Racismo en el Reino Unido (UK)

Antes de la Navidad un joven futbolista negro que juega por el prestigioso equipo Manchester City, de nombre Raheen Sterling se quejó que los medios “alimentan el racismo en el fútbol”. Estaba comentando sobre un incidente que le pasó durante un juego contra Chelsea donde recibió insultos racistas de los hinchas de Chelsea cuando le tocó un córner. En el clip del incidente solo se vio al jugador sonreír frente a los insultos de los racistas. Por eso el día siguiente en una entrevista echó la culpa a los medios britanicos por fomentar el racismo y como prueba señaló a como periódicos como The Daily Mail retrataron a dos jóvenes futbolistas (de Manchester City) quienes habían comprado casas para sus mamás. El título sobre la compra del jugador negro que “gana £25.000 por semana” quien gastó 2.5 millones de libras esterlinas por una “mansión” “sin haber jugado un solo juego en la Liga Premier inglesa”. Pero al futbolista blanco el tabloide abandonó la crítica comentando sólo que compró una nueva “casa” de 2 millones para su mamá y lo felicita por “prepararse para el futuro”. Sterling (no era el joven negro mencionado) compara las dos imágenes anotando que es “inaceptable” cómo los medios manejan y tuercen las palabras. Sterling no es ajeno a la luz crítica de los tabloides: le criticaron por un tatuaje de un fusil en su pierna el año pasado. Se defendió del ataque que ocurrió dentro del marco de un debate público sobre la muerte de jóvenes, la mayoría negros, por cuchillazos. El contestó que el tatuaje tiene un significado importante para él porque dispararon y mataron a su papá en Jamaica.

En enero, un mes después de la controversia (y otros incidentes racistas contra otros futbolistas negros), el joven Sterling escribió a una víctima de racismo de 13 años después de haber recibido una carta de la abuela quejándose del abuso racial que su nieto enfrentaba. Dijo que fue sorprendida cuando el futbolista contestó enviando una carta de fuerte apoyo al muchacho quien es arquero de un equipo de jóvenes menores de catorce años de un equipo profesional de la segunda división inglesa. Según la familia del joven arquero la carta del famoso futbolista le ha dado mucha confianza al muchacho y se nota el mejoramiento en su actitud y aun en las notas escolares.

David Lammy

El tema de racismo continúa causando molestias y recriminaciones en UK. El escándalo de las revelaciones del actor irlandés Liam Neeson con tintes racistas levantó polvo. Por lo menos un futbolista negro ya jubilado lo defendió por ser “honesto” cuando confesó que buscaba cualquier negro para matarlo después de saber que a una amiga la había violado un hombre negro. La semana pasada David Lammy, un miembro de parlamento (MP) negro de una circunscripción en el norte de Londres, tildó a celebridades blancas que participan en el teletón anual de la BBC para recoger fondos para proyectos en África de “salvadores blancos”. Las personalidades visitan a países como Uganda para reportar desde orfanatos etc. tomando fotos con los niños. No le gusta al MP esa “actitud paternalista” y dice que sería mejor emplear a los africanos mismos para recoger fondos.

Stacey Dooley

La reacción del “comentario” tampoco se hizo esperar: criticaron al MP por no aceptar ir a África llamando su ataque a la pobre presentadora pelirroja en la foto cuestionada como “tóxico”. La pobre reclama a Lammy si su color blanco era el problema o su deseo de servir a la gente de África. Otros condenan a Lammy que es de origen guyanés por emplear “políticas locas de identidad” para confundir al público británico. A propósito Lammy no es izquierdista sino más bien de centro-derecha del partido laborista. La frase “identity politics” es nueva y se va a quedar.

Quería escribir sobre el racismo en el futbol cuando ocurrió el incidente del joven Sterling en noviembre pero vino el viaje a Venezuela y mis impresiones (no fueron publicadas). Después Venezuela vino a dominar las noticias en UK. La conclusión es que los medios en su gran mayoría están con Guaidó y EEUU. Sin embargo, el grupo de solidaridad Hands Off Venezuela de la Tendencia Marxista organizó un mitin de apoyo con la presencia de la embajadora venezolana.

El Partido Laborista sigue en el pantano del anti-semitismo y parece que no ha encontrado salida. Los ataques de miembros judíos y simpatizantes del estado de Israel que abandonaron el partido calan en la mentalidad pública. La comisión interna de investigación de casos de anti-semitismo carece de autoridad. Lo último es la acusación de que los líderes han obstaculizado las suspensiones de “panas”.

El partido conservador no escapa de acusaciones de discriminación pero del llamado islamafobia. Los tabloides prefieren ignorar este tipo de racismo concentrado en castigar a los laboristas por su “anti-semitismo institucional”. Según un reportaje de The Guardian, 14 miembros han sido suspendidos del partido conservador por comentarios como “eliminar los musulmanes de puestos importantes”, “oponerse a la islamización de UK”.

Patrick O´donoghue

Patrick.vheadine@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: