R2P y el frente interno

La directiva dada, ideada por Washington para avanzar hacia una Intervención militar en Venezuela por parte de fuerzas extranjeras, busca nuevos elementos que precipiten la confrontación. Recientemente, desde este lado del Atlántico, en Colombia, Álvaro Uribe Vélez mencionaba las razones de Colombia para intervenir en Venezuela: “1) Millones de inmigrantes con limitaciones severas para atenderlos debidamente; 2) El Chavismo protege a terroristas de Colombia; 3) Obligaciones de proteger democracias y ayudar a resolver crisis humanitarias”. Del otro lado del Atlántico, en España, el eurodiputado, Javier Couso, denunciaba la defensa que hacía Antonio Ledezma de la aplicación de la “Responsabilidad para proteger (R2P)”, recordaba Couso: “La R2P se usó contra Irak y Libia… resultado: centenares de miles de muertos”. En el mismo orden de ideas, el diputado Juan Guaidó, en una entrevista concedida a la Agencia de Noticias AFP, aseveraba que no descartaba una intervención militar por parte de los EEUU, con la intención de “…salvar vidas humanas, para que no sigan muriendo niños o pacientes por falta de medicinas…”, sustentando su decisión en el “…uso de nuestra soberanía, el ejercicio de nuestras competencias, haremos lo necesario”. Bajo la tesis que maneja la oposición del “gobierno de usurpación” y el reconocimiento que países extranjeros han hecho de Guaidó como “presidente interino”, el concepto de la R2P cobra fuerza: “…sólo puede ser autorizada cuando un Estado haya fracasado manifiestamente en proteger a su población y cuando los medios pacíficos hayan demostrado ser inadecuados. En segundo lugar, la intervención bajo R2P debe proteger a las poblaciones de cuatro crímenes masivos específicos solamente”. Asumiendo la tesis de quienes promueven el Golpe de Estado, donde Guaidó es el representante del mismo y solicita la ayuda de la comunidad internacional ante un “evento extraordinario” que signifique la violación de derechos humanos catalogados de lesa humanidad. Pero el primer obstáculo para la ejecución de este plan se encuentra en la ONU, cuyo organismo no reconoce la autoridad de Juan Guaidó y el segundo obstáculo en el campo internacional lo encontraría en otro organismo subalterno de la ONU, el Consejo de Seguridad, donde no hay consenso sobre el caso Venezuela y donde además, Rusia y China, poseen poder de veto. Ante este panorama, los planes para derrocar al Gobierno Bolivariano siguen dependiendo de las condiciones internas donde la consolidación de un Frente Interno que asuma la conducción del día D por ahora conspira contra Washington.

William Contreras

¿PESCA EN RIO REVUELTO? La investigación contra un presunto articulador de las Guarimbas, de apellido Cabezas, durante el alzamiento de militares el pasado 21 de enero que terminó con el atrincheramiento de este grupo de militares en instalaciones de la GNB en el sector de Cotiza, ubicado en Caracas, provocó la detención de algunos ciudadanos presuntamente vinculados a Cabezas. En los interrogatorios en la sede del Sebín, funcionarios de este organismo insistían en que dichos detenidos comprometían la participación del ministro del Comercio William Contreras en los planes contra el Gobierno Bolivariano. ¿Bajo órdenes de quien actuaban estos funcionarios? ¿Por qué involucrar al ministro Contreras en el golpe de Estado? ¿Las mafias del bachaqueo bajo el control de funcionarios de organismos de seguridad estarán pasando factura al ministro? ¿Quién gana con el montaje de esta trama? A río revuelto, ganancia de pescadores.

Juan Guaidó en RT

LAS CIFRAS DEL BLOQUEO. “Las sanciones comenzaron hace una semana (…) no es cierto que hay un bloqueo económico…”, sentenciaba ante una entrevista al canal de televisión ruso “RT en Español”, el autoproclamado Juan Guaidó. Un estudio del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, publicó recientemente una investigación titulada “Las consecuencias económicas del boicot a Venezuela”, que detalla el escalamiento de las políticas de Washington para hacer chillar la economía venezolana a partir de la llegada a Miraflores del presidente Nicolás Maduro, da al traste con lo dicho por Guaidó. A continuación algunos fragmentos de esta investigación: “…el bloqueo financiero internacional a Venezuela desde 2013 es el principal responsable de la crisis económica. Este bloqueo supuso la pérdida de 350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios entre 2013 y 2017,…”. El informe además señala: “Desde (…) 2013, el sector público venezolano dejó de recibir en términos netos flujos que en el quinquenio 2008-2012 habían supuesto más de 95.000 millones de dólares, es decir, unos 19.000 millones de dólares anuales”. Y concluye este trabajo exponiendo: “si se suma el valor promedio anual de divisas que ya no entraron producto del bloqueo (19.200 millones), más lo que el país tuvo que pagar promedio cada año correspondiente a la deuda externa (3.300 millones), se puede concluir que la economía y la sociedad sufrió una asfixia internacional de 22.500 millones de dólares anuales producto de una estrategia deliberada internacional de aislamiento financiero”. Hagamos un ejercicio en base a estos datos ofrecidos por el CELAG y comparemos lo que desde el extranjero se ha traducido como “ayuda humanitaria”; Por un lado Pompeo, secretario de Estado de los EEUU ofrecía “20 millones de dólares”; el Gobierno de Canadá dispondrá de “casi 53 millones de dólares”; la Unión Europea aseguro, a través del comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, que destinará 20 millones de euros y finalmente, Alemania, a través de su Ministro de Asuntos Exteriores, Heiko Mass, ha prometido a Venezuela 5 millones de euros en concepto de ayuda humanitaria. Sume usted apreciado lector, compare cuanto ha perdido la República producto del bloqueo financiero versus la “ayuda humanitaria” ofrecida, saque usted sus propias conclusiones.

Calderon Berti embajador en Colombia

LA CITGO DE CALDERÓN. Monómeros Colombo Venezolanos S.A., es una Filial de Pequiven comprada a Ecopetrol y al Instituto de Fomento Industrial en el año de 2006. Monómeros es la mayor compañía de abonos, plaguicidas y químicos de uso agropecuario en el territorio colombiano. Según la Revista Dinero, en 2017 Monómeros “tuvo ingresos operacionales por $1,2 billones y el año pasado acaparó más del 20% del mercado local de abonos”. El gobierno de Duque le ha dado continuidad a los planes de Washington iniciados con la filial de Pdvsa, Citgo, en los EEUU. Duque ha emprendido las acciones para tomar por asalto la filial de Pequiven en Colombia, incluyendo los dos grandes Complejos Petroquímicos, el Simón Bolívar y el Antonio Nariño, respectivamente. Tras la estrategia está el recientemente nombrado “embajador” Humberto Calderón Berti para quien el “Fracking” “es un fetiche”. Berti, residenciado desde hace años en Colombia, se ha convertido en una pieza clave de quienes, desde la Asociación Colombiana de Petróleo, aspiran a entrar en el reparto del territorio venezolano tras la ocupación por fuerzas extranjeras del país.

Juan Guaidó ¿postulado?

GUAIDÓ, NOBEL DE LA PAZ. En círculos cercanos al autoproclamado Juan Guaidó, se maneja la idea de sumar la postulación del dirigente de Voluntad Popular a los más de 200 individuos candidatos este año al Nobel de la Paz. La propuesta contaría con el apoyo de la administración de Trump (según lo manifestado por los allegados al parlamentario) quienes cuentan con amplia influencia en la Fundación Nobel. Los promotores de la postulación ante el Comité Nobel Noruego consideran que lograr el premio sería decisivo para consolidar el liderazgo de Guaidó en un escenario que concrete el derrocamiento de Nicolás Maduro antes que se termine este año. En el 2009, Barack Obama recibía el premio Nobel de la Paz, quien durante todo el tiempo que duro al frente de la Casa Blanca mantuvo a los EEUU en continua guerra (Siria, Libia, Irak y Afganistán). Otro galardonado fue Juan Manuel Santos en el 2016, producto de los acuerdos de paz firmados con la FARC. A Santos se le atribuye la autoría de la política de los “Falsos Positivos”. Otros polémicos nobeles de la paz: Theodore Roosevelt quien impuso la “diplomacia de los cañones” y Henry Kissinger, impulsor de la guerra contra el pueblo de Vietnam y promotor del Golpe de Estado contra Salvador Allende.

El compa Felipe

redaccionverdades@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: