llamar energía, va a influir intrínsecamente en ese bebe, por ello lo más importante es mantener una energía serena que te permita experimentar lo más importante en tu rol como madre.

8. El amor, el abrazo, la sonrisa, el agradecimiento son acciones que influyen positivamente en la relación madre e hijo, por lo tanto es lo que va a generar la seguridad necesaria para avanzar en uno de los roles más grandes que puede experimentar una mujer: Ser mamá.

9. Repite constantemente las horas que deseas que tu bebe vaya a dormir y las horas que deseas se levante, logrando así hábitos primeramente en su espíritu, luego en su mente y finalmente en su cuerpo.

10. Ten presente que tu actitud hará la diferencia.

Recuerda qué con disciplina, perseverancia y mucho amor, podrás disfrutar ese viaje maravilloso de ser mamá.

 

¡Gracias cansancio porque te disfruto mientras te experimento, gracias porque, cuando llegas a mi cuerpo, recuerdo lo agradecida que estoy por ser mamá!

Nayancy Castillo

Vickivale1979@hotmail.com

Instagram @nayancicastillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: